Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 30 6 2006 Nacional 17 LOS NUEVOS ESTATUTOS DE AUTONOMÍA El PP, dispuesto a hablar del carácter nacional de Galicia si hay más fondos El término definitivo tendría que ser sinónimo de nacionalidad histórica b Feijóo plantea una propuesta Piqué volverá a ser candidato del PP a la presidencia de la Generalitat MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Josep Piqué volverá a ser candidato del PP catalán a la presidencia de la Generalitat. La ejecutiva del partido hizo ayer esta propuesta, que se trasladará la semana próxima al Comité Electoral. De esta forma, los populares catalanes activan su maquinaria electoral con el objetivo de transmitir a los ciudadanos la idea de que el voto al PP garantiza que no se vuelva a repetir el desastre del Gobierno tripartito e impedir que el PSC gobierne de nuevo explicó Piqué. El dirigente popular considera un buen punto de partida para las elecciones autonómicas los resultados registrados en el referéndum del Estatuto- -dos de cada tres catalanes no apoyaron el texto- -ya que, según Piqué, demuestran la gran fidelidad del electorado del PP Se trata de un factor destacado como muy positivo por la ejecutiva popular, que impulsará una campaña centrada en los problemas que realmente preocupan a los catalanes como por ejemplo la inseguridad ciudadana, la inmigración o la subida del precio de la vivienda. financiera ambiciosa que cuantifique las inversiones del Estado y salvaguarde el proceso de convergencia con la media nacional JOSE LUIS JIMÉNEZ SANTIAGO. Alberto Núñez Feijóo no situará el debate identitario de Galicia- -el título del carácter nacional de la Comunidad- -como un obstáculo insalvable para la consecución del nuevo Estatuto. Dado que a la hora de exigir un mayor techo competencial se seguirá la senda ya emprendida por otras autonomías, el PP plantará batalla en la consecución de un marco financiero propicio y, sobre todo, en el pago de la deuda histórica que el Estado tiene con Galicia a través de una inversión efectiva de 2.500 millones de euros durante el próximo lustro que garantice las grandes infraestructuras para 2012. Según explicaron a ABC fuentes de la dirección del PP tras la sesión extraordinaria de la Cámara gallega que ayer debatió la reforma del Estatuto, lo prioritario para el PP es que la Comunidad no pierda dinero y mantenga su condición de Objetivo 1, a través de una cláusula de garantía de mínimos, otra de solidaridad. y fondos específicos para afrontar la dispersión poblacional y las necesidades del colectivo emigrante. Nos sentaremos a hablar Una vez que se garantice que en el Estatuto que Galicia podrá disponer de inversiones estatales cuantificadas y mantendrá los fondos europeos y del Fondo de Cooperación Interterritorial hasta que converja con la media nacional, el PP no rechazaría que se incluyese en el Preámbulo del nuevo texto una referencia al carácter nacional de Galicia, entendida como sinónimo de nacionalidad histórica Si se garan- Si se garantizan las inversiones y está todo el Estatuto a falta del debate identitario, nos sentaremos a hablar tizan las inversiones que pedimos y está todo el Estatuto cerrado a falta del debate identitario, nos sentaremos a hablar indicaron estas fuentes. En el debate de la deuda histórica los tres grupos coincidieron en reconocer su existencia, si bien divergieron a la hora de plantear su cobro al Estado. Socialistas y nacionalistas defendieron la fórmula incluida en su pacto de gobierno, donde se reclama al Gobierno el 8 por ciento de las inversiones estatales territorializables durante los próximos diez años, que según Touriño es la mejor fórmula Por su parte, el PP planteó una propuesta más ambiciosa y con objetivos claros: autovías y alta velocidad. Donde no hubo mayores diferencias fue a la hora de asumir la demanda de un nuevo techo competencial para la Comunidad, cifradas por el bipartito en setenta puntos, a los que los populares añadieron una doble cláusula de nacionalidad histórica por la que Galicia pueda asumir cualquiera de las competencias que la Constitución no reserva al Estado y reclamar cualquiera que se transfiera a otras Comunidades