Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 2 7 2006 29 Al menos 60 muertos en un atentado con camión bomba en un mercado chií de Bagdad Empate técnico según los sondeos entre López Obrador y Calderón ante las presidenciales de hoy en México Horas antes de la captura de Guilad Shalit, un comando especial del Tsahal se llevó por la fuerza a dos hermanos de su casa de Rafah: Osama, 30 años, y Mustafá, 24, dos de los hijos de Abu Moamar. Su familia implora su liberación Secuestros al cuadrado en Gaza TEXTO Y FOTO: J. CIERCO AP da para canjearlo por presos árabes. Es más, en las calles de los campos de refugiados y las aldeas de la Franja, el apoyo al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha crecido incluso entre los seguidores de Al Fatah, como Ali Hussein: Israel no está castigando sólo a Hamás sino al pueblo palestino y el pueblo palestino debe ponerse junto a su Gobierno La liberación de Guilad Shalit es la llave también para George W. Bush, quien se ha sumado a la estrategia del Gobierno de Israel en Gaza ya que, en opinión del inquilino de la Casa Blanca, Ehud Olmert tiene derecho a encajar todas las piezas militares en el imposible rompecabezas, nunca mejor dicho, de la Franja mediterránea para defender a sus ciudadanos, para salvar, como diría Steven Spielberg, al soldado Guilad. RAFAH (GAZA) 24 de junio. Dos y media de la mañana. Hace mucho calor. Como casi todas las noches a partir del mes de mayo en Rafah. Ali Abu Moamar duerme en el patio de su casa, al aire libre Su familia, su mujer, seis hijos y una hija, descansan en el interior de la casa. Dos y cuarenta minutos. Unos ruidos sospechosos, cerca del pequeño muro que rodea la casa, despiertan a Abu Moamar. ¿Quién anda ahí? pregunta mientras se incorpora, temeroso de la entrada de ladrones en su hogar. Una luz cegadora le golpea los ojos y le impide ver nada. Cinco soldados saltan sobre él, le atan de pies y manos, le tumban en el suelo y le encañonan con sus M- 16 Todo muy rápido, limpio, en silencio. Dos de los soldados se quedan junto a él. Los otros, acompañados de otro puñado de militares que han llegado a la casa de Abu Moamar a pie, penetran en la vivienda buscando el efecto sorpresa. De su interior, a los pocos segundos, salen gritos, llantos, quejidos. Ningún disparo. Ningún herido. Tres y cuarto de la mañana. La operación toca a su fin. Los soldados se van por donde vinieron, pero se llevan de la mano a Osama, 30 años, y Mustafá, 24, dos de los hijos de Abu Moamar. El padre de los palestinos secuestrados ayer con dos de sus nietas tros vecinos? explica antes de comentar orgulloso que su hijo es médico tras estudiar en Sudán. Están en la cárcel de Ashkelón. Les han extendido la prisión preventiva hasta el 6 de julio dice Ali Abu Moamar mientras acaricia el pelo de sus nietas, Asel, de 18 meses, e Israa, de 2 años y medio, hijas de Osama. ¿Por qué después de 30 años en Arabia Saudí volvió usted a Rafah en plena Intifada? le preguntamos desconfiados. Quería participar en la construcción de mi patria y al final estoy viendo su destrucción se resigna impotente. Pero en seguida toma aire. Claro que quiero que traten bien al soldado israelí secuestrado. Deben canjearlo por las 180 mujeres y los 420 menores palestinos que están en las cárceles hebreas. Pero su libertad no puede salirle gratis a Israel, que sólo entiende la fuerza como ha demostrado en el pasado con Hizbolá. Tampoco quiero que pongan en libertad a mis hijos antes que a las mujeres y menores palestinos. Me da igual lo que tengan que esperar La otra historia de los secuestros al cuadrado en Gaza. Incomprensión ante lo sucedido Sólo entonces me di cuenta de lo que había sucedido explica en el salón de invitados de su casa, rodeado de todos los varones de su familia, sentado sobre unas alfombras traídas de Arabia Saudí, donde ha vivido 30 años. ¿Por qué a mis hijos? se pregunta sin levantar la mirada del suelo. Osama llevaba sólo 70 días en Gaza. ¿Cómo es posible relacionarlo con Hamás si ni siquiera le conocían nues- No quiero que pongan en libertad a mis hijos antes que a las 180 mujeres y los 420 menores palestinos