Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 29 6 2006 97 Mundial 2006 Luis deja su firma en el futbolín de la concentración en Kamen antes de coger el vuelo hacia España AP Luis cumplirá su palabra JULIÁN ÁVILA Se va. El seleccionador mantiene su promesa de abandonar la dirección del equipo porque no ha logrado el objetivo MADRID. El día después de la eliminación de España fue muy duro para Luis Aragonés. La noche del partido fue larga y no cumplió ni con las cuatro horas de sueño que exige su cuerpo. Estuvo primero charlando con sus colaboradores y después encerrado en sí mismo buscando una explicación a la derrota ante Francia. En ese repaso también había un hueco para pensar en el futuro. En su futuro. Cuando España logró el billete para la Copa del Mundo, el seleccionador hizo una apuesta pública. Si no quedamos entre los cuatro primeros, me marcho Un órdago. Y no llevaba cuatro reyes. Pensaba colocar a esta selección en el mismo escalón que Alemania, Italia, Francia o Argentina. Pero como no ha ocurrido ahora se encuentra en un cruce de caminos, con una señal grande que apunta hacia la dirección general deportiva de la Federación o a otro de alcanzar las semifinales. Se descubre como un hombre de palabra, mientras la Federación pretende convencer al entrenador para que continúe sentado en el banquillo. Se reunirá en breve con él para respaldar su trabajo Federación. Creemos en el proyecto que ha creado con gente joven y queremos hacerlo ver que no tiene que ser preso de sus palabras. Por eso nos reuniremos y nos escucharemos todos club. El camino que apunta a la continuidad es angosto y puede estar plagado de espinas y de chinas. Luis estaba ayer mucho más abatido que la noche del partido. Y fue dejando sus mensajes a los diferentes medios de comunicación bajo el mismo denominador común. El adiós. Entiende que es preso de sus palabras y que ahora es complicado dar marcha atrás. Es el máximo responsable del fracaso Como máximo responsable, soy el máximo culpable de que nos vayamos tan pronto. No hemos hecho un gran Mundial. Mientras no se consiga llegar a una final o ganarla es un fracaso para el fútbol español. Dije que me iría no quedábamos entre los cuatro primeros. El listón era alto y pensé que lo conseguiría. Lo he dicho. Y no cambio el discurso. No es cuestión de plazos, de dos o tres días. Hablaremos y punto. Las decisiones se toman con la frialdad que se tienen que tomar De sus reflexiones en voz alta se desprende que está aturdido y que piensa cumplir su palabra. Posiblemente esperará un par de días para medir con más sosiego, y arropado por el su entorno, el calibre de la crítica futbolística. Si vislumbra o aprecia el menor síntoma de rechazo no se moverá de su actual postura y convocará a los medios de comunicación para hacer pública su renuncia al cargo de seleccionador nacional. Por su parte, los dirigentes de la Federación Española conocen de primera mano el desánimo del seleccionador y esperan reunirse con él mañana o pasado con el fin de persuadirlo de la postura en la que se encuentra instalado. El secretario general, Jorge Pérez, comentó ayer a este periódico que Luis tiene todo el respaldo y el apoyo de esta La Eurocopa 2008, en puertas Si no logran mover a Luis de su posición, la federación se verá obligada a acudir al mercado de entrenadores porque España tiene que preparar la fase de clasificación para la Eurocopa del 2008, que arranca a primeros del mes de septiembre contra Liechtenstein (día 2) y contra Irlanda del Norte (6) Antes queda el partido amistoso contra Islandia del 15 de agosto. Hasta la reunión final, Luis seguirá trabajando en su despacho deshojando la margarita. Hoy se tomará el día libre y en los sucesivos cumplirá con los compromisos adquiridos con varios medios de comunicación.