Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión VIERNES 30 6 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7.28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Mañana en SEGÚN LO QUE SIGNIFIQUEN LAS PALABRAS ASEMOS por alto la discutible manera de cumplir un compromiso en sede parlamentaria, pero no ante los representantes de la soberanía popular, sino ante los periodistas, algo que encaja más en el talante jacarandoso de los trileros que en el de quien solicita la confianza a ciegas. Pasado esto por alto, aplaudamos que el presidente del Gobierno dijera ayer que mantendrá la ley LUIS IGNACIO de Partidos, PARADA que la democracia no va a pagar ningún precio político por la paz, que las cuestiones políticas sólo se resuelven con los representantes legítimos de la voluntad popular, y que reiterase su compromiso personal y el de su Gobierno con la Constitución. Dicho esto, habrá que convenir que si dialoga con ETA no lo hace con representantes legítimos de la voluntad popular, y si negocia con Batasuna tiene que pagar el precio de su relegalización para no cometer una ilegalidad. Pero fíjense en esta frase: Les digo que el Gobierno respetará las decisiones de los ciudadanos vascos que adopten libremente, respetando las normas legales, los métodos democráticos, los derechos y libertades de los ciudadanos Porque ¿qué significa respetar las decisiones de los ciudadanos vascos, que es lo que pide el mundo abertzale y no tiene encaje en la Constitución, si se pone como exigencia que esa decisión se exprese respetando la Constitución y el resto de las leyes? Humpty Dumpty decía en Alicia a través del espejo Cuando yo uso una palabra quiere decir lo que yo quiero que diga... ni más ni menos Y Alicia le respondía: La cuestión es si se puede hacer que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes Otorguémosle al presidente del Gobierno el beneficio de la duda, la presunción de inocencia. Confiemos en que actúa de buena fe, sin buscar una ventaja en las urnas, un lugar en la Historia. Pero hagámoslo sabiendo lo que significan las palabras. Para que Humpty Dumpty no tenga que zanjar el debate diciendo: La cuestión es saber quién es el que manda... eso es todo P Conflictividad autonómica El único resultado palpable del proceso de reformas de los estatutos es el aumento de las tensiones y la conflictividad entre autonomías: Aragón ya ha anunciado medidas legales contra el Estatuto de Valencia; Extremadura y Murcia, contra el de Andalucía; Baleares y La Rioja, contra el de Cataluña, y la lista va creciendo. ¿Ésta es la España más cohesionada y unida que prometió el Gobierno que iban a traer los estatutos? Desgraciadamente, en lugar de resolver los problemas reales de los ciudadanos y atender a los graves retos económicos que afronta España en un mundo globalizado, se están perdiendo unas inmensas energías en un proceso de reformas estatutarias que se está convirtiendo en un semillero de conflictos jurídicos y de confrontación entre territorios. María Palacios (Barcelona) Ojalá sirva para lograr la paz El Gobierno, con el rechazo de una parte muy importante de los ciudadanos, va a iniciar una negociación con la organización terrorista ETA. Dice Zapatero que no pagarán por ello ningún precio político y que en todo momento se respetarán la memoria y el honor de los asesinados o torturados por ETA. Dicen los partidarios de la negociación que el Gobierno únicamente va a dirigirse a ETA para escuchar en qué condiciones aceptaría participar en la vida política desde la legalidad, todo ello, insisten, sin contrapartidas políticas. Es decir, se supone que el Gobierno le dirá a ETA que abandone y condene la violencia, pero ¿sólo la violencia futura o también la pasada? ¿Tiene cabida en nuestro ordenamiento jurídico una formación política que apruebe o justifique acciones terroristas del pasado? Y para conseguir el arrepentimiento de ETA, ¿qué es lo que el Gobierno va a ofrecer en esa mesa de negociación? Porque lo que ETA no ha hecho hasta ahora (condenar la violencia pasada) no