Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA JUEVES 29 6 2006 ABC Rubalcaba convoca hoy a los partidos como paso previo al anuncio de Zapatero sobre ETA El jefe del Ejecutivo alega razones de fondo para no haber hecho la comunicación ya y pide calma en la Cámara Baja el periodo ordinario de plenos y sesiones y también expira la fecha máxima comprometida por Zapatero para pedir el aval a las Cortes J. L. L. G. L. A. MADRID. El Ejecutivo, por fin, mueve ficha. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se puso anoche en contacto telefónico con los portavoces de los grupos parlamentarios del Congreso para convocarles hoy a una reunión en la zona de Gobierno de la Cámara Baja. El motivo, según dijo Rubalcaba, es hablar de ETA Con esa convocatoria el Gabinete socialista cumple su compromiso de informar a los partidos del proceso de verificación del fin del terrorismo y la posible apertura del diálogo con ETA. Además, el Ejecutivo da pistas de que quiere aprovechar la celebración del último pleno del periodo de sesiones- -el de hoy- -para que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anuncie el inicio de las conversaciones con la banda terrorista. Rubalcaba convocó a todos los portavoces individualmente, por lo que muchos de ellos desconocían anoche si la reunión será conjunta o por separado. A Zaplana le citó a las diez de la manaña. Rubalcaba tiene intención de defender ante el pleno del Congreso, en torno a las diez y media, la convalidación del decreto ley de ayudas a víctimas del terrorismo aprobado el viernes. b Hoy concluye grado de enfrentamiento. El presidente del Gobierno dejó pasar ayer su penúltima cita concertada con el Congreso hasta septiembre. Zapatero acudió a la habitual sesión de control y respondió a las preguntas que le formularon los portavoces de Coalición Canaria, IU, PNV y PP, ateniéndose en sus respuestas al contenido de aquéllas. Después, tras unos minutos en su despacho, abandonó la Carrera de San Jerónimo. Hoy volverá de nuevo a la Cámara, que, en su última sesión ordinaria antes de las vacaciones, votará diver- sos proyectos legislativos. Así las cosas, la expectación de ayer se traslada a la jornada de hoy, ya que, si el presidente del Gobierno la deja pasar como la de ayer, tendría que solicitar un Pleno extraordinario para julio o bien prescindir de esa comunicación formal con el argumento de que todos los grupos parlamentarios, incluido el Partido Popular, han manifestado que la juzgan innecesaria. El escollo a esta última posibilidad es el compromiso que asumió ante el Pleno del Congreso en mayo de 2005: me comprometo formalmente a acudir ante esta Cámara, para explicar los pasos a dar y para solicitar el respaldo de todos los grupos políticos al logro de la gran aspiración de poner fin al terrorismo en España Además, durante los últimos días portavoces oficiales han reiterado que haría la comunicación en tiempo y forma Por otra parte, ayer se supo que el ministro francés de Interior, Nicolas Sarkozy, estará el viernes y sábado en Madrid, donde se reunirá con su homólogo, Alfredo Pérez Rubalcaba. Estrategia política Razones de fondo y de estrategia política son las que justifican que el presidente del Gobierno aún no haya dado en el Parlamento la señal de salida para el anunciado proceso de diálogo con ETA, según indicaron ayer portavoces gubernamentales antes de darse a conocer la cita de Rubalcaba a los portavoces. Estos portavoces agregaron que el presidente quiere acudir con todos los elementos bien negociados y argumentados Con esta sucinta explicación, Moncloa intentó frenar la creciente presión de la Prensa para saber cuándo se producirá el anuncio y por qué no se ha hecho ya, así como también atajar la imagen de desconcierto que empieza a cundir. Las razones de fondo son, al menos por ahora, inescrutables, aunque puede servir de orientación que la previsión que Zapatero tenía de hacer el anuncio la semana pasada se vio desbaratada por la actitud desafiante que los presuntos asesinos de Miguel Ángel Blanco mantuvieron ante el tribunal que los juzga. Las razones de estrategia política se refieren al deseo de lograr algún entendimiento con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, para que, al menos, rebaje el Rajoy saluda ayer a Manuel Fraga en la sede de la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol IGNACIO GIL Rajoy exige al jefe del Ejecutivo claridad sobre el proceso y los límites infranqueables C. DE LA HOZ MADRID. No fue una alusión directa, ni siquiera se refirió a la llamada monclovita que parece no llegar nunca aunque se anuncie todos los días. El líder del PP, Mariano Rajoy, hizo una reflexión general sobre la necesidad de la claridad para administrar el escenario político que ha abierto el alto el fuego de ETA, aunque es indudable que su ruego iba dirigido a aquellos que tienen las máximas responsabilidades es decir, a José Luis Rodríguez Zapatero, y si ellos no lo entienden así, yo lo denunciaré advirtió. Poco antes de que se conociera que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, había convocado para hoy por la mañana a los portavoces de los Grupos Parlamentarios en la zona de Gobierno del Congreso de los Diputados para hablar del proceso de paz en el entorno de Rajoy se cuestionaba si este acudiría al pleno que pone fin al curso político. Incluso, el líder del PP bromeó ayer con la que se ha convertido en la eterna pregunta de los últimos días, esto es, si ha recibido la llamada telefónica que Zapatero se comprometió hacerle antes de acudir al Congreso a pedir autorización para hablar con ETA. Rajoy, -que acudió ayer al acto de presentación del último libro del diputado de UPN Jaime Ignacio del Burgo- hizo por otro lado una defensa cerrada de la identidad de Navarra y advirtió contra los que quieren, dijo, apropiarse de ella Recordó que en 1977, en plena negociación de la Constitución española, ya se intentó la anexión de Navarra al País Vasco como parte de la utopía nacionalista y hoy, casi treinta años después, unos mueven fichas y tantean terrenos dentro de sus reivindicaciones territoriales. Navarra seguirá siendo Navarra afirmó tajante para asegurar a continuación que ningún precio político o presión negociadora pasa por ella Frente a la pretensión terrorista de la autodeterminación, de Navarra y de la legalización de Batasuna los objetivos de los españoles son recuperar la libertad, que ETA se disuelva y que cumpla la Ley Para ello Rajoy reiteró que no puede haber negociación política con los terroristas, tampoco ninguna reunión con Batasuna y, mucho menos pasar por un proceso de legalización que permita a los proetarras recuperar el poder municipal perdido por la Ley de Partidos.