Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 Cultura MARTES 27 6 2006 ABC Pearl: Los intelectuales denigran a Poe y los lectores le mantenemos vivo El autor de El Club Dante novela los últimos detalles de la muerte del genio b El escritor neoyorquino investiga desde una tumba sin nombre los pasos finales de Edgar Allan Poe en La sombra de Poe que sigue siendo alargada desde 1849 ANTONIO ASTORGA MADRID. A Edgar Allan Poe le persiguieron los cuervos durante toda su vida, desde la que veía borrachos merendar muerte en las aceras de Nueva York. Su alter ego, Charles Auguste Dupin, es la expresión de su egotismo más intenso, de su sed de infalibilidad y superioridad que tantas simpatías le enajenaban entre los mediocres. Era grande, muy grande, cuando atacaba esa mediocridad. Ahora en EE. UU. intelectuales dignos de esa mediocridad le ningunean y dicen que Poe no merece ser estudiado Allá ellos. La tuberculosis que le sobrevino a su mujer mientras tocaba el piano para él fue la tragedia más horrible que Poe padeció. Enloqueció camino del abismo. Que Dios ayude a mi pobre alma dicen que fueron sus últimas palabras. Otras fuentes, como Matthew Pearl, sostienen que mencionó a un tal Reynolds La sombra de Poe (Seix Barral) se alarga sobre una tumba sin nombre en la que fue enterrado el 8 de octubre de 1849, en presencia de dos parientes, un doctor y un condiscípulo, en el cementerio presbiteriano de Westminster. Murió un día antes en un hospital de Baltimore, tras ser encontrado en situación apurada en una taberna que sirvió de oficina electoral. Los últimos cinco días de su vida siguen siendo uno de los más persistentes vacíos de la historia de la literatura. Leyendas de Poe, como las que Pearl desembaraza a renglón seguido: Provocador: Acusaba a sus colegas de robarles sus obras. El personaje de mi novela, Quentin Clark, quiere limpiar el buen nombre de Poe, pero lo que yo pretendo es desbrozar todo lo que hay alrededor, para que se vea que por encima de todo Poe era un ser humano. Más que una buena persona, que es lo que Quentin intenta demostrar, Poe simplemente era un persona, sometida a presiones y pérdidas, como la de su madre cuando tenía dos años Matrimonio infantil: Se casó con una prima suya de 13 años y mintieron en el Registro al declarar que había cumplido 21 Amistades: Muy pocas. Se granjeó más enemigos que amigos. Parte de esta manera de ser surgía porque nunca se sentía seguro como escritor, empezando por su propia familia. Él veía la profesión de escritor como peligrosa, bajo sospecha. Su familia nunca quiso que fuera literato y sus contemporáneos atacaban su manera de escribir. Se sentía agredido, perseguido Rivales: Uno de los contrincantes más acérrimos de Poe era Henry Wadsworth Longfellow, protagonista de El Club Dante mi primera novela ¿Se removerá Poe de su tumba? ¿Mujeriego empedernido? Más bien tenía un problema de torpeza: era bastante incompetente con las mujeres. Fracasaba más que conquistaba Militar: Quiso hacer carrera dentro del Ejército, ingresando en la Academia de West Point, pero lo descartó antes de llegar a nada, porque para él era muy difícil asumir el orden y las órdenes, las disciplinas y los niveles que le querían imponer. Con la Universidad también tuvo muchos problemas, porque odiaba las estructuras Alcohol: Parece que no tenía ninguna tolerancia al alcohol, era consciente de su problema y evitaba beber, pero vivió en una época en la que era muy difícil no beber nada. Y era muchas veces consciente de que hacía algo que iba a perjudicar a su carrera Animal literario: Su literatura sigue siendo hoy controvertida en Estados Unidos. Muchos intelectuales defienden aún que no merece la pena ser estudiado Poe. El intelectual le denigra. Es decir, piensan que una cosa es que exista, pero que como icono no todo el mundo tiene que estar de acuerdo. Los lectores mantenemos vivo a Poe- -yo, por supuesto, me incluyo entre ellos- -y esa tensión es justamente una de las cosas más hermosas en torno a su figura ¿Pudo morir asesinado Poe? No tengo ninguna evidencia de primera mano Matthew Pearl IGNACIO GIL Se granjeó el bostoniano más enemigos que amigos y era bastante torpe con las mujeres de que hubiera acabado así La tumba sin nombre: Su funeral fue el símbolo de la poca estima que había conseguido entre sus contemporáneos. Como autor era pobre cuando murió y apenas conocido Intermediario de esclavos: Con 20 años Poe actuó como agente literario de su futura suegra, María Clemm, en la venta de un esclavo también de veinte años, Edwin, por 40 dólares, a una familia negra de Baltimore, única manera de apartar a un esclavo de la trata Sus últimas palabras: Que Dios ayude a mi pobre alma Eduardo Lago, nombrado nuevo director del Instituto Cervantes de Nueva York ABC NUEVA YORK. Eduardo Lago, novelista, crítico, traductor y catedrático de Literaturas Hispánicas en la ciudad de Nueva York, fue nombrado en el día de ayer nuevo director del Instituto Cervantes de esta gran urbe norteamericana, como ya avanzó ABC el pasado 13 de mayo. Nacido en el año 1954, Lago, que obtuvo el último premio Nadal por su novela Llámame Brooklyn (la historia de un brigadista español que emigra a este popular barrio neoyorquino tras la derrota de la Guerra Civil) sustituye en el puesto al también escritor y académico de la Española Antonio Muñoz Molina, que ha permanecido dos años al frente de la institución cervantina en la Gran Manzana. Este mismo jueves, el nuevo director ofrecerá una rueda de Prensa en la que detallará los más inminentes proyectos de actuación del centro en los próximos meses, cuya principal misión será, sin duda, seguir consolidando en la ciudad de los rascacielos y en el resto de los Estados Unidos la presencia de la lengua y de la cultura españolas. Por su parte, Muñoz Molina, que también comparecerá ante los medios de comunicación, hará balance de su gestión al frente del Instituto Cervantes neoyorquino durante este par de años. Eduardo Lago vive desde hace más de dos décadas en Nueva York. Colaborador de distintos medios periodísticos españoles, en el año 2001 obtuvo el premio de Crítica Literaria Bartolomé March por un estudio sobre las traducciones al español del Ulises de James Joyce. Doctor en literatura por la Universi- Eduardo Lago YOLANDA CARDO dad de la Ciudad de Nueva York, Lago es profesor en la prestigiosa Universidad Sarah Lawrence College. Además de Llámame Brooklyn por cierto, su primera novela, Lago también es autor de la colección de relatos Cuentos dispersos (2000) la memoria de su viaje a Chiapas titulada Cuaderno de México así como del ensayo ilustrado sobre pintura Dark and yellow rooms (2001) En cuanto a su intensa y exigente labor como traductor, Eduardo Lago ha vertido al castellano a autores como Charles Brockden- Brown, Hamlin Garland, William Dean Howells, Henry James, Sylvia Plath, Christopher Isherwood, Junot Díaz y John Barth. Curiosamente, Llámame Brooklyn muestra la perfecta relación de Lago con la ciudad de Nueva York, situación parecida a la de Antonio Muñoz Molina, que antes de instalarse allí hace dos años había pulicado una obra muy neoyorquina Ventanas de Manhattan Molina deja la dirección del Instituo Cervantes poco antes de que llegue al mercado su nueva novela, El viento de la luna cuya publicación está prevista para el otoño.