lo hará de forma espontánea, simplemente por sentarse en una mesa a dialogar. Y si no va a haber precio político, ¿qué precio habrá? Aunque no comparta la actitud del Gobierno, ojalá este proceso que se acaba de iniciar sirva para derrotar al terrorismo. Pero quiero expresar que la paz no puede ser solamente entendida como ausencia de acciones terroristas. La verdadera paz sólo puede venir por el triunfo de los valores y principios que se recogen en nuestra Constitución, por los que han muerto asesinados cientos de personas. Mientras los terrorristas no reconozcan la plena legitimidad de esos principios y el horror de lo que han hecho, se estará pagando un precio político, porque estaremos siendo cómplices de todos los asesinatos pasados. Espero que el ansia infinita de paz de Zapatero no eclipse su defensa de los principios democráticos y de los más elementales derechos, incompatibles con organizaciones que no condenan la violencia como forma de imponer sus convicciones. Espero que en esta ocasión Zapatero no titubee. Roberto Menchén del Cerro. Tres Cantos (Madrid) Nombres con rostro Más de 6.000 nombres completan la lista de las personas secuestradas en Colombia. Ingrid Bentancourt, política colombiana, habla con Mujer Hoy sobre este macabro asunto. Además, como cada semana, reportajes, entrevistas, consejos... Y toda la moda para este verano. El blanco es la opción indiscutible para luchar contra el calor; y el mejor maquillaje: dorado y natural. ¿No es una incoherencia? Los accidentes de tráfico causan cada año un gran número de muertos y heridos. Muchos de estos accidentes son a causa del exceso de velocidad. Se están endureciendo las normas y haciendo campañas de publicidad desde la Dirección General de Tráfico con el fin de concienciar sobre los riesgos que comporta una conducción temeraria. A pesar de todo, no es necesario ser muy observador para darse cuenta de que los coches que salen al mercado son cada vez más potentes y pueden alcanzar velocidades más elevadas. Si la velocidad máxima permitida por la ley es 120 km h. y se venden coches que pueden alcanzar los 200 km h. ¿no se trata de una incoherencia? ¿No les parecería incoherente permitir la venta de drogas mientras su uso es ilegal? Alejandra Aran Adell Barcelona Secundaria, se oyen, igual que siempre por estas fechas, comentarios acerca de las posibles modificaciones sobre el actual sistema. Pero lo que he oído este año hace saltar todas las señales de alarma de mis entendederas. Me cuentan algunos opositores veteranos que los sindicatos están intentado que desaparezcan las partes prácti- cas de las oposiciones, supuestamente para favorecer a quienes se presentan a ellas desde la condición de profesores interinos. Si en mis veinte años de docencia he oído barbaridades, ésta es una de las mayores que recuerdo. ¿Puede un profesor de Biología, Geología, Física, Química o Matemáticas me- Que pasen los peores Como estamos ahora en pleno proceso de oposiciones de recer una plaza de funcionario sin ser capaz de resolver un maldito problema de su materia? Por mi experiencia como miembro de algún que otro tribunal de Latín, sé perfectamente que los opositores más capacitados son aquellos que consiguen traducir los textos con corrección. Si, como se rumorea, se eliminan las partes prácticas de las oposiciones, lo que se habrá conseguido es no ya favorecer a determinados colectivos, sino ante todo alterar la naturaleza de las asignaturas que se imparten en los institutos. No quiero ni imaginarme cómo sería una clase de Latín o Griego sin textos originales ¡qué pobreza! ¡qué tristeza! Además, con tal supuesta modificación del sistema no se estaría favoreciendo a los opositores del citado colectivo, sino a los menos capacitados de ellos. De ser verdad lo que se rumorea, estaríamos no sólo ante una desnaturalización de las asignaturas instrumentales de Secundaria y Bachillerato, sino también ante un insulto de los sindicatos hacia los más estudiosos de los profesores interinos. Joaquín Gutiérrez Calderón La Orotava (Tenerife)