Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Sociedad SÁBADO 1 7 2006 ABC Mañana se repartirá con ABC la autobiografía de Joseph Ratzinger, donde el Papa cuenta las distintas vivencias que atravesó entre 1927 y 1977. En esta edición, el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, se ha encargado de escribir el prólogo El oso de corbiniano IGNACIO RUIZ QUINTANO La ley antitabaco se cumple en el trabajo, pero no en locales de ocio b Seis meses después de su entrada en vigor, la norma se ha instaurado con normalidad en el trabajo, pero las denuncias en hostelería y ocio desequilibran la balanza ABC EFE MADRID. La ley antitabaco se está cumpliendo en los centros de trabajo con normalidad, según las consejerías de sanidad de las comunidades autónomas. Además, sus portavoces señalaron que la mayoría de los establecimientos con menos de 100 metros cuadrados permiten fumar. A partir de septiembre, los que tengan más de esa superficie deberán adaptar las zonas para fumar con una separación física, por lo que algunas comunidades preparan ya reglamentos específicos para desarrollar la ley. De momento, las denuncias registradas han estado relacionadas con infracciones en locales de ocio o restauración. Mi vida de Joseph Ratzinger es, contada por él mismo, la historia de una personalidad fuera de lo común, pues en ella coinciden, como bien ha observado el hombre que más lo ha estudiado, Peter Seewald, dos aspectos aparentemente contradictorios para nuestra época: una intelectualidad que puede caracterizarse de genial y una religiosidad extraordinariamente popular. Mi vida es el libro más indicado para adentrarse en el maravilloso mundo libresco de Ratzinger, cuyo secreto, aquí, es su estilo, ágil el tiempo, pues con tiempo lento no puede haber gran escritor, y Ratzinger es un finísimo escritor que avanza paso a paso: al niño- -su infancia parece sacada de un libro de santos- -se lo devora la adolescencia, y a ésta, la juventud, y a ésta, la madurez cansada, y a ésta, la vejez, teniendo siempre ese valor estético que recomendara Ruano de ser siempre viajero, sólo viajero, porque, al fin, el mejor recuerdo es el de aquello que no se tuvo nunca, y los ojos más bellos fueron los ojos que en una madrugada lívida vimos desde nuestro vagón de ferrocarril, en la ventanilla de otro tren que se cruzaba irremisiblemente con el nuestro: ¡Divinos ojos a los que hubiéramos ofrecido toda la vida porque sólo nos miraron unos segundos! ¡Divinas ciudades en las que, como los marineros en la isla de Circe, hubiéramos olvidado la patria y el hogar, porque no nos pidieron nada, y sin darnos tampoco nada, nos ofrecían todo al pasar! Mi vida es la memoria íntima de un formidable intelectual- -el católico más leído en los círculos culturales laicos- -en lucha permanente contra el relativismo, que es la enfermedad moral de nuestro tiempo: Hoy, cuando escucho cómo en muchas partes del mundo se hace una crítica del cristianismo como destrucción de los valores culturales autóctonos e imposición de los valores europeos occidentales, me sorprendo de la analogía de estos tipos de argumentación con los que se empleaban en aquel entonces (habla del nazismo) y de lo tristemente familiares que me resultan ciertas expresiones retóricas Mi vida es la historia de un genuino hijo del pueblo bávaro en cuya vida el año litúrgico da al tiempo su ritmo. Raramente he sentido tan incesantemente la belleza de mi tierra como en este retorno a casa desde un mundo desfigurado por la ideología y el odio anota Ratzinger al recordar el final de su pesadilla nazi. Baviera, para él, es una tierra de campesinos y recibe su particular belleza, su estabilidad y su paz interior justamente de este carácter suyo. -El gran río (el Rin) con su navegación internacional, me daba un sentido de apertura y de amplitud de horizontes, de un diálogo entre las culturas y las naciones que desde hace siglos se encuentran aquí y se fecundan recíprocamente. El momento más importante de su vida es su ordenación sacerdotal, el 29 de junio, festividad de los santos Pedro y Pablo, de hace cincuenta y cinco años: La inagotable realidad de la liturgia católica me ha acompañado a lo largo de todas las etapas de mi vida; por este motivo, no puedo dejar de hablar continuamente de ella Joseph Ratzinger sostiene que para la vida de la Iglesia es dramáticamente urgente una renovación de la conciencia litúrgica, una reconciliación litúrgica que vuelva a reconocer la unidad de la historia de la liturgia y comprenda al Vaticano II no como ruptura, sino como momento evolutivo: -Estoy convencido de que la crisis eclesial en la que nos encontramos hoy Es la memoria íntima de un formidable intelectual en lucha permanente contra el relativismo depende en gran parte del hundimiento de la liturgia. En Mi vida está retratado el mal deportista mis compañeros eran muy tolerantes conmigo, pero a la larga no es agradable tener que vivir de la tolerancia de los demás y saber que para el equipo del que formas parte no eres más que una carga y el teólogo de sándwich y limonada que pide al camarero lo de siempre que desbroza el camino trampeado de silogismos del Vaticano II y que hace frente en la Universidad al monstruo sinuoso de la teología política -He visto el terror psicológico con que se llegaba a renunciar a cualquier reflexión moral, considerada como un residuo burgués, allí donde la cuestión era el fin ideológico. En su consagración episcopal, Joseph Ratzinger escoge como lema dos palabras de la tercera epístola de San Juan: colaborador de la verdad Y dos símbolos más: la concha, que es el signo de los peregrinos- -y el recuerdo de Agustín estrujándose el cerebro en torno al misterio de la Trinidad- y el oso que, según la leyenda, despedazó al caballo del santo Corbiniano, quien castigó al oso cargándole el fardo que había llevado el caballo. -El oso convertido en bestia de carga contra su voluntad, ¿no es una imagen de lo que debo ser y de lo que soy? Denuncias por comunidades La Rioja no ha registrado ninguna denuncia, frente a la Comunidad de Madrid que, con 358, supera a todas las demás. En Andalucía se han puesto 259 denuncias y reclamaciones, todas por fumar en espacios no permitidos o por venta de tabaco en zonas no autorizadas. La Generalitat catalana abrió diez expedientes sancionadores por incumplimiento reiterado. Los ciudadanos presentaron cerca de 200 denuncias, la mayoría por irregularidades en espacios abiertos, como mercados o estaciones de metro. En Galicia se han interpuesto 244 denuncias por infracciones, de las cuales el 71,3 fueron provocadas por permitir fumar donde está prohibido. Casi un 20 se produjeron por señalización indebida. Está pendiente la regulación de los locales de más de 100 metros cuadrados, aunque la consejería considera que se ha producido cierta flexibilidad con los propietarios de bares y restaurantes. El director general de Consumo y Salud Comunitaria de Extremadura, Pedro García, se mostró satisfecho con el altísimo grado de cumplimiento en su comunidad, donde sólo se han registrado 21 denuncias. En Cantabria se abrieron 17 expedientes sancionadores, en el País Vasco 37 y una veintena en Canarias. En Castilla- La Mancha hubo 76 denuncias y 79 en la Comunidad Valenciana. En esta última, la mayoría fue por poner un cartel de permitido fumar en locales donde no se podía, por vender tabaco en lugares no autorizados o por no señalizar adecuadamente. En Asturias se abrieron 66 expedientes, 45 denuncias fueron cursadas en Navarra, mientras Murcia registró 150 (52 de ellas de la Guardia Civil) 52 Aragón y cerca de 70 Baleares. El Papa, en Wadowice (Polonia) el pasado mayo REUTERS