Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 MIÉRCOLES 28 6 2006 ABC Internacional Abbas arranca a Hamás un reconocimiento implícito y a la vez ambiguo de Israel El Tsahal lanza su ofensiva tras bombardear las infraestructuras y dejar la Franja a oscuras b El Yihad Islámico se desmarca de un acuerdo al filo de la navaja que es interpretado de distinto modo por los islamistas y los nacionalistas palestinos JUAN CIERCO. CORRESPONSAL GAZA. Mucho ruido y muchas nueces. El día político y la noche militar estuvieron llenos de estruendos que finalizaron con el lanzamiento, al alba, de la ofensiva terrestre sobre Gaza después de un bombardeo nocturno por la aviación israelí de varios puentes y de la única estación eléctrica del centro de Gaza, que quedó a oscuras. Dos brigadas de infantería y decenas de carros de combate penetraron por el sur de la Franja, mientras las fuerzas de seguridad palestinas se retiraban del aeropuerto. El objetivo, rescatar, o intentarlo, al soldado Guilad Shalit. Horas antes, portavoces y negociadores de Hamás y de Al Fatah anunciaban a bombo y platillo un reconocimiento implícito de Israel, de acuerdo con las fronteras de 1967 y, sobre todo, con el Documento de Reconciliación Nacional urdido por los presos palestinos en las cárceles israelíes. Dicho compromiso, que culmina largas semanas de tensas negociaciones entre salarios impagados, asesinatos israelíes nada selectivos y amenazas de guerra civil, supondría además la suspensión de los atentados terroristas dentro de Israel. Hamás y Al Fatah reconocieron a media mañana la firma del acuerdo que quedaba pendiente tan sólo de una comparecencia pública y conjunta de Mahmud Abbas e Ismail Haniyeh. Sin embargo, la esperada rueda de Prensa se canceló a última hora, lo que disparó especulaciones que llegaron a poner incluso en cuarentena el pacto. Los soldados israelíes dormían frente a sus vehículos pesados a la espera de la orden de comenzar con la invasión Hamás mantiene el secuestro Fuentes próximas a la oficina del presidente de la ANP consultadas por este periódico aseguraron que la anulación de la comparecencia tenía que ver con la tensa situación del momento por el secuestro de Guilad Shalit. Por razones obvias, Abbas no aparecerá de la mano de Haniyeh mientras los milicianos de su brazo armado mantienen secuestrado a un soldado israelí Las dudas sobre el documento se fueron disipando a medida que avanzaba la noche, entre los bombardeos de la aviación y de la artillería israelíes y el avance de sus tropas por tierra. Hoy, miércoles, la Franja de Gaza puede amanecer sembrada de cadáveres. No se sabe todavía si el pacto entre Al Fatah y Hamás conllevará la anulación automática del referéndum convocado por Abbas para el 26 de julio, precisamente sobre el reconocimiento, en este caso explícito, de Israel. Se asegura que el acuerdo, sacado por fórceps por Abbas a Hamás, propiciará la creación de un Gobierno de Unidad Nacional entre ambos partidos, que nacería de aquí a dos semanas. ¿Con cargos políticos o con tecnócratas? ¿Haniyeh seguirá de primer ministro, o cederá el mando al millonario de Nablus Munib al- Masri? Según el texto del documento, la OLP, presidida por Abbas, sería la única organización palestina que negociaría un posible acuerdo de paz con Israel, acuerdo que sería presentado al Parlamento dominado por Hamás y al pueblo palestino en un referéndum. Washington y Bruselas siguieron con interés las revelaciones del acuerdo, pero insistieron en que hace falta más claridad en las posturas (Al Fatah las interpreta como un reconocimiento de Israel, Hamás denuncia la ilegítima ocupación hebrea) y un compromiso definitivo por el fin de la violencia. Israel no ha reaccionado, pues lo considera un asunto interno palestino AP El acuerdo interpalestino debe dar paso a un Gobierno de Unidad Nacional, pero sigue la incertidumbre y, sobre todo, porque nunca aceptará un acuerdo que incluya la creación de un Estado palestino en las fronteras de 1967 con Jerusalén Este como capital; ni la liberación de los presos; ni el derecho al retorno de los refugiados... No todas las facciones palestinas parecen conformes. El Yihad Islámico no está dispuesto a reconocer, ni implícita ni explícitamente, a Israel. Las diferencias pueden mostrarse a bombazo limpio, como fue el caso en la tarde de ayer en el centro de Gaza con la explosión de un coche conducido por un miliciano de Hamás que murió. No será el último muerto relacionado con un acuerdo que, con la ofensiva israelí y el secuestro del soldado hebreo, asoma tan tímido como ambiguo.