Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 30 6 2006 Espectáculos 67 Sandra Bullock y Keanu Reeves, en una escena de La casa del lago rentes, pero supongo que es posible. -S. B. Si hay honestidad en la forma en que te expresas... Creo que hay demasiadas realidades duras donde la gente se presenta de una forma y, cuando se conocen, descubren que son completamente diferentes. Yo paso mucho tiempo malinterpretando los comentarios que recibo por e- mail; vienen de una forma y después me entero de que la connotación era totalmente distinta. Muchas veces leemos lo que queremos leer en un e- mail. Sucede bastante, pero se puede aprender mucho de una persona si es honesta. Personalmente, yo no creo que pueda enamorarme de alguien así, porque soy demasiado cínica y cabeza dura, pero al menos puedo conocer ciertas cualidades de vida, darme cuenta de que hay algo diferente a lo que yo pensaba. La gente se abre más con un e- mail que escribiendo una carta, porque no hay nada que perder, no hay un cara a cara y no existe ninguna humillación. Si te dicen que no te quieren escribir más, te parece bien aunque te pongas a llorar, pero no necesitas enfrentarlo para verlo. -K. R. Creo que depende del estado psicológico de cada uno. Hay gente que puede enamorarse en Internet y hay otros que probablemente no puedan enamorarse por e- mail. -La casa del lago, en la película, tiene paredes de vidrio, sin ninguna privacidad ¿Tiene alguna relación con la fama? ¿Cuánto les preocupa conservar la privacidad? -K. R. La casa tiene cortinas... pero la privacidad es importante. -S. B. Muy importante. En la casa tampoco había inodoro. Era impresionante. Hubiera sido conveniente para el rodaje. ¿La casa se construyó especialmente para la película? -S. B. Estructuralmente era un estudio de filmación; era estética y estructuralmente perfecta. Había cañerías para la cocina, pero ningún inodoro. Hubiese sido bueno que tuviera uno, pero al parecer no era prioridad. -K. R. Tampoco había ninguna escena en la película que lo precisara. ¿Tienen alguna película romántica favorita, más allá de las que hayan filmado ustedes? -S. B: La mía es una respuesta estándar. Mi película favorita es Cinema Paradiso porque no trata solamente sobre el amor de alguien que te atrae. Trata el amor familiar, el amor de la vida, amor de la gente que se fue, amor al cine, amor de recuerdos. Agrupa tanto amor que no importa las veces que la vea, al final siempre me recuerda la razón por la cual me enamoré de este negocio. Y odio la palabra negocio. Es la razón por la que me enamoré del cine y los artistas, la música, el campo, la arquitectura. -K. R: Yo no tengo una respuesta. ¿No ve películas románticas? -K. R. Sí. Cinema Paradiso -S. B. No uses la mía. Busca tus propias opciones. ¿Qué hay con los libros? Te encanta leer. -K. R. ¿Un libro romántico? No se me ocurre ninguno. -S. B. Es una persona muy privada. No quiere dar a conocer su lado romántico. Te entendemos. -K. R. Gracias. ¿Es verdad que Keanu está filman- ABC do una película para nada romántica sobre aquel actor Johnny Stompanato que había sido asesinado por la hija de Lana Turner? -K. R. Tratamos de rodarla, pero no funcionó. -S. B. Hubiese sido impresionante. ¿Qué pasó? -K. R. Es una larga historia. Es todo fantástico, pero no funcionó. ¿Sandra Bullock también tuvo problemas con la película Infamous que fue postergada nueve meses por parecerse a Capote -S. B. No se postergó nada. Las dos películas se filmaron al mismo tiempo y me encantó que los estudios no se hayan puesto nerviosos por eso. Es un buen momento para mostrarlo en cine, en los niveles que sucedió todo, con diferentes ángulos. Lo bueno es que las dos películas muestran un punto de vista distinto sobre lo que pasó. Basándose en el libro de George Clinton muestra con quien estaba asociado Capote: los amigos, la gente que él quemó, que lo recordó, parte de la comunidad literaria de aquel momento.