Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 DOMINGO 2 7 2006 ABC Internacional Expira el ultimátum de Israel a Gaza sin la liberación del soldado Guilad Shalit Tel Aviv rechaza liberar a los mil prisioneros palestinos exigidos por las milicias Bush defiende la ofensiva de Ehud Olmert, mientras Mahmud Abbas acusa a Hamás de obstaculizar las negociaciones por su división interna JUAN CIERCO. CORRESPONSAL GAZA. Salvar al soldado Guilad. Esa es, con permiso de Steven Spielberg para fusilar la idea, la llave de la actual crisis que sacude a Gaza como un saco de patatas pero sin patatas, dada la grave crisis humana. Es la llave para Israel, que está dispuesto a llegar hasta el final de su presión militar, pero no a dar carta blanca a los captores del joven militar hebreo. Tel Aviv rechaza la liberación de los mil presos palestinos, árabes y musulmanes, mujeres y menores de edad incluidos, a cambio de la entrega inmediata de Guilad Shalit. Lo ha hecho en el pasado con Hizbolá y con la OLP, pero el pasado está detrás y el Gobierno de Ehud Olmert teme que, de ceder ahora, se pueda arrepentir en adelante. Es la llave para el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) Mahmud Abbas, y para el primer ministro palestino, Ismail Haniyeh, que se han mostrado impotentes, cada uno con sus enormes carencias como carga insalvable, para resolver un secuestro dirigido desde el exilio, pero ejecutado por el brazo armado de Hamás en el interior. En un comunicado publicado ayer a la desesperada desde la oficina de Abbas, se instaba a la organización fundamentalista a ponerse de acuerdo entre sí para no obstaculizar por más tiempo la liberación de Guilad Shalit y el final de la grave situación (humanitaria, política, militar) en la Franja mediterránea. b George W. tástrofes y una mayor inestabilidad en toda la región Es la llave para que las intensas gestiones de Egipto, encabezadas por Hosni Mubarak, no acaben en uno de los muchos vertederos que ahogan la salubridad de Gaza. El presidente egipcio ha hablado, enfrascado en su particular círculo vicioso, con el líder palestino, con el primer ministro israelí, con el jefe de Estado sirio, y a través de sus más estrechos colaboradores, entre ellos el ausente responsable de la Inteligencia, Omar Suleimán, con el máximo dirigente de Hamás en el exilio. Así, uno tras otro, a la caza y captura de una fórmula mágica tan secreta como la que crea la Coca- Cola que nadie fue capaz de retener y plasmar por escrito para la aceptación de las partes. Sin ese papel, sin ese acuerdo, sin ese compromiso por el que el soldado israelí sería liberado sano y salvo, y luego, como un gesto de buena intención antes de una hipotética cita de Abbas y Olmert, Israel liberaría a un puñado de prisioneros palestinos, nunca mil, Shilat podría pasar todavía muchas horas, o días, o semanas en su agujero negro del centro de la ciudad de Gaza. Cráter formado por un obús israelí lanzado ayer en Rafah, en la Franja de Gaza El joven recluta israelí se encontraría en buen estado de salud y habría sido tratado bien por sus secuestradores palestinos Mahmud Abbas e Ismail Haniyeh se han mostrado impotentes para resolver un secuestro dirigido desde el exilio Por ahora, el joven recluta se encontraría en buen estado y habría sido tratado bien por sus secuestradores, conscientes entre otras cosas de que es una moneda de cambio demasiado valiosa para quedarse sin ella en estos momentos. Sin luz y sin agua La opinión pública palestina, pese a los sufrimientos causados en Gaza por los constantes bombardeos contra objetivos civiles, pese a quedarse gran parte de sus ciudadanos sin electricidad, agua, gasolina, generadores, comida fresca, se mantiene firme en la decisión de mantener al rehén con vi- Atención médica Hasta allí se ha acercado en las últimas horas un médico palestino para examinar el estado de salud de Guilad Shalit, con dolencias en el estómago. El vídeo de los muertos resucitados J. C. GAZA. Hoy se cumple una semana del secuestro del soldado israelí Guilad Shalit, durante una operación armada de tres facciones palestinas contra la base de Telem, que acabó, además, con la vida de dos militares hebreos. El secuestro desencadenó la mayor crisis de los últimos meses en la región, con Gaza al rojo vivo y al borde de una crisis humanitaria y el Gobierno de Hamás descabezado en Cisjordania. Según ha podido saber ABC de fuentes próximas a las facciones palestinas, el citado secuestro nunca se planeó, nunca estuvo entre las opciones de los milicianos que participaron en la operación, nunca fue ordenado por la cúpula de los grupos armados. Es más, los ocho milicianos protagonistas del ataque grabaron un vídeo anterior a la operación, en la que, como suelen hacer los suicidas palestinos, se confesaban dispuestos al martirio y decididos a vengar con su muerte la de las decenas de civiles en Gaza. Este vídeo de los muertos resucitados preparado para ser emitido después del ataque, nunca llegó a salir a la luz pública, entre otras cosas porque en el mismo aparecen los ocho milicianos a cara descubierta. De hecho, seis de los ocho activistas salieron con vida de la operación. Fue entonces cuando se llevaron secuestrado a un soldado israelí como seguro de vida para garantizarse la retirada. Con el tiempo se convirtió en una patata más que caliente. Sí se mostró, en cambio, otro vídeo, grabado al más puro estilo de la guerrilla libanesa pro- iraní de Hizbolá, en el que se podía ver, muy de lejos, el conjunto del ataque contra las posiciones militares israelíes, uno de los más duros sufridos por el Ejército más poderoso de Oriente Próximo y que ha resucitado, además de a los muertos palestinos que andan, a los más viejos fantasmas de la psicosis colectiva hebrea. Los culpables La Presidencia palestina asegura que la dirección política de Hamás echa la culpa de todo a su brazo armado, mientras que las Brigadas de Ezedín al- Qassam señalan con el dedo a Jaled Meshaal, amparado por Irán y Siria. Y con estas dudas, contradicciones, incapacidades y peleas internas, el presidente de la ANP considera que habrá en breve más derramamiento de sangre, más caos, más pobreza, más ca-