Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA MIÉRCOLES 28 6 2006 ABC El CGPJ reclama respeto para el trabajo del juez Las duras críticas recibidas por el juez Fernando GrandeMarlaska, en especial desde el nacionalismo vasco, a raíz de sus últimas decisiones han hecho reaccionar al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) cuya Comisión Permanente hizo ayer una llamada al respeto que merece el trabajo desarrollado por éste y por todos los integrantes del Poder Judicial. La decisión no recibió el respaldo unánime de la Comisión, ya que los dos vocales del grupo progresista votaron en contra. El CGPJ recuerda que el legítimo ejercicio de la crítica no puede amparar los ataques personales ni la deslegitimación del Poder Judicial, circunstancia que se produce en las declaraciones, incompatibles con el respeto vertidas contra el juez. Emilio Castillo, detenido ayer en Fuenterrabía por su relación con la red de extorsionadores, es conducido por la Policía EFE Arzalluz admite que acudió a Agirre al saber que ETA pidió dinero a un amigo Reconoce que le llamó para saber si ETA seguía extorsionando tras el alto el fuego la Justicia de actuar con fines políticos en los casos Atutxa e Ibarretxe y amenaza con impugnar la Constitución y no acatarla si las cosas siguen así NIEVES COLLI MADRID. La comparecencia como testigo del ex presidente del PNV, Xabier Arzalluz, ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande- Marlaska apenas duró una hora pero sirvió para confirmar el papel de Gorka Agirre, miembro de la Ejecutiva del PNV, como mediador en los pagos realizados por empresarios extorsionados a ETA. Durante el interrogatorio, al que acudió acompañado de abogado, Arzalluz admitió que en abril llamó por teléfono a Agirre al conocer que ETA había reclamado dinero a un amigo suyo. El ex presidente del PNV acudió al dirigente del partido- -que hoy comparecerá en Bilbao ante el juez como imputado por un delito de colaboración con banda armada- -porque tenía entendido que actuaba como intermediario en casos como éste. La conversación telefónica fue interceptada por la Policía y, según fuentes jurídicas, Arzalluz la reconoció sin problemas cuando le fue leído su contenido y no necesitó escuchar la grabación. En otro momento de su declaración, Arzalluz trató de justificar al dirigente del PNV al señalar que por indicación del partido se encargaba de comprobar la veracidad de las cartas de extorsión recibidas por los empresarios para, en su caso, denunciar el hecho ante b Acusa a la Ertzaintza. En este sentido, según las fuentes antes citadas, explicó que el objetivo de la llamada que hizo en abril era saber si, pese el alto el fuego, seguía activa la extorsión etarra y si la cantidad reclamada debía ser pagada. En declaraciones a los medios de comunicación tras su comparecencia, Arzalluz insistió en que su preocupación no era tanto la posibilidad de que hubiera un nuevo caso de extorsión, como el hecho de que se produjera tras el alto el fuego de ETA, porque, dijo, una tregua con extorsiones, nosotros no la aceptamos como tregua También reconoció que el PNV siempre ha estado al tanto de los pagos a ETA- por supuesto que lo conocíamos dijo- aunque aseguró que el partido estableció una ley interna que prohibía a los afiliados pagar ningún impuesto ni a ETA ni a nadie so pena de expulsión y categóricamente negó que ningún miembro del partido haya estado negociando ni rebajando cualquier extorsión Arzalluz, que acudió a la Audiencia Nacional arropado por varios diputados del Grupo parlamentario del PNV así como por el actual presidente del EBB, Josu Jon Imaz, no desaprovechó la oportunidad para arremeter una vez más contra la Justicia, a la que acusó de actuar con fines políticos en casos como los que afectan a Atutxa o a Ibarretxe, y contra la ley de Partidos, a la que se refirió como ley antiterrorista y de la que dijo que no va contra ETA sino contra el nacionalismo La línea Bush Tampoco dejó pasar la ocasión de lanzar una advertencia al asegurar que si las cosas siguen por este camino, puede llegar el momento en que impugnemos la Constitución y no la acatemos No sin ironía, aseguró que se nos está contagiando un poco la línea Bush: pone usted terrorismo por delante, y todo vale La Fiscalía pedirá hoy medidas cautelares contra el dirigente del PNV por mediar en la extorsión N. C. L. P. B. MADRID BILBAO. La investigación abierta sobre la red de extorsión de ETA apunta con claridad al miembro de la Ejecutiva del PNV Gorka Agirre como uno de los mediadores entre la banda y las víctimas del chantaje terrorista. Esta actividad- -detectada en conversaciones telefónicas intervenidas al político vasco- -llevará con toda probabilidad a la Fiscalía de la Audiencia Nacional a pedir hoy medidas cautelares contra Agirre, que prestará declaración ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande- Marlaska en dependencias judiciales de Bilbao. El PNV ha movilizado a sus militantes a través de su página web con el fin de que se concentren a las puertas del Palacio de Justicia de la capital vizcaína para recibir al juez. A la convocatoria no faltará Josu Jon Imaz, quien ha cancelado todos sus compromisos políticos, y que ayer también estuvo al lado de su predece- sor, Xabier Arzalluz, en la Audiencia Nacional. Fuentes de la investigación indicaron que la actividad desplegada por Agirre no llega a ser constitutiva de un delito de integración en organización terrorista, pero sí podría encajar en el de colaboración. El político vasco tiene muchos contactos dentro de la red de extorsión y ha mantenido muchas citas y conversaciones, lo que le convierte en sospechoso. Dos nuevas detenciones La operación avanzó ayer con la detención en Guipúzcoa de otros dos individuos integrados en el aparato de extorsión de la banda terrorista. Se trata de Emilio Castillo y de José Ignacio Elosúa, éste último, hijo de Joseba Elosúa, en prisión desde el pasado sábado. La investigación sigue abierta y no se descarta que se produzcan nuevas detenciones en las próximas fechas. El PNV mantiene la presión y moviliza a su militancia para que reciba al juez en los juzgados de Bilbao