Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Madrid MARTES 27 6 2006 ABC MADRID AL DÍA SE DICE SE COMENTA LOS VOTOS DE TAPIAS Ya queda menos para que se conozca la suerte de Fernando Fernández- Tapias en la Cámara de Comercio. Nadie se atreve a dar un pronóstico. Quienes confían en la derrota del actual presidente- es decir, que se caiga de la lista de notables de CEIM en la votación del Plenario de mañana- guardan silencio porque creen que si se pronuncian jubilosos por esa deseable derrota pueden provocar el efecto contrario. Quienes están del lado de Tapias, en cambio, saben que algunos- que son muchos- han ido demasiado lejos en su crítica. VERDES PRADERAS MANUEL MARÍA MESEGUER SESEÑA, CENTRO DE INTERÉS A Seseña, ubicada ahí al lado, se la sigue con interés desde Madrid a raíz de la irrupción de El Pocero y de las denuncias de IU sobre un posible trato de favor a José Bono. Pero la historia va a continuar y ahora se avecina el capítulo del agua donde se han sucedido las tergiversaciones que han acabado por poner de los nervios a más de uno. De momento, nada de nada. Una cosa es que alguien acostumbrado a piratear haga lo único que sabe hacer, y otra cosa bien distinta es que se suministre agua a quien la paga. Hasta ahora, calma. no de los elementos más característicos del final del franquismo y los primeros años de la transición política fue la consolidación de una emergente clase media que se afanaba con lo que en aquellos años se consideraba un determinante signo de distinción: el chalé de ocio en la sierra. En aquella década de los 70, las Sierras Norte y Noroeste eran una sucesión de praderas casi permanentemente verdes tan pronto las lluvias fueran benignas. Pero entonces solía llover a placer sobre las casetas de la Feria del Libro o sobre el coso de Las Ventas, de modo que el verdor podía darse por garantizado. Tanto, que el joven director José Luis Garci decidió rodar Las verdes praderas con un Alfredo Landa impecable en una crítica social que pasaba de la comedia al drama sin solución de continuidad. Encantado con su chalé, el personaje de Landa cortaba leña, aprontaba víveres o se vestía de flamante chándal adidas para iniciarse en el tenis con una raqueta Wilson tamaño sartén. Pese a que los fines de semana todavía comenzaban la tarde del sábado, aún le daba tiempo a nuestro agobiado personaje a pasear por las zonas arboladas que conectaban las escasas urbanizaciones y los pueblucos de pocos cientos de habitantes que convertían todo el entorno serrano en un pastel de nata, chocolate y pistacho. El Landa protagonista regresaba a la ciudad con un cansancio de mil demonios y la impresión de haberse sometido a una sutil forma de esclavitud. Como el pasmo que producen las fotos de juventud, la revisión de los paisajes de hace casi treinta años puede llevar a la melancolía, sobre todo si ahora se contabilizan 1.144 urbanizaciones en la zona con 150.000 vecinos, más los cascos urbanos, cada vez más expandidos y poblados a causa de la carestía de la vivienda en la capital. Los ecologistas han denunciado que se quieran construir 90.000 nuevas viviendas junto al río Guadarrama, lo que aumentará la población en más de 300.000 habitantes, algo que desde el gobierno regional se desmiente con la boca pequeña, arguyendo que no se hará en esta legislatura. Quizá pueda agasajarse a los reencontrados turistas japoneses, con un DVD de la película de Garci como recordatorio de la antigua sierra y para que la melancolía no ataque siempre a los mismos. U LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Señales de tráfico En Madrid y creo que en toda España los carteles indicativos de direcciones y las señales de tráfico son lamentables y seguro que ocasionan una pequeña parte de accidentes. ¿Se han dado cuenta de que siempre falta el último cartel indicador? ¿De que la mayoría de carteles indicativos están dentro del desvío que quieren indicar, cuando ya es demasiado tarde para ponerse en el carril adecuado? ¿De que algunos carteles presentan tantas indicaciones que habría que parar para leerlas todas o si se va en dirección norte, seguir el avioncito que es lo que la mayoría hacemos? Dada su utilidad, sugiero el uso de otros símbolos: Paella para Valencia, Castañuelas para Córdoba, Nécora para La Coruña, etc. ¿Han intentado llegar desde la M- 30 a Sanchinarro, Las Tablas o al Corte Inglés si IGNACIO GIL Los okupas se quedan en el cine Bogart La Policía abandonó ayer los alrededores del cine Bogart, okupado el domingo, cuando se normalizó la situación Ayer hubo otra okupación durante hora y media en un inmueble de Atocha M. Díaz no saben el desvío previamente? Hay que salirse por la indicación de... Colmenar, ahí es nada. ¿Y las señales de tráfico? Hay tantas innecesarias que ya nadie hace caso de ellas. Hay señales de curva peligrosa en toda curvita de nada y claro, cuando viene la curva de verdad, ya nadie hace caso. ¿Y la de STOP? En mi urbanización, en todas las calles que dan a rotondas o se cruzan hay un stop. Nadie sabe quien tiene que pasar primero. A mi me da miedo hacer un verdadero Stop por si el de detrás choca conmigo. Antes esta señal se usaba en cruces peligrosos con poca visibilidad. Para los otros ya vale el ceda el paso Incluso muchas limitaciones de velocidad son impracticables. ¿Por qué no ponen unas limitaciones racionales y así se podrían cumplir? María Ruiz Reyes DIMES Y DIRETES LA FAMILIA VERTICAL apenas llegaban a tratar a sus as personas cumplen hoy abuelos. más años que nunca. El Hoy con esperanzas en torno o alargamiento de la vida por encima de los 80 años, los pahumana es una conquista sodres e hijos conviven durante cial que permite a más indivimás de 50 años y los abuelos y duos de más generaciones comnietos más de 20. Y se desarropartir juntos su existencia. RAFAEL llan con frecuencia estadística La estructura familiar se alarPUYOL dos nuevas figuras del espectro ga definiendo nuevas o prolonfamiliar: la del abuelo que por el gadas relaciones verticales peso de los años se convierte en entre sus componentes. Nuevas bisabuelo y la del biznieto que alegra porque a las familias de tres generaciolos días (y las noches) de tres generaciones hoy se añaden, con frecuencia crenes previas. ciente, las de cuatro. Prolongadