Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 6 2006 103 Fuertes atrás, sin juego en el medio Francia ha evolucionado tácticamente lo justo en los últimos años. Doménech se agarra a los dos medios centros deE. O. HANNOVER. Francia no funciona. Juega mal. Nada tiene que ver con el equipo que ganó el Mundial 98 y la Eurocopa 2000 en un maravilloso ciclo de cuatro años. Doménech, cada día más criticado, todavía no ha encontrado un patrón táctico que siente bien a su equipo. Prefiere el 4- 2- 3- 1 heredado de sus antecesores, pero no son los mismos jugadores y los que han sobrevivido pasan todos de los treinta años. Sólo en el último encuentro, contra Togo, ante la baja de Zidane y presionado por la obligación de la victoria y de marcar un mínimo de dos goles, optó por colocar un segundo delantero al lado de Henry, Trezeguet, al que tiene postergado en el banquillo. Su primera decisión controvertida fue elegir a Barthez por delante de Coupet, el titular del Lyon, que ha realizado mucho mejor temporada que el portero del Marsella. Delante, el cuarteto defensivo está bien definido. Por el centro es rocoso. Thuram y Gallas tienen siempre la protección de Makelele y Vieira. Thuram ha perdido la velocidad de antes y tanto Torres como Villa pueden y deben explotar esta situación. Es una defensa que por su regular nivel técnico tiene problemas para sacar el balón jugado y siempre buscan a sus dos medios centro o a Zidane para que hagan la transición ofensiva. Sagnol y Abidal son dos laterales ofensivos y agresivos en el marcaje. fensivos, como Jacquet en 1998 y Lemerre en 2002, y es precisamente en el centro del campo donde el equipo no termi- na de funcionar, para desesperación de un Henry que juega sólo. Sin embargo, atrás sigue ofreciendo garantías Así ha jugado Francia Suiza (0- 0) Barthez Sagnol Sagnol Abidal Corea del Sur (1- 1) Barthez Sagnol Abidal Barthez Togo (2- 0) Thuran Gallas Thuran Gallas Thuran Gallas Silvestre Makelele Zidane Wiltord (Dhorasso, m. 84) Vieira Makelele Zidane (Trezeguet, m. 90) Vieira Makelele Vieira (Diarra, m. 81) Wiltord Ribery (Saha, m. 70) (Ribery, m. 60) Ribery Malouda (Dhorasso, m. 88) (Goulou, m. 77) Malouda (Wiltord, m. 74) Henry Henry Henry Trezeguet 4- 2- 3- 1 4- 2- 3- 1 Novedades 4- 4- 2 Infografía ABC No me da vértigo este partido JULIÁN ÁVILA HANNOVER. Luis Aragonés ha dejado la habitación manga por hombro en Kamen. Con las cuchillas de afeitar en el lavabo dice. Está tranquilo, demasiado a simple vista. Los que le conocen bien dicen que esta pose es sinónimo de confianza en sus jugadores y de seguridad en el plan establecido. Tiene muchas batallas en sus carnes, con alguna que otra herida. Sabe lo que significa afrontar un partido de estas características. Está preparado. Yo no tengo vértigo. En el fútbol, cuanto más grande es el partido, menos vértigo me da. Son las citas que siempre quieren jugar entrenadores y futbolistas. Ahora sí he podido palpar las sensaciones de los jugadores y les veo convencidos de continuar adelante Ha repasado las notas de sus colaboradores y ha deducido que su equipo tiene suficientes armas como para desplumar al gallo. Tener el balón y que si nos tiran dé en el palo. Este equipo necesita el balón ante Francia y ante cualquier selección. A partir de ahora no veremos tan vistosos partidos. Si una selección hace un gol se replegará, regalará el campo y buscará el contragolpe para rematar el partido El seleccionador introduci- Zidane, lejos de Henry Es en la zona ancha donde comienzan los problemas. Makelele y Vieira no son los de antes, sobre todo en el plano físico. Tienen mucho el balón, pero casi siempre en su campo. Los dos son diestros, por lo que casi siempre cargan el juego hacia su lado. Doménech coloca a Zidane donde más le gusta jugar y donde ahora puede tener un menor desgaste. Su hándicap es que tiene que bajar demasiados metros para sacar el balón y se queda muy lejos de poder habilitar a Henry con sus pases. Los dos hombres de banda, normalmente Wiltord y Malouda, son prácticamente dos extremos. El primero se convierte en un segunda punta cuando Sagnol le empuja por su banda y el segundo juega más pegado a la raya. Tiene una muy buena zurda y encara y dribla. Para Henry queda todo el frente de ataque. En este sentido, se mueve como en el Arsenal en la Champions como única referencia ofensiva del equipo. Poco más se puede decir de él que no sepa. Ribery es la alternativa más novedosa. Un peligro con el balón en los pies. El francés más desequilibrante después de Henry. rá dos cambios respecto al equipo tipo, que justificó ante los periodistas: Un seleccionador tiene que cuidar los pequeños detalles. Alguno de los jugadores que entra es un poco mejor que otro, pero no voy a dar nombres. Es para manejar el partido. Siempre que se toca algo se hace para mejorar esa apuesta. A mí, me gusta reconocer cuando me equivoco, y creo que en esta ocasión no me he equivocado Su comparencia discurría tranquila cuando un perio- dista inglés le preguntó por el caso Henry Entonces, Luis se rebrincó. No dejó ni que la traductora finalizase. No, no, no. De eso no hace meses, hace año y medio. Y no le voy a dedicar ni un segundo. Está todo claro. Reyes y Eto o se lo han dicho. ¡Pero si tengo amigos que son de ese color, que son gitanos! Hasta tengo un amigo japonés que es sexador de pollo, y vive en Jerez Y se marchó. Luis está más confiado que nunca y apuesta por el triunfo de España