Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 6 2006 Sociedad 57 COMUNICACIÓN La FAPE condena a Lydia Lozano por faltar a la verdad en el caso Ylenia S. C. MADRID. La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) ha amonestado a Lydia Lozano por conculcar el principal compromiso ético de la profesión: el de respetar la verdad, cuando difundió informaciones relativas a la desaparición de Ylenia Carrisi, la desaparecida hija de Al- Bano y Romina Power. A petición de la Asociación de Usuarios de la Comunicación, la Comisión de Quejas y Deontología de la FAPE inició en noviembre de 2005 un expediente por incumplimiento de normas deontológicas por parte de la periodista, un procedimiento que ha desembocado en una resolución que desestima todas los alegatos pronunciados por Lozano. Ni la infidelidad de sus fuentes, la libertad de investigar que defiende la propia comisión o ni tan siquiera la rectificación realizada hace un año por la periodista han sido aceptadas. El informe estima que la periodista ha vulnerado múltiples normas y principios en su seguimiento informativo de la desaparición de Ylenia, a través de varios programas de Telecinco. Un informador puede equivocarse- -considera el informe- -pero no puede admitirse la persistencia en el error durante casi cuatro meses defendiendo informaciones no veraces Para la comisión de Quejas y Deontología, la periodista ha conculcado también de manera reiterada derechos fundamentales de Ylenia Carrisi. Respecto a la queja dirigida a Telecinco, la Comisión se declara incompetente para resolver, aunque hace un llamamiento sobre los espacios que quieren ser periodísticos y difunden los aspectos más morbosos de las personas Warren Buffett con el matrimonio Gates, tras anunciar su donación AP La decisión del segundo hombre más rico del mundo de donar su fortuna a la fundación de Bill Gates abre una nueva edad de oro en la filantropía de EE. UU. Ricos y generosos TEXTO: MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Los dos hombres más ricos del mundo juegan juntos al bridge y comparten la emoción de sus aventuras empresariales, pero entre partida y partida el inversor de 75 años sembró en el genio de la informática la semilla filantrópica. Ahora que Bill Gates ha decidido entregarse en cuerpo y alma a su fundación, Warren Buffett ha decidido darle un impulso de gigante donándole la mayor parte de su fortuna. Los 38.000 millones de dólares en acciones que donará el llamado oráculo de Omaha sede de su firma de inversiones Berkshire Hathaway, suponen el mayor movimiento filantrópico de la historia de Estados Unidos. Ni Rockefeller y Carnegi le hacen sombra, después de actualizar sus donativos a los tiempos que corren. La transferencia se hará progresivamente, empezando con medio millón de acciones este año, y continuando cada mes de julio con un paquete de un 5 menos, que el magnate espera que valga más. La Fundación Bill y Melinda Gates podrá venderlas, transferirlas a otras organizaciones a las que ayude o mantenerlas como capital. Buffett asegura que se siente en muy buen estado de salud, y que así se lo ha confirmado su médico, pero cambiará su testamento para que el compromiso filantrópico sea irrevocable La única condición para que continúe la capitalización de la que ya era la fundación mejor dotada del mundo, es que uno de sus dos titulares siga con vida y participe de forma activa en la gestión. Con su generosidad Buffett re- cibe un puesto en el Consejo de Administración, pero no piensa implicarse porque esto de la filantropía es demasiado lento y me aburriría dijo a la revista Fortune. Tendría que involucrarme con un montón de gente que no me apetece y escuchar un montón de opiniones que no me divertirían La única razón por la que ha aceptado el puesto, que Gates dice le hubiera dado aunque no hubiera donado ni un centavo es para el caso de que los dos vayan juntos en un avión que se estrelle Una mínima parte irá destinada a las fundaciones de caridad que él y su familia han establecido. Buffett, que siempre dejó claro que sus hijos no heredarían una gran fortuna, porque ya habían tenido más oportunidades que la mayoría, se ha inclinado por la fundación de los Gates porque ya tiene el megatamaño para ser eficaz Además, está convencido de que Bill y Melinda poseen una inusual inteligencia, energía y corazón para mejorar las vidas de millones de seres humanos que no han sido tan afortunados como nosotros tres dice en la carta en la que les comunica su decisión. El Supremo decidirá si Bush debe limitar las emisiones de CO 2 de los vehículos AGENCIAS WASHINGTON. El Tribunal Supremo de Estados Unidos aceptó ayer la demanda presentada por varios estados, ciudades y organizaciones ambientales que reclaman a la Administración Bush que regule las emisiones de dióxido de carbono procedentes de los vehículos. Con esta decisión, el Tribunal Supremo estudiará revisar una sentencia de 2003 de la Corte. Por ésta se eximía a la Agencia de Protección Medioambiental norteamericana de regular la emisión de estos gases producidos por los vehícu- se, George W. Bush, como grupos energéticos del país se oponen a esta solicitud. El año pasado la Agencia de Protección de Medio Ambiente se eximió a sí misma de regular las emisiones. Un fallo muy esperado En su apelación, los estados argumentan que este caso va al corazón de las responsabilidades de la Agencia de Protección del Medio Ambiente para luchar contra el mayor problema ambiental de nuestro tiempo el cambio climático. Por este motivo, todos esperan un fallo que podría convertirse en una de las principales decisiones del Alto Tribunal en materia ambiental. Y es que hasta ahora la Administración Bush se ha basado en medidas voluntarias para enfrentarse al cambio climático, aduciendo que existen incertidumbres sobre la influencia del hombre en el clima. los, ya que la ley de Aire Limpio aprobada por el Congreso no le concedía la autoridad necesaria. Los estados de California, Connecticut, Illinois, Maine, Massachusetts, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Oregón, Rhode Island, Vermont y Washington, junto a las ciudades de Baltimore, Nueva York y Washington DC sostienen que la Agencia de Protección del Medio Ambiente debe tener responsabilidad sobre la regulación de estas emisiones. Por el contrario, tanto la Administración del presidente estadouniden-