Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes SÁBADO 1 7 2006 ABC MOTOCICLISMO CAMPEONATO DEL MUNDO DE FÓRMULA 1 GRAN PREMIO DE ESTADOS UNIDOS INDIANAPOLIS, EE. UU. Distancia total: 306,016 km 20.00 h TELECINCO Pedrosa, Lorenzo y Bautista, los mejores en las tres cilindradas Rossi fue séptimo, aunque sus preciosos derrapajes confirman que peleará por la victoria en un circuito, Donington Park, donde ha ganado en siete oportunidades TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN Los aficionados británicos respiraron con aire de esperanza. La recuperación de Rossi, aunque le doliera la muñeca, confirmó que habrá guerra al más alto nivel en MotoGP, la categoría que encandila a un país que disfrutó hace décadas con Mike Hailwood, Phil Read y John Surtees, los pilotos que alimentan el segundo puesto histórico de Gran Bretaña en número de triunfos, 381, frente a los 667 de Italia y los 276 de España. Pedrosa fue la estrella en la primera jornada de entrenamientos, demostrando una rápida adaptación al trazado que no había conseguido en las primeras sesiones de las ocho carreras anteriores. Aunque Dani, con la sabiduría de quien ha sido campeón, advirtió antes de pisar la pista que habrá que vigilar a Rossi: No hay que menospreciar a Valentino El italiano consiguió el séptimo mejor crono, pero su bonito pilotaje con la rueda trasera deleitó a los espectadores y dejó claro que, en el combate cara a cara, volverá a ser el peor enemigo. Sin estar plenamente repuesto de su operación de muñeca, el heptacampeón evidenció que se encuentra en condiciones de competir por el podio. Además, superó al líder del Mundial, Hayden, noveno. Posición que desveló una falta de compenetración con el circuito que hoy intentará eliminar en la sesión clasificatoria. Gran Premio de EE. UU. Longitud de una vuelta: 4,192 km 2- JULIO- 2006 Número de vueltas: 73 El circuito Primer GP: 1959 Edición número: 47 Récord vuelta: 1: 10.399 (2004) Longitud de la vuelta: 4,192 km Distancia total: 306,016 km Número de vueltas: 73 Estrategia parada en boxes 2005 Michael Schumacher, Ferrari 2 paradas: Vueltas 26, 48 114 2 1,8 Sector 1: 10.6 Velocidad (km h) Fuerzas G lateral Marcha Fin de sector Tiempo ideal por vuelta Indianapolis Ca rril de bo xe s ESTADOS UNIDOS Washington Basado en la pole position de 2005 Después del esperpento del año pasado, con sólo seis coches en pista por la guerra de los neumáticos, el circuito americano podría desaparecer del mapa de la F- 1 en beneficio de los aspirantes de Las Vegas, China, India o Rusia Incierto regreso a Indianápolis JOSÉ CARLOS CARABIAS Jorge reta a Dovizioso Jorge Lorenzo y Álvaro Bautista remataron el broche rojigualda a una jornada netamente española. El pupilo de Amatriaín se paseó en los ensayos de 250. La superioridad de su Aprilia fue una declaración de ataque al liderato de Dovizioso, cuarto en la parrilla provisional, que mantiene 16 puntos de diferencia respecto al mallorquín. Una pelea en la que vuelve a inmiscuirse Barberá. Reapareció con una brillante actuación, después de su fractura. Obtuvo el tercer mejor crono, tras De Angelis, y constató que podrá luchar por el triunfo. Bautista reiteró que ese objetivo es perenne para él. Fue el más rápido en la cilindrada de 125, por delante de Kallio, el único rival en la lucha por el título. Con 47 puntos de margen, el manchego no guardará más la ropa y jugará a ganar. INDIANÁPOLIS. Si la televisión es un termómetro del interés general, se puede asegurar que la Fórmula 1 apenas despierta un átomo de pasión en Estados Unidos. Está en su apogeo la Liga de béisbol, se sigue con atención el desarrollo del Mundial de fútbol (los partidos en directo por la Espn, resúmenes, debates... funciona un amplio despliegue del draft de la NBA que ha coronado al italiano Andrea Bargnani número uno de su promoción y por el efecto de Lance Armstrong tiene su hueco la previa del Tour, con los escándalos de dopaje a cuestas. Los periódicos de la costa Este hablaban de golf, de balances sobre la Liga Nacional de hockey, de la Indy Car. Ni palabra de la Fórmula 1. Hay que llegar hasta Indianápolis, en el Estado de Indiana, patria chica de Larry Bird, para descubrir que este fin de semana se va a celebrar aquí una carrera de F- 1 con un español al mando de las operaciones. Y es que el año pasado se juntaron el hambre con las ganas de comer. La afición menos entusiasta con el mayor fiasco de los últimos años de la F- 1. El plante de todos los equipos Michelín y la ridícula fotografía de sólo seis coches en la parrilla de salida. Renault, McLaren, Williams, Toyota, Red Bull, Honda y Sauber adujeron que no podían garantizar la seguridad de sus pilotos con los neumáticos que habían llevado a Indiana. Ralf Schumacher se estrelló el viernes en la curva más rápi- da del Motor Speedway y todo derivó en un plante. Más de 130.000 espectadores se quedaron sin gran premio. Ecclestone pidió a Briatore una ayuda para salvar el negocio, pero el italiano eligió la integridad de sus pilotos. Al día siguiente, las portadas de medio mundo no eran de champán, podio, Schumacher ni velocidad en curva, sino de la salida. Sólo seis coches y catorce plazas vacías. Pulso con Bernie Ecclestone Un año después, la disputa continúa entre sobreentendidos. Bernie Ecclestone, patrón del negocio, y Tony George, jefe del circuito oval, son los gallos de la pelea. La renovación del contrato pende de un hilo y Ecclestone no se ha detenido en la diplomacia. Ha girado hacia una línea muy dura diciendo que no pasaría nada si no hay un gran premio en Estados Unidos. No perderíamos ningún patrocinador y tampoco contratos de televisión. Tenemos más espectadores en Malta que allí Ecclestone ya anunció en el invier- Michelín donó 40.000 dólares a una asociación benéfica y organizó un lavado de imagen con Alonso para olvidar el escándalo de 2005 no que sopesaba la idea de realizar una carrera en Las Vegas en sustitución de Indianápolis. Habló de un trazado urbano por los casinos. Pretendientes no van a faltar para su negocio. China, India y Rusia aspiran a organizar un festival de F- 1 y Ecclestone no es un tipo al que le tiemble el pulso. Irá allá donde vea un surtidor de dólares. El pulso de Ecclestone choca, sin embargo, con las pretensiones comerciales de las escuderías. Ferrari ha declarado por boca de su director, Jean Todt, que Estados Unidos representa el principal mercado de venta de nuestros coches Y Norbert Haug, el hombre fuerte de Mercedes en McLaren, ha dicho con claridad que somos una compañía germano- americana y nos gustaría que siguiera habiendo dos grandes premios en Norteamérica Fernando Alonso tiene otras preocupaciones en su aterrizaje en Indiana. Nunca ha acabado una carrera en Estados Unidos. Se retiró en 2001, 2003 y 2004. No salió el año pasado por el cisma Michelín. Y tiene una opinión menos interesada respecto al asunto. La Fórmula 1 no es muy popular en Estados Unidos, pero la gente que acude a la pista son buenos aficionados. Evidentemente, no fue así el año pasado por razones obvias, pero en los entrenamientos se divirtieron Para lavar su imagen, para evitar enemigos durante el fin de semana, Michelín organizó un baño de multitudes con Alonso en el circuito.