Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 29 6 2006 Nacional 15 EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA Desconocidos irrumpen en el bar El Faisán tras forzar el precinto SAN SEBASTIÁN. La Ertzaintza ha abierto una investigación para esclarecer la entrada durante la noche de ayer de desconocidos en el bar El Faisán de Irún, clausurado la pasada semana por orden del juez de la Audiencia Nacional Fernando GrandeMarlaska, por tratarse del lugar donde se gestionaba el pago del impuesto revolucionario Los agentes trataban ayer de confirmar si, tras forzar el precinto, los desconocidos robaron en la caja del establecimiento, situado en el barrio de Behobia, a escasos metros de la frontera francesa. Su propietario, Joseba manol Elosua, está considerado como uno de los cabecillas de la red de extorsión desmantelada en la operación dirigida por el juez Grande- Marlaska. El bar era, presuntamente, un lugar por el que pasaba el dinero que pagaban los empresarios extorsionados antes de ser entregado a ETA en territorio francés. Marlaska llegó entró en su coche al Palacio de Justicia de Bilbao LUIS ÁNGEL GÓMEZ Aguirre e Imaz en los juzgados TELEPRESS Libertad con fianza para Aguirre, que niega haber mediado en la extorsión El dirigente del PNV tendrá que pagar 30.000 euros para no ir a la cárcel b Grande- Marlaska, que le imputa un delito de colaboración con ETA, no fue bien recibido en Bilbao, donde cientos de personas se concentraron para apoyar a Aguirre M. L. G. F. N. C. BILBAO MADRID. El miembro de la ejecutiva del PNV Gorka Aguirre tiene tres días para pagar una fianza de 30.000 euros. Esa es la decisión adoptada por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande- Marlaska, tras tomar declaración en Bilbao durante cuatro horas al político vasco, al que imputa un delito de colaboración con banda armada por haber mediado en el pago del impuesto revolucionario a ETA. La fianza- -de no depositarla en plazo ingresaría en prisión- -es una de las medidas cautelares adoptadas por el juez a instancias de la Fiscalía, representada por Juan Antonio García Jabaloy. Aguirre deberá, además, comparecer cada lunes en el juzgado más próximo a su domicilio y no podrá salir de España salvo para cumplir con sus obligaciones como responsable de Relaciones Exteriores del PNV y, en cualquier caso, previa autorización judicial. Ante el juez, Gorka Aguirre negó cualquier vinculación o colaboración con ETA, así como que ejerza el papel de mediador en la extorsión de los terroristas a empresarios e industriales vascos. Fuentes de la investigación indicaron que el dirigente del PNV justificó su intensa relación con Joseba Elosúa (detenido la semana pasada y en prisión desde el sábado por un delito de integración en banda armada) por la amistad de toda la vida que les une. La citación de Aguirre como imputado se produjo después de que se detectaran sus numerosos contactos, citas y conversaciones telefónicas con Elosua, uno de los integrantes del núcleo de la red de chantaje etarra desarticulada la pasada semana en una operación conjunta hispano- francesa. En una conversación interceptada el 18 de marzo pasado por la Policía, Gorka Aguirre y Elosúa hablan de la última remesa de cartas enviadas por ETA a empresarios vascos. Ayer, el dirigente del PNV fue preguntado, de una en una, por todas las conversaciones que le han sido pinchadas Al igual que hizo con Xabier Arzalluz en su comparecencia como testigo, el martes, el juez ordenó que le fueran leídas, y después reproducidas las grabaciones de todas ellas. Aguirre dijo no recordar su contenido, como tampoco reconoció los términos utili- zados, pese a que las cintas dan a entender que el político nacionalista maneja a la perfección la terminología de la banda. Sólo admitió una de las llamadas sobre las que se le preguntó: la mantenida con Xabier Arzalluz cuando el ex presidente del PNV le llamó para interesarse por el caso de un amigo que había recibido una carta de extorsión de ETA. La comparecencia de Gorka Aguirre tuvo lugar en dependencias judiciales de Bilbao, y no en la Audiencia Nacional, después de que el político vas- co, sometido a un cateterismo hace ocho días, alegara su imposibilidad de viajar a Madrid. Diez minutos antes de la cuatro (hora a la que había sido citado) llegó a la Audiencia Provincial de Vizcaya apoyado por los máximos dirigentes del PNV, entre ellos Josu Jon Imaz e Iñigo Urkullu. Pancartas contra el juez El ex presidente de su partido, Xabier Arzalluz, y el ex presidente del Parlamento vasco, Juan María Atutxa, no quisieron faltar a la cita, como tampoco los cientos de personas que permanecieron durante más de seis horas en el exterior del Palacio de Justicia exhibiendo pancartas y pegatinas con los lemas Todos somos Gorka y Marlaska, kampora fuera en euskera) Durante todo ese tiempo, la calle permaneció cerrada al tráfico. El presidente del PNV, Josu Jon Imaz, mostró su apoyo a Gorka Aguirre, de quien dijo que había demostrado su compromiso a favor de la paz a lo largo de toda su vida. Imaz indicó, además, que el PNV cree que se dan las condiciones para iniciar el diálogo con ETA. La decisión del juez Grande- Marlaska de decretar prisión provisional bajo fianza para Gorka Aguirre, sobrino del lendakari Aguirre y yerno del histórico peneuvista Luis María Retolaza, ha encrespado los ánimos en el seno del PNV, cuyos dirigentes se muestran indignados porque una persona que consideran de gran prestigio sea tratada como un delincuente. Arzalluz, por su parte, señaló que durante su declaración ante el juez Grande- Marlaska, el día anterior en Madrid, había exculpado a Aguirre, de forma que, en su opinión, al juez no le podía quedar ninguna duda sobre la inconveniencia de la imputación. El político vasco sólo admite haberse interesado por el caso del empresario amigo de Xabier Arzalluz