Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Internacional DOMINGO 2 7 2006 ABC El tren más elevado del mundo, inaugurado ayer entre China y Tíbet con un coste de 3.300 millones de euros y cuyo trazado llega hasta los 5.072 metros de altura, ha sido criticado por los daños ecológicos que produce El ferrocarril del cielo TEXTO: PABLO M. DÍEZ CORRESPONSAL PEKÍN. Con una rigurosa puntualidad, nada china, el tren T- 27 partió ayer a las nueve y media de la noche de la Estación del Oeste de Pekín en dirección a Lhasa, la capital del Tíbet. Auténtico prodigio de ingeniería, esta línea ferroviaria no es sólo la primera en llegar a la remota región del Himalaya, sino también la única del mundo en batir varios récords, casi todos ellos de altura y complejidad técnica. Así quedó patente en el discurso que el presidente chino, Hu Jintao, pronunció a la salida del primer convoy, que partió por la mañana de Golmud en dirección al Tíbet. Este proyecto no es sólo un magnífico hito en la historia de China, sino también un gran milagro para los ferrocarriles de todo el mundo se congratuló Hu Jintao. De los 4.000 kilómetros que separan a la capital de China del Tíbet, que serán recorridos en 48 horas, 1.142 han sido construidos en los últimos cinco años para unir Golmud con Lhasa. La mayor parte de este recorrido por el techo del mundo (960 kilómetros) serpentea a más de 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar, por lo que el tren del Tíbet atravesará el mítico paso de Kunlun (4.780 metros) y contará con el punto ferroviario más elevado del planeta al pasar por una cima de 5.072 metros de altitud. Además, el apeadero de Tanggula, a 5.068 metros, arrebatará al puerto andino de Huancayo, en Perú, el título de estación más alta de la Tierra. Embarcado en auténticos proyectos faraónicos para hacer gala de su increíble crecimiento económico y de su nuevo estatus como superpotencia, entre los que destacan la presa de las Tres Gargantas, el régimen comunista chino ha invertido 34.000 millones de yuanes (3.327 millones de euros) en este Camino al cielo como ha sido bautizado por la propaganda oficial. Dos campesinos tibetanos presencian la salida del primer tren que ayer partía de la ciudad de Lhasa en dirección a China AP Nueva línea de tren entre Tíbet y China La nueva línea ferroviaria, que se inauguró ayer y que unirá Tibet y el resto de China, será la más elevada del mundo con un recorrido de unos 960 kilómetros a 4.000 metros sobre el nivel del mar 1.142 km 1.956 km Túnel a gran altura más largo del mundo Túnel de Kunlun, que recorre 1.686 m Budong Estación ferroviaria más alta del Spring mundo: Estación Tanggula, con una altitud de 5.068 m Lhasa m 3.000 m 2.000 m 1.000 Nive Xining Golmud convoy, cada uno con capacidad para 98 personas, ofrecerán mascarillas de oxígeno bajo los asientos para ayudar a respirar a sus ocupantes, aunque no estarán presurizadas como las cabinas de los aviones, tal y como se había barajado en un primer momento. Por su parte, las ventanillas incorporarán una película protectora de los rayos solares y estarán cerradas herméticamente, impidiendo así que se arrojen desperdicios a los valiosos enclaves naturales que atraviesa el tren. mar l del E le v a c io n e s n o a e sc a la Ecologistas e independentistas En este sentido, los grupos ecologistas ya han alertado del fuerte impacto medioambiental que tendrá el ferrocarril, sobre todo en la reserva de antílopes tibetanos de Hoh Xil. El Gobierno chino niega tales denuncias y esgrime los 2.000 millones de yuanes (195 millones de euros) invertidos en la protección del entorno y en la construcción de pasos bajo las vías para los animales de tan frágil ecosistema. El tren al Tíbet también ha encontrado detractores entre los defensores de la independencia de esta región, invadida liberada según la propaganda del régimen comunista chino) en 1950. Mientras, los partidarios del exiliado Dalai Lama denuncian que el ferrocarril fomentará la colonización de la mayoritaria etnia Han y extinguirá la cultura y la espiritualidad autóctonas. Cuando mañana, lunes por la noche, el primer ferrocarril procedente de Pekín llegue a la estación de Lhasa, cerca del legendario palacio de Potala, China habrá cumplido un sueño, pero para muchos tibetanos se habrá agravado la pesadilla que vienen sufriendo desde que el régimen comunista se anexionó esta mágica parte del techo del mundo en 1950. QINGHAI Golmud Delingha Hairag Xining Antílope tibetano Por primera vez en la historia de la construcción ferroviaria china se contruyeron 33 pasos para que los animales puedan cruzar la línea. Condiciones climáticas extremas Pero su construcción dista mucho de ser el paraíso celestial que se les promete a los viajeros al llegar a la mítica ciudad de Lhasa, ya que ha supuesto un verdadero infierno. Por unos sueldos que oscilaban entre los 2.000 y 3.000 yuanes al mes (entre 195 y 293 euros) bastante altos para lo que es este país pero escasos por los riesgos del trabajo, 24.000 obreros chinos y 6.000 de etnia tibetana han combatido temperaturas bajo cero y vientos huracanados para colocar los raíles en las escarpadas cumbres por las que transita tan espectacular itinerario. Debido al mal de altura y a las dificultades para respirar en cimas de más de 4.000 metros, algunos operarios han fallecido durante las obras a pesar de los horarios reducidos y de que había puestos médicos cada diez kilómetros de vía. Wudaoliang Nachitai Budong Spring Tuotuohe Montaña Yanshiping Tanggula Amdo Nagqu Yangbajing Damxong Lhasa CHINA RUSIA MONGOLIA TIBET Pekín CHINA BHUTAN INDIA 200 km INDIA MYANMAR REUTERS ABC Con más de 550 kilómetros del trazado cubiertos por la nieve o el hielo, el tren recorrerá buena parte del trayecto sobre grandes pilares elevados por encima del terreno, en teoría resistentes a los terremotos que se suelen regis- trar en esta zona del Himalaya donde confluyen las placas tectónicas de la India y la Euroasiática. Además, la vía estará dotada de un sistema tecnológico especial para evitar las heladas y los 16 vagones de cada