Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional ELECCIONES PRESIDENCIALES LA HORA DE LA VERDAD DOMINGO 2 7 2006 ABC DOS PAÍSES D espués de la ronda electoral de los últimos meses- -Colombia, Perú, Bolivia... -hoy está en juego el gordo de esta lotería política. Porque ningún otro país conjuga de igual manera el valor del premio con la igualdad de oportunidades por parte de los dos principales candidatos a llevárselo íntegramente. El problema radica en que para el verdadero destinatario de esta tómbola, el pueblo que ejerce como elector, las consecuencias serán diametralmente opuestas según quién gane. Hace trece años México firmó el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y Canadá- -desatando la sublevación zapatista- -y hace seis llevó al poder al PAN de Vicente Fox desbancando al PRI por primera vez RAMÓN desde 1929. Estos camPÉREZ- MAURA bios de profundo calado económico no han sido suficientes para muchos, que con razón han reclamado mayor agilidad para las reformas en las áreas de telecomunicaciones, petróleo, electricidad y cemento. Todas ellas- -y otras- -son, de facto, monopolios que perjudican gravemente la competitividad mejicana. Estos fracasos parciales en una Administración reformista se vuelven argumentos para la oposición que juega con la nostalgia de un pasado en el que la gente se amamantaba de un Estado en una quiebra cada vez más irreversible, mas una quiebra aparentemente muy lejana de los intereses cotidianos de cada uno. Es el caso del candidato del PRD, Andrés Manuel López Obrador, que ha visto ante sí la oportunidad de reclamar la vuelta al pasado del México centralizado y de economía cerrada y con un TLC renegociado. Como recordaba The Wall Street Journal el pasado jueves, López Obrador parece querer ser un otro Franklin D. Roosevelt que con un nuevo New Deal promoverá un gigantesco programa de obras públicas y financiará la construcción de un millón de viviendas para los necesitados. Y eso, por no hablar de su insubordinación a la Justicia durante su etapa como alcalde del DF y su querencia a apoyarse en la muchedumbre. Frente a eso, la alternativa, algo disminuida en las últimas encuestas, la encarna el panista Felipe Calderón. En pura lógica habría que decir que es el candidato oficialista por pertenecer al partido del presidente Fox, mas abandonó esa calidad cuando, surgiendo de la nada, derrotó al candidato del presidente en la carrera por la nominación del PAN a la Presidencia. Calderón promete simplificar el procedimiento impositivo, autorizar la explotación petrolífera privada en mar abierto y acabar con los monopolios. Si a ello añadimos su compromiso de mantener la estabilidad monetria y fiscal en las que la Administración Fox ha triunfado, es difícil acumular mayor número de propuestas llenas de sensatez. La clave está en saber si la mitad norte de México, en la que Calderón es el favorito, se impondrá a la mitad sur donde la ventaja es para López Obrador. Son dos Méxicos buscando imponerse el uno sobre el otro. México, dividido, elige su presidente y su futuro para el próximo sexenio Lucha cerrada entre Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón b El Instituto Electoral tiene previsto dar a conocer los resultados previos a las 6 de la mañana (hora de España) sólo si hay una diferencia sustancial MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. Poco más de 71 millones de mexicanos tienen derecho a elegir hoy al futuro presidente de la República hasta el año 2012. Cambio o continuidad, izquierda o derecha, son las alternativas que se le plantean a la ciudadanía. Según estudios de última hora persiste el empate entre Andrés Manuel López Obrador y Felipe Calderón. López Obrador, del progresista Partido de la Revolución Democrática (PRD) propone la regeneración de la política mexicana para, desde una perspectiva asistencial, acabar con los privilegios y las desigualdades de una sociedad a todas luces injusta. Calderón, del conservador Partido Acción Nacional (PAN) en el poder, formula continuar con la política neoliberal de Vicente Fox, que, a su juicio, fomenta el desarrollo y la creación de los puestos de trabajo para acabar con la pobreza. Entre medias, y desde una opción aparentemente de centro, Roberto Madrazo aspira a recuperar para el Partido Revolucionario Institucional (PRI) el poder que acaparó durante 72 años. Su victoria se antoja difícil, no imposible. López Obrador utilizó los recursos y la publicidad de su cargo como jefe de Gobierno del Distrito Federal para eliminar cualquier réplica dentro de su partido. Madrazo empleó todo tipo de artes, buenas y malas, para obtener la candidatura. Calderón consiguió limpiamente el puesto en contra de la opinión del presidente Vicente Fox y de la cúpula del PAN. Con una participación prevista Vicente Fox, ayer durante el funeral de su madre en Guanajuato del 60 por ciento y un electorado dividido, el futuro mandatario apenas contará con el apoyo de catorce millones de ciudadanos, para un censo de población que supera los cien millones de habitantes. El Instituto Federal Electoral (IFE) tiene previsto dar a conocer los resultados del recuento rápido a las once de la noche (seis de la madrugada en España) sólo si hay una diferencia sustancial para el ganador. El corolario de estos comicios será decisivo no sólo para México, sino también para todo el continente americano. Un triunfo de López Obrador inclinaría la balanza hacia las tendencias izquierdistas que se han venido imponiendo en el EFE Nuevo Mundo en los últimos años. Por el contrario, el éxito de Calderón serviría de freno a esas propensiones y proporcionaría a Estados Unidos un renovado aliado para sus planes de expansión del libre comercio en el Hemisferio. Campaña violenta La campaña electoral, que comenzó el pasado 19 de enero, ha sido ríspida, tensa, sucia por momentos. La televisión se ha llevado la mayor parte de la propaganda, con más de 3.600 minutos de anuncios de López Obrador, 3.350 de Madrazo y 3.200 de Calderón. Dos semanas antes de que se cerraran las campañas el perredista había gastado en diversos medios para promocionar su imagen veinte millones de euros; el abanderado del PRI, 25 millones de euros; y el del PAN, 44 millones de euros, según la empresa Verificación y Monitoreo. Además, acorde al presupuesto del IFE, el precio de cada voto en México es de doce euros, frente a los 3,8 euros que cuesta en España. El sufragio de cada uno de los 40.000 emigrantes inscritos vale más de 1.500 euros. Además de presidente, los mexicanos elegirán 500 diputados federales: 300 de manera directa por cada distrito uninominal y otros 200 a través de cinco listas nacionales según el principio de representación proporcional. Todos, por un periodo de tres años. También, 128 senadores: 3 por cada Estado y el Distrito Federal, electos de manera directa, y 32 por otra lista nacional. Todos, por un periodo de tres años. También eligirán 128 senadores: 3 por cada Estado y el Distrito Federal, electos de manera directa, y 32 por otra lista nacional. Todos, por seis años. El corolario de estos comicios será decisivo no sólo para México sino también para todo el continente americano Arresto domiciliario para el ex presidente Echeverría M. M. C CIUDAD DE MÉXICO. Un juez federal ordenó el viernes el arresto domiciliario del ex presidente Luis Echeverría (1970- 1976) por su responsabilidad en la matanza de estudiantes ocurrida en Tlatelolco (Distrito Federal) el 2 de octubre de 1968, cuando éste era secretario de Gobernación con Gustavo Díaz Ordaz. El magistrado José Ángel Mattar Oliva considera que hay elementos suficientes para considerar a Echeverría como probable responsable del delito de genocidio. Ésta es la primera vez que se ordena la aprehensión de un ex presidente de la República por cualquier delito, y también la primera en que habrá un juicio por genocidio en México.