Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Sociedad MARTES 27 6 2006 ABC Educación JÁN FIGEL Comisario Europeo de Educación, Formación, Cultura y Multilingüismo España dobla la media europea de abandono escolar Figel, de visita en Madrid para la entrega de premios de Patrimonio cultural Europa Nostra habla con ABC de los puntos fuertes y las debilidades del sitema educativo español TEXTO: LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL. BRUSELAS. El eslovaco Ján Figel tiene en sus manos el reto de conseguir que Europa esté a la altura de Estados Unidos en materia educativa. La tarea no es fácil pero apunta algunas de las claves. ¿Cómo valora el sistema educativo español? -España presenta resultados poco brillantes en algunas áreas. Ha registrado cifras relativamente buenas en cuanto al número de estudiantes de matemáticas y tecnología y está dentro de la media europea de adultos entre 25 y 64 años que retoman sus estudios. Sin embargo, se aleja mucho de la media en cuanto a la finalización de la secundaria superior. España no sólo no alcanza la media europea sino que ha empeorado en los últimos años pasando del 65 de los jóvenes entre 20 y 24 años en el año 2000 al 61 en 2005. -España registra, además, altos niveles de abandono escolar... -Sí, dobla la media europea de abandono escolar y supera la media comunitaria de dificultades para la lectura en los menores de 15 años. Con las cifras de jóvenes que abandonan las aulas y los bajos niveles de formación podríamos decir que se está echando a perder la inversión actual. -Parte del problema en España, ¿podría residir en la inmigración? -Sí. España sufre un problema particular que es la continua recepción de inmigrantes con bajos niveles de educación y dificultades para entender el idioma y comunicarse. Eso agrava la situación de España. ¿Qué consejos daría a las instituciones españolas? -La educación superior necesita de una modernización que sería posible con una mayor autonomía, mayores inversiones, una mayor especialización y una mayor movilidad tanto de estudiantes como de profesores. Por otra parte, consideramos que cualquier ciudadano europeo debería tener unas competencias mínimas. Estas competencias son el conocimiento profundo de la cultura y la lengua de su país, de lenguas extranjeras y de las nuevas tecnologías. También es importante que los ciudadanos europeos tengan una educación cívica e interpersonal, y unas competencias empresariales y culturales. Todos ellos son contenidos curriculares importantes que el sistema español debería potenciar. -Habla de una educación cívica, pero la creación de la Educación para la ciudadanía para responder a esta recomendación europea ha supuesto una gran polémica... -Nosotros no proponemos el conteni- do per se de la asignatura, pero creemos que debe incluir los principios básicos para cualquier sociedad cívica, especialmente importantes para las sociedades receptoras de inmigración que afrontan problemas de exclusión social. Ha surgido un sentimiento erróneo entre quienes critican la implantación de la materia; piensan que es un intento de controlar el pensamiento, pero no es así. -La no evaluación de la asignatura de Religión en España también ha sido muy criticada, ¿era necesario este cambio? -Es una competencia de los Estados miembros, y cada uno tiene que adoptar estas decisiones de acuerdo con sus tradiciones y creencias. No hay un modelo único y central. -El cambio del catálogo de títulos universitarios para cumplir las exigencias del proceso de Bolonia ha levantado protestas en España, hasta el punto de que el Gobierno ha considerado su supresión... -El proceso de Bolonia ya ha sido implantado con éxito en algunos socios europeos y en otros, como España, está suponiendo un proceso mucho más difícil. Este cambio pretende crear un espacio educativo europeo en 2010 y España y sus institucio- Ján Figel AP nes se beneficiarán de la compatibilidad de su catálogo de títulos con este espacio. Si no colaboramos, seremos unos perdedores. -Hoy visita Madrid para la entrega del Premio Europa Nostra que galardona la Vía de la Plata de Extremadura en la categoría de Conservación del paisaje -La Unión Europea está llena de culturas y se define por su diversidad. Es importante valorar los proyectos que nos ayudan a reconocer y a construir una cultura común. Al premio se presentaron 214 proyectos y la Vía de la Plata de Extremadura ha sido uno de los galardonados por ser una de las buenas prácticas de la UE de la que tenemos que aprender, es una riqueza común.