Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2 7 2006 Madrid 49 En el primer día grande de descuentos de verano, muchos madrileños se fueron de compras Preciados objetos de rebajas TEXTO: CRISTINA ALONSO FOTO: JULIÁN DE DOMINGO MADRID. Unas chanclas al precio de una cajetilla de tabaco y un bañador o una gorra al mismo coste que una entrada de cine. En rebajas, cualquier madrileño con 30 euros en el bolsillo puede vestirse de verano de la cabeza a los pies, y aún le sobraría dinero para irse a tomar algo con los amigos y, si se apura, incluso para el taxi de regreso a casa. Ayer fue un día grande para la calle más comercial de toda la ciudad. Mientras que en el barrio de Chueca triunfaban las plataformas y las pestañas kilométricas, Preciados se engalanó de descuentos y carteles seductores, señuelos a la caza de consumistas intrépidos. El 50 era el porcentaje estrella en la mayoría de los escaparates, sólo superado por algún atrevido 70. El que no había colgado el cartel de rebajas era el barquillero vestido de chulapo, instalado a las puertas de El Corte Inglés. Sus barquillos de chocolate a 1,5 euros resultaban demasiado caros para los que se le acercaban, que decidían ignorar el antojo y seguir tirando de tarjeta El primer día de rebajas ofreció escenas habituales de tal conmemoración: estanterías con camisetas revueltas, desorden y prendas por el suelo, aglomeraciones en las colas, gotas de sudor en las frentes de los dependientes, cónyuges o parejas quejándose a sus respectivos del calor y del exceso de Las cifras 4.200 millones de euros facturarán los comerciantes durante las rebajas de verano, el 15 por ciento de la venta de todo el año. Del 4 al 8 por ciento crecerán las ventas en los meses de julio y agosto. 100 euros será el gasto medio por comprador. El 80 por ciento de las ventas serán artículos relacionados con la moda. Un 40 por ciento será el descuento medio por producto. En las tiendas multimarca e independientes se realizará el 34 por ciento de las ventas en rebajas. En las cadenas especializadas y franquicias, el 25 por ciento. En los hipermercados y supermercados, el 20 por ciento. En los grandes almacenes, el 15 por ciento. En las tiendas outlet (ropa de temporadas anteriores a precio rebajado) el 5 por ciento. gentío y niños perdidos, que deambulaban por las tiendas sollozando en busca de sus padres. Un vigilante de seguridad de una tienda de ropa joven se fumaba un cigarrillo a las puertas del comercio: Es un día normal. Los intentos de robo no han aumentado- -el más típico, arrancar la alarma en los probadores e intentar salir con la pren- Las rebajas han invadido la mayoría de los comercios da de la tienda sin que pite lo que sí hay son más carteristas. Por la mañana han robado dos carteras a dos chicas, a una la cogimos, pero a la otra no de ropa femenina. Una joven trabajadora de Zara, que también ha notado el descenso de clientes respecto a años anteriores, explica que la bajada de ventas el primer día de rebajas es perfectamente comprensible: Ahora somos mucho más consumistas. Antes éramos capaces de esperar a una determinada fecha para adquirir una prenda concreta, hoy día, no Esta joven, que opina que la primera operación salida también ha podido influir en este descenso, ha notado la visita de un público muy diferente al habitual: El típico de rebajas, el que revuelve y no viene a por nada en particular En apenas cien metros, muchas bocas han afirmado que las rebajas agonizan: Les doy un plazo de vida de cinco años. Acabarán dando mala imagen a las tiendas y, al no ser rentables, se buscarán otras fórmulas Quizá la marcha atrás ya haya comenzado. Camufladas entre las demás, varias tiendas de la calle no han puesto el cartel de rebajas: Decisiones del jefe, parece ser que se han pasado de moda En peligro de extinción Muchos comerciantes de Preciados coinciden en que las rebajas ya no son lo que eran, que la imagen de personas pernoctando a las puertas de los grandes almacenes para ser las primeras en adquirir las grandes gangas ha muerto, y para siempre. Sólo hace falta echar un vistazo. Sí, mucha gente, aquí siempre hay gente, pero falta lo más importante: las bolsas Los pequeños comercios suelen adelantar sus rebajas para que los grandes- -como los grupos Inditex y El Corte Inglés- -no les coman pero este año, aseguran, no ha servido para nada. Estamos vendiendo menos de la mitad que el año pasado. No hay dinero o no sé qué pasa, pero antes se te tiraban dentro de la tienda explica Federico, dependiente de una tienda