Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 28 6 2006 Sociedad 53 Incendiómetro 2006- Situación de riesgo (En porcentaje) Asturias 58 55 35 62 Galicia Castilla y León 57 61 Madrid Extremadura 72 56 Castilla La Mancha 22 Murcia 46 Andalucía 45 Canarias 34 C. Valenciana 38 Aragón 22 Baleares 32 Cataluña 27 29 Cantabria P. Vasco La Rioja Navarra Baleares, Murcia y La Rioja son las regiones con menor probabilidad de sufrir incendios forestales La quema de los montes cuesta cada año unos 1.125 millones de euros, sin contar la extinción y la restauración niestros anuales, causan la devastación más absoluta. Y el 47 por ciento de ellos son intencionados. Si a éstos les sumamos el 15 por ciento de desconocidos, podríamos hablar de intencionalidad hasta en el 62 por ciento de estos incendios. Además, existen varias comunidades donde la superficie quemada por este tipo de fuegos supera el 60 por ciento del total, con casos destacados en Murcia y Cataluña, donde llega a afectar al 78 por ciento de la superficie quemada. Infografía ABC Extremadura, Galicia y Madrid tienen el mayor riesgo de sufrir incendios forestales Casi la mitad de la superficie forestal se quema en 30 grandes fuegos b Cada año arden de media unas Pérdidas económicas Y la tendencia es al alza, explica Félix Romero, tanto en el número total de incendios como en el de grandes incendios. Desde 1991, se queman de media cada año 150.000 hectáreas en nuestro país, que cuestan 1.124 millones de euros. Éste es el valor de la pérdida económica por los incendios en España, a lo que hay que sumar los 650 millones de euros en concepto de extinción, prevención activa y restauración de zonas quemadas. Por tanto, unos 1.800 millones de euros anuales, que equivalen a hacer cada cuatro años un AVE Madrid- Lérida o una ampliación como la del nuevo aeropuerto de Barajas (6.000 millones de euros) según indicó Romero. A pesar de todos estos datos, menos del 12 por ciento de la superficie forestal en nuestro país tiene un plan de gestión. Y eso frente al aumento de combustibilidad constante provocado por el abandono rural y de cultivos agrícolas (más de 2 millones de hectáreas entre 1992 y 2002) y el riesgo que supone la expansión de la urbanización en nuestro territorio. 150.000 hectáreas y la tendencia es al alza. Sin embargo, menos del 12 por ciento de la superficie forestal tiene un plan de gestión ARACELI ACOSTA MADRID. El verano ya está aquí. Las altas temperaturas y la falta de humedad, así como el viento, no son buenos compañeros para los incendios forestales. Pero aunque en esta estación se dan cita numerosas razones de orden natural, los incendios no son fenómenos naturales en sí mismos, sino que los provoca el hombre. No en vano, de las estadísticas que elabora el Ministerio de Medio Ambiente se desprende que detrás del 90 por ciento de los fue- gos está la mano del hombre, ya sean intencionados o por negligencia. Sin embargo, la diferencia entre un pequeño conato o un gran incendio (aquél mayor de 500 hectáreas) está normalmente en la existencia de más y mejores medios de extinción y un plan de gestión forestal. Así lo dijo ayer Félix Romero, responsable del programa forestal de WWF Adena, en la presentación del Incendiómetro 2006 una herramienta que determina el porcentaje de riesgo de las comunidades autónomas de sufrir incendios forestales. Y el resultado es claro: Extremadura (72 Galicia (62 y Madrid (61 son las comunidades que más riesgo presentan de sufrir incendios forestales. En el otro extremo se sitúan Baleares y Murcia (22 y La Rioja (27 Además de los medios de extinción y planes de gestión, el Incendiómetro tiene en cuenta otros parámetos como la reducción del número medio de incendios por cada 10.000 hectáreas; reducción de la superficie incendiada; reducción del número de grandes incendios y su superficie media, y el conocimiento de las causas de estos fuegos. Veinte mil siniestros anuales Y es que los grandes incendios han venido marcando las características de la quema de los montes españoles en los últimos años. Según los datos del informe de Adena Grandes incendios forestales: causas y efectos de una ineficaz gestión del territorio el 43 de la superficie forestal entre 1991 y 2004 se quemó en el 0,18 de los incendios. Esto es, 30 incendios sobre 20.000 si-