Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid MIÉRCOLES 28 6 2006 ABC ¿Se imaginan dos aviones sembrando una nube de yoduro de plata para que lloviera sobre un punto concreto? Ese es el objetivo del Canal de Isabel II, que quiere importar tecnología de Israel para que las nubes descarguen más agua sobre el Atazar Llega la lluvia por encargo TEXTO: MARIANO CALLEJA TEL AVIV. Tanto tiempo a vueltas con la persistente sequía y resulta que en Israel tienen la solución a los problemas del agua desde hace décadas. Los técnicos del Canal de Isabel II que han viajado esta semana a Tel Aviv rezumaban optimismo por los cuatro costados al salir ayer de la reunión con el Alto Comisionado del Agua, Simon Tal, a la que asistió la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. La delegación madrileña descubrió que en Israel se provoca lluvia artificial desde hace 30 años sobre el Mar de Galilea, lo que les ha permitido tener un 18 por ciento más de precipitaciones. Todo al módico precio de un millón de dólares al año. ¿Y por qué no hacerlo en Madrid? El próximo otoño vendrán ingenieros de Israel para darnos las primeras clases teóricas. El sistema parece muy sencillo. Primero tiene que haber nubes, porque lo que está claro es que no habrá milagros y en un día radiante será imposible que caiga una sola gota de agua. Lo que se pretende es aprovechar esas nubes grises y plomizas que a menudo cruzan el cielo de Madrid sin descargar nada, y provocarlas para que lo hagan. Una vez localizada y elegida la nube, hay que determinar qué trayectoria exacta llevará y en qué momento se situará sobre el lugar agraciado Desde el puesto de control, cuando se fije el objetivo, se avisará a los pilotos sólo con una hora de antelación, para que despeguen sus aviones de dos motores. Los aviones deberán volar justo por debajo de la nube y sembrar su base con bengalas de yoduro de plata, lo que producirá una condensación del agua, que caerá por su propio peso. Lluvia artificial para Madrid 1 Para realizar la operación se necesita la presencia de nubosidad de tipo estratiforme o cumuliforme y con temperaturas por debajo de cero grados, para que las sustancias químicas produzcan el efecto deseado hasta alcanzar 1.300- 1.500 2 Un avión especial gana altura metros Nubes nubes cristales de yoduro de plata (un 3 El avión descarga en lasanhídridoyodo y resultante de la combinación de oxígeno) Lluvia condensan las microgotas de agua 4 Si las condiciones son favorables, seen suspensión y se produce la lluvia. En pruebas realizadas el año pasado en Portugal, se registraron precipitaciónes durante 15 minutos, de entre 150 y 175 milímetros de agua Embalse Depósito de yoduro de plata al caer sobre el embalse se 5 El agua, en su mayor recoge parte El avión está equipado con sensores de observación para comprobar la formación de lluvia Dispensadores Sensores C. A. ABC No hay impacto negativo Así de simple. La zona elegida por el Canal de Isabel II para estas lluvias artificiales sería el pantano del Atazar, en la Sierra Norte, que tiene una capacidad de cerca de 450 hectómetros cúbicos de agua, la mitad de todas las reservas posibles de la región. El gerente del Canal de Isabel II, Ildefonso de Miguel, aseguró que esta técnica no tiene ningún impacto negativo medioambiental. El yoduro de plata, explica, es totalmente inocuo, y cuando cae desde las nubes, se deposita en el fondo del embalse. El agua del Canal, además, está tratada en diferentes fases y su potabilidad está garantizada. ¿Y por qué no se ha hecho antes si es tan bueno? Primera pregunta del millón. Respuesta del Canal: el sistema no es tan fácil como parece, ya que hay que hacer predicciones matemáticas para saber cuál es la mejor nube, su evolución y dónde va a caer el agua con exactitud. ¿Cuándo será posible verlo sobre el pantano del Atazar? Respuesta del Canal: en septiembre u octu- Ofrenda floral sin problemas con las banderas Frente al monumento en memoria de Isaac Rabin, ex primer ministro de Israel que fue asesinado en el año 1995 junto al Ayuntamiento de Tel Aviv, había ayer dos banderas: la de España y la de Israel. La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, realizó una ofrenda floral junto al alcalde de Tel Aviv, Ron Huldai, quien le explicó cómo fue el asesinato. La corona de flores tenía dos banderas: la española y la de la Comunidad de Madrid. El embajador de España en Israel, Edualdo Mirapeix, había comunicado a Aguirre que si lo prefería la corona podía llevar sólo la bandera de Madrid, pero Aguirre optó por colocar la nacional también. Meses atrás, en el mismo lugar, el presidente de la Generalitat catalana, Pascual Maragall y José Luis Carod- Rovira protagonizaron un incidente al protestar por la ausencia de la bandera catalana en el acto de homenaje a Rabin. El viaje de Aguirre no está siendo polémico. Hoy se desplazará a Jerusalén, donde comenzará el día con una temprana misa en la basílica del Santo Sepulcro. La presidenta regional se reunirá también con el presidente de Israel, Moshé Katsav, si no cambia la agenda por los acontecimientos de los últimos días en este país, que han subido varios grados la tensión política. bre tendrán las primeras reuniones en Madrid con técnico de Mecorot, la empresa que gestiona el agua en Israel y que dispone ya de cuatro aviones para cazar nubes. Pero además habrá que llegar a un acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente, y conocer la opinión de la ministra, Cristina Narbona, quien no se ha caracterizado por mantener una buena relación con la Comunidad de Madrid. La lluvia provocada con yoduro de plata no se produce sólo en Israel. Desde este estado se ha exportado la tecnología a diferentes puntos de Estados Unidos, China y México, pero hay otros países, en América Central, por ejemplo, que también lo practican y con éxito, ya que las precipitaciones aumentan en torno a un 15 por ciento. Ésta es la tercera idea de la que han tomado buena nota en la Comunidad de Madrid para acabar con los problemas del agua en la región, junto al rie-