Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 Deportes DOMINGO 2 7 2006 ABC MUNDIAL 2006 CUARTOS DE FINAL CRISTIANO, DECISIVO U n partido de fútbol se define por detalles. Por eso, resulta interesante ver cómo se desarrolló el partido entre Inglaterra y Portugal y cómo se empezó a decantar cuando Cristiano Ronaldo pidió al árbitro que expulsase a Rooney, su compañero en el Manchester. El partido permite JAVIER IRURETA extraer conclusiones. Me parece interesante apuntar que el fútbol portugués está en auge y estas semifinales son un premio a su trabajo y a su manera de competir. El oficio y el manejo que ha mostrado Ronaldo es un reflejo del carácter ganador de este equipo. Un jugador joven, con una velocidad endiablada, que juega bien por ambas bandas y que ha madurado en el Manchester. Dentro de los jugadores jóvenes del Mundial es uno de los mejores, si no el mejor. Inglaterra no ha demostrado gran ambición. Tiene un gran medio campo, pero le falta algo para dar ese paso. Ricardo detiene el lanzamiento de Gerrard en la tanda de penaltis FOTOS: AFP Y REUTERS Ricardo para a Inglaterra El guardameta detuvo tres penaltis y clasificó a Portugal frente a un rival que jugó mejor a pesar de quedarse con diez hombres por la expulsión del incontrolable Rooney TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN Portugal, la histórica aliada política de la pérfida Albion se ha convertido en una obsesión para Inglaterra. Dos años después, los rojiverdes volvieron a eliminar a los británicos en una serie de penaltis. Lo consiguieron en los cuartos de final de la Eurocopa 2004 y ayer lo consumaron en los cuartos de final de un Mundial. Esta vez, en un partido épico de los hombres de Eriksson, que se quedaron en inferioridad numérica a la hora de partido y afrontaron la hora siguiente, incluida la prórroga, con un fútbol de contragolpe que construyó más peligro que el insulso dominio luso. Fue Ricardo, en los penaltis, quien tumbó al equipo de Beckham. Era el castigo a la tontería cometida por Rooney, que pisó a Carvalho en sus partes y dejó a sus diez compañeros para que sudaran en la segunda parte de esas dos horas de juego. Los lusos se convirtieron, desde el punto fatídico, en él único semifinalista del Mundial que no ha conquistado el máximo trofeo universal. El único conjunto que ha roto con el orden establecido. Ese que quiso romper España hasta que se topó con el savoir faire francés. Inglaterra también supo hacer, pero la expulsión de su delantero se sumó a la lesión de Beckham- -un Inglaterra Portugal 0 0 golpe en una rodilla- -y esas bajas cercenaron la superioridad impuesta hasta ese momento. Los hombres de Scolari demostraron, sin embargo, un problema: no saber cómo se gana a diez. A partir de ese momento, tuvieron el balón sin encontrar el camino para abrir la defensa enemiga. Felipao sentó a Pauleta, desaparecido en combate, y sacó a Simao para entrar por las bandas, pero ni el ex barcelonista ni Cristiano Ronaldo lo consiguieron. Figo tampoco rindió a su nivel habitual y fue igualmente sustituido. Se llegó a la prórroga con una presión latente sobre los jugadores de Scolari: no eran capaces de marcar un gol contra diez. BECKHAM, SIN CONSUELO Portugal, cuarenta años después No podían porque el descontrol mental de Rooney no hizo perder la cabeza a los ingleses. Eriksson sacó al Espárrago Crouch y el delantero trajo de cabeza a Meira y a Carvalho. Los contraataques fabricados con la potencia de Hargreaves y las paredes de Gerrard y del Espárrago pudieron sentenciar el encuentro. Unos golpes ofensivos que, en igualdad numérica, ya habían protagonizado Lampard y Rooney. La tarjeta roja obligó a sus compañeros a centrar el juego en Crouch. El tiempo extraordinario confirmó la impotencia lusa y la lucha épica de los ingleses, abanderada por Hargreaves, un Robin Hood que mereció mejor suerte. Los penaltis tuvieron que acabar con el litigio. En este capítulo había un favorito: Ricardo. El guardameta es un especialista en convertir las Inglaterra Robinson; Gary Neville, Ferdinand, Terry, Ashley Cole; Hargreaves; Beckham (Lennon, m. 52) (Carragher, m. 118) Lampard, Gerrard, Joe Cole (Crouch, m. 65) y Rooney. Portugal Ricardo; Miguel, Meira, Carvalho, Nuno Valente; Petit, Maniche, Tiago (Viana, m. 75) Figo (Postiga, m. 86) Pauleta (Simao, m. 63) y Cristiano Ronaldo. Árbitro H. Elizondo (Arg. Expulsó a Rooney (m. 62) Enseñó tarjeta amarilla a Terry, Petit, Hargreaves y Carvalho. Penaltis: 3- 1 vence Portugal. Simao: (1- 0) Lampard: para Ricardo. Viana: falla. Hargreaves: 1- 1. Petit: falla. Gerrard: para Ricardo. Postiga: 2- 1. Carragher: para Ricardo. Cristiano Ronaldo: 3- 1 para Portugal. penas máximas en alegrías. Sus tres paradas establecieron una nueva plusmarca en una fase final de un Mundial. Portugal regresaba a unas semifinales cuarenta años después del hito de aquel equipo encabezado por Eusebio, Coluna y Torres en 1966. E Inglaterra volvía a caer en su punto débil, los penaltis. Alemania la eliminó así en las semifinales del Mundial 90 y de la Eurocopa 96. Argentina lo hizo en los octavos de final de Francia 98. Y ahora, Portugal. Eriksson deja a la selección inglesa con el dolor de lo que pudo ser y Rooney no permitió que fuera. El capitán inglés se comportó como tal y al final del partido fue de compañero en compañero animándoles ante la derrota. Sin embargo, cuando alzó la mano hacia la grada para saludar a su esposa no pudo reprimir las lágrimas por la lesión que le hizo retirarse del campo y por verse apeado del Mundial.