Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2 7 2006 Economía 79 Putin garantiza por ley a Gazprom el monopolio absoluto del gas en Rusia El grupo ingresará este año 30.000 millones por ventas al extranjero b La UE y EE. UU. temen que la LA HERENCIA DE JOSKA FISCHER i me lo hubieran dicho hace dos años hubiera pensado que me tomaban el pelo. El rutilante ministro de Asuntos Exteriores alemán de la época de la guerra de Irak, el prototipo de la elegancia progresista, el gran dandi de la izquierda europea, el ilustre dirigente ecologista, el que en su juventud estuvo rozando el romántico terreno de las bombas contra el capitalismo devorador, el fustigador de la doctrina norteamericana de la guerra preventiva. Joska Fischer, ¿se acuerdan? Como ministro de Asuntos Exteriores del canciller socialdemócrata Gerhard Schroeder fue la cara más simpática del Gobierno, mantuvo al ParENRIQUE tido Verde en lo más alSERBETO to durante las dos legislaturas y cuando el canciller estaba en horas bajas, la izquierda se apoyaba en su figura, un verdadero puntal para mantener la independencia de Alemania frente a Washington. Pues bien, todo era mentira. Fischer se retira de la política para siempre y se va a vivir a Estados Unidos. ¡Toma castaña! Eso si que es coherencia. Schroeder al menos no ha ocultado nunca que es un hombre sin escrúpulos. A partir de su retirada vive de lo que le paga Vladímir Putin, (egregio demócrata, dicho sea de paso) para que defienda sus intereses energéticos en Alemania, algo que antes era lo propio de la extrema izquierda, es decir, estar a sueldo de Moscú. Pero el gasoducto del Báltico no es el KGB y Schroeder tiene muchas necesidades, que por algo le llaman el Audi porque ya va por su cuarto anillo, y eso son muchas pensiones que pagar cada mes. Y además, se queda en Alemania que ahora que la gobierna Ángela Merkel empieza a salir del hoyo. Solo les falta ganar el mundial y con esa sobredosis de optimismo la canciller puede tener alguna oportunidad de reparar algo de lo que ha dejado molido la socialdemocracia. Al menos a Schroeder hasta se le ha oído lamentarse de que fue demasiado modoso con sus reformas, a la vista del efecto que están teniendo las de Merkel. Pero lo de Joska Fischer no tiene nombre. ¿Quién no recuerda en aquellos años ochenta, el nacimiento del ecologismo como fuerza alternativa, la renovación del panorama político de la postguerra, Petra Kelly y los primeros verdes el ¿Nucleares? no, gracias el pacifismo suicida que casi estuvo a punto de prolongar unos años más la tiranía comunista. Pues ya se ve lo que queda de aquello: la industria nuclear paralizada con las consecuencias que ya conocemos; más contaminación con los hidrocarburos, el cambio climático en marcha y el petróleo cualquier día a cien euros. Petra Kelly se suicidó. Y Fischer, que ha sido el gran dirigente ecologista, el que ha llegado más alto en un puesto político, el más influyente de su generación, se va a vivir nada menos que a Estados Unidos. Éste es su legado a la posteridad. S injerencia del Estado y la excesiva dependencia de un único proveedor produzcan subidas injustificadas de los precios RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. A dos semanas de la cumbre de jefes de Estado del G- 8, que este año se celebrará por primera vez en Rusia, en la ciudad de San Petersburgo, el Kremlin se dispone a blindar el mercado del transporte y exportación de gas ruso, poniéndolo definitivamente en manos del Gazprom. Con ese fin, hace unos días la Duma (Cámara Baja del Parlamento ruso) aprobó en primera lectura un proyecto de ley que ampliará aún más el control monopolista del gigante energético. Poco después, la dirección de Gazprom anunció además que los ingresos por la exportación de gas en 2006 ascenderán a 37.000 millones de dólares (unos 30.000 millones de euros) 4.000 millones de dólares por encima de la previsión que se hizo hace tres meses. El negocio va viento en popa y a toda vela. La capitalización del grupo Gazprom, que es ya la primera compañía de gas del planeta, alcanzó en abril los 269.000 millones de dólares, superando incluso a Microsoft, y se espera que llegue hasta los 300.000 millones de dólares en los próximos años. La joya de la corona rusa, cuyo 50 de las acciones más una pertenecen al Estado, está embarcada en un trepidante proceso de expansión. En diciembre comenzaron a tenderse las tuberías del Gasoducto de Europa del Norte (NEGP) el más grande del continente. Está en proyecto la construcción de otros gasoductos y la exploración de nuevos yacimientos. Actualmente, Gazprom exporta gas a 27 países, entre ellos Alemania, Austria, Francia, Italia y Reino Unido. La empresa rusa suministra el 20 del gas que se consume en el mundo, genera el 20 de los ingresos del Estado ruso y el 8 de su Producto Interior Bruto (PIB) Cubre el 90 de la producción rusa de gas. Más del 26 del gas que consume la UE procede de Gazprom. Produce anualmente unos 540.000 millones de metros cúbicos de gas, más que EE. UU. (508.000 millones) La Unión Europea y los siete países más industrializados del mundo (Alemania, Canadá, EE. UU. Francia, Italia, Japón y Reino Unido) han pedido a Rusia de forma reiterada que ponga fin al monopolio de Gazprom y liberalice el mercado del gas. El principal tema a tratar en la Alexei Miller, presidente ejecutivo de Gazprom cumbre de San Petersburgo es el de la seguridad energética Pero Rusia y Occidente entienden de forma diametralmente opuesta cómo ha de conformarse esa seguridad. El Kremlin cree que los suministros de gas serán más fiables si se encuentran bajo el control del Estado. La Unión Europea y EE. UU. por el contrario, estiman que la injerencia del Estado y la excesiva dependencia de un único proveedor pueden conducir a subidas injustificadas de los precios. Sin embargo, independientemente de lo que se vaya a acordar en San Petersburgo, Rusia adopta ya medidas y aboca a sus socios del G- 8 a una dinámica de hechos consumados. La ley que confirma a la compañía Gazprom como el mono- AFP Gazprom exporta gas a 27 países, entre ellos Alemania, Austria, Francia, Italia y Reino Unido polio de los monopolios estará ya aprobada cuando el presidente Vladímir Putin reciba a sus invitados en la antigua capital imperial rusa. El autor de su texto, el presidente de la comisión parlamentaria de energía, Valeri Yázev, asegura que es evidente que los países occidentales, deseosos de acceder a nuestros recursos naturales y gasoductos, incrementan la presión sobre Rusia para lograr la caída de los precios en el mercado mundial Por eso, Yázev sostiene que ha sido necesario apresurarse con la aprobación de la ley en la víspera de la cumbre del G- 8 y las negociaciones entre Moscú y Washington para el ingreso de Rusia en la Organización Mundial de Comercio. Igor Shuválov, asesor de Putin, cree que entre su país y Occidente no hay la suficiente confianza. Para eso tiene que haber una dependencia mutua que no se da todavía Shuválov afirma que los compromisos se forjan con contratos a largo plazo e inversiones que contribuyan a mejorar las infraestructuras energéticas de Rusia.