Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2 7 2006 Internacional 33 El referéndum y la elección de constituyentes abren heridas en una Bolivia dividida El Gobierno ahora quiere que haya autonomías para todos los departamentos o para ninguno de la consulta es farragoso, abre más interrogantes que respuestas y el Ejecutivo le da una nueva interpretación que rechazan provincias como Santa Cruz CARMEN DE CARLOS ENVIADA ESPECIAL LA PAZ. Lo que parecía una solución para Bolivia tiene visos de convertirse en un problema mayor. El referéndum de hoy para dar luz verde (o roja) a las autonomías así como las elecciones para la conformación de una Asamblea Constituyente, con el fin de elaborar una nueva Carta Magna, generan una polarización del país peligrosa y abre más interrogantes que respuestas. El fantasma de las revueltas populares puede resucitar si no se da una salida adecuada al delicado tema autonómico. La consulta popular es blanco de críticas no sólo por la forma en que se plantea sino porque el Gobierno ha hecho una interpretación de fondo, a última hora, que podría dejarla vacía de contenido. Evo Morales, que aceptaba autonomías discrecionales, ahora entiende que o se aplican en todas las provincias con un sí nacional o en ninguna. El presidente ha pasado en unos meses de defender un régimen autonómico a defenestrarlo por considerarlo propio de los empresarios parásitos que quieren tener la mamadera departamental (provincial) y ha puesto en pie de guerra a medio país. Con el MAS (Movimiento Al Socialismo de Morales) está jugando peligrosamente contra Bolivia. Como nunca en la Historia, está enfrentando a los boliviab El texto nos, está enfrentando a cambas (habitantes de Santa Cruz) y a collas (indígenas) a ricos y a pobres. En definitiva, a moros y cristianos El historiador Alcides Parejas no es el único en criticar los vaivenes del presidente Morales. El economista y analista político Carlos Toranzo recuerda: El año pasado se llegó a un pacto para convocar al mismo tiempo la Asamblea Constituyente y el referéndum autonómico. Todo el país bailó al unísono, pero ahora el Gobierno parece ir contra ese pacto al defender un Estado muy centralizado. En este contexto veo un escenario de conflicto La historiadora y columnista Jimena Costa coincide en que habrá conflictos, pero no veo un proceso de crisis incontrolable Una mujer aimara pasa junto a una pintada contraria a las autonomías en El Alto do y la que concentra el 80 por ciento de las reservas de gas de Bolivia, la sureña Tarija. Ahora resulta que si se impone el no a nivel nacional, el régimen de autonomías no sería tratado en la Asamblea Constituyente. Esa es una interpretación tramposa alentada por el Gobierno que ha faltado a su palabra burlándose de medio país El escritor y ex embajador en Argentina Mandred Kempff, como el resto de los analistas, insiste en que no se pueden cambiar a mitad de partido las reglas: Estaba determinado que el referéndum es vinculante departamentalmente, por tanto es obligatorio que si triunfa el sí en un departamento, ese departamento asuma el régimen autonómico EFE Abierto el debate antes que las urnas, la futura Asamblea Constituyente y sus 255 asambleistas tendrán entre seis meses y un año para poner todos los puntos y comas a la nueva Constitución. Dos tercios Para imponer su voluntad, es decir, para hacer la Carta Magna a su medida, Evo Morales necesita dos tercios, un porcentaje, a juicio de Kempff, imposible de lograr por su postura en la causa autonómica. No los tendrá y, mucho peor, tendrá en contra a, por lo menos, cuatro departamentos. Es decir, que con una torpeza política inaudita, está partiendo a Bolivia en dos, como se parte un pastel Interpretación tramposa Al cambio de opinión de Evo Morales se suma un cuestionamiento de última hora que ha desatado la ira en las provincias que claman históricamente por su autonomía, como son las ricas del Oriente: Santa Cruz, Beni, Pan- La pregunta de la discordia C. DE C. LA PAZ. ¿Está usted de acuerdo, en el marco de la unidad nacional, en dar a la Asamblea Constituyente el mandato vinculante para establecer un régimen de autonomía departamental, aplicable inmediatamente después de la promulgación de la nueva Constitución Política del Estado en los Departamentos donde este Referéndum tenga mayoría, de manera que sus autoridades sean elegidas directamente por los ciudadanos y reciban del Estado nacional competencias ejecutivas, atribuciones normativas admninistrativas y los recursos económicos financieros que les asigne la nueva Constitución Política del Estado y las leyes? La pregunta está dirigida a tres millones setecientos mil votantes. Buena parte de éstos apenas sabe leer y a duras penas escribir su nombre. Las críticas al modo en que, deliberadamente, se ha formulado apunta al Go- bierno y a su cambio de criterio sobre la materia. Pero las pullas no sólo van dirigidas al presidente Evo Morales, alcanzan al vicepresidente Álvaro García Linera, defensor a ultranza del sistema autonómico según el modelo belga en palabras suyas, y, por sorpresa, testigo silencioso de este proceso.