Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 30 6 2006 Deportes EL ESCÁNDALO DEL DOPAJE ARRUINA EL CICLISMO 101 Los últimos nueve pedestales de las grandes vueltas ciclistas no están inmaculados, pues en los tres últimos años han sido ocupados por ciclistas que ayer aparecieron en la lista negra de la investigación por dopaje. Casi el cincuenta por ciento de ellos están implicados Campeones marcados Tour de Francia 2005: 1, Armstrong; 2, Basso; 3, Ullrich. 2004: 1, Armstrong; 2, Kloden; 3, Basso. 2003: 1, Armstrong; 2, Ullrich; 3, Vinokourov. Podios manchados JOSÉ MANUELCUÉLLAR Giro de Italia 2006: 1, Basso; 2, Gutiérrez, 3, Simoni. 2005: 1, Savoldelli; 2, Simoni; 3, Rujano. 2004: 1, Cunego; 2, Honchar; 3, Simoni. MADRID. En 2002, Philippe Harel hizo una maravillosa película llamada La bicicleta de Ghislain Lambert Era una pequeña joya que trataba de un ciclista modesto, un pobre diablo que se topa con la cruda realidad. Era muy apreciado en su región y cuando se convirtió en profesional topó con gente más rápida, más fuerte y más veloz. Pronto se dio cuenta de que o se metía fármacos a toda máquina o quedaría para recoger tubulares. Chute va, chute viene, sólo le llegó para ser un triste aguador, así que para convertirse en líder ni se cuenta. La película era un adelanto de la vida real, algo que en aquel entonces ya se cuchicheaba en los aledaños de la multicolor, en las cunetas, en las apasionadas charlas de bar. Ahora, acaba de estallar de forma cruel. Se han dado nombres, apellidos, equipos y matrículas. Un rápido vistazo a los palmarés de las tres grandes vueltas enturbia la mirada hasta límites sollozantes. Miren y sientan vergüenza: de cinco corredores que han ocupado el podio del Tour en los últimos tres años, dos están implicados, los otros dos no y el gran vencedor y dominador del pelotón, durante años, Lance Armstrong, sigue estando cuestionado por los franceses, siempre bajo sospecha. Vuelta a España 2005: 1, Heras (descalificado por dopaje) 2, Menchov (ganador después del positivo de Heras) 3, Sastre. 2004: 1, Heras; 2, Santi Pérez (descalificado por dopaje) 3, Mancebo. 2003: 1, Heras; 2, Nozal, 3, Valverde. Nota: En negrita los ciclistas que aparecen identificados en el sumario de la Operación Puerto como pacientes de los métodos de dopaje de la clínica de Eufemiano Fuentes. Millar correrá el Tour pese al caso Cofidis J. H. El escocés David Millar examinaba el miércoles en Estrasburgo su nueva bicicleta. Vuelve a correr tras dos años de sanción- -reconoció ante la justicia francesa haber tomado EPO, aunque nunca dio positivo- -y el Saunier Duval, su nuevo equipo, le entregó la nueva máquina para disputar este Tour. Atrás queda el caso Cofidis por el que se quedó sin su título de campeón del Mundo. Pero aparentemente. Debe comparecer ante el tribunal francés que lleva la causa judicial en principio a comienzos de noviembre Está acusado, al igual que otros siete ciclistas en activo o retirados, de infringir la ley sobre productos estupefacientes y sustancias venenosas según el auto judicial del 22 de mayo. Vergonzoso recuento Lo de la Vuelta a España es peor porque de siete ciclistas que subieron al podio, cinco están en el expediente y sólo dos, Sastre y Valverde, no lo están. Más del setenta por ciento. Una ronda desquiciada. El Giro es el mejor parado, con dos de siete, si bien son el primero y segundo de la última edición. Haciendo recuento: nueve de 19 y uno en eterna duda, casi el cincuenta por ciento de los hombres que han subido al podio están bajo severa investiga- El último podio del Tour, con Basso, Armstrong y Ullrich, todos bajo sospecha ción. ¿Ahora qué hacemos? Es normal que el aficionado de la calle se sienta estafado y pida que se anulen todos estos triunfos, todos estos podios, que se reajusten clasificaciones, que se quiten laureles manchados, que se premie AP a los limpios marginados por la trampa, que se reconozca al pobre Lambert y que se empiece de nuevo. Más vale ser pobre y honrado que rico y sucio, mejor morir de pie que vivir de rodillas... y lleno de porquería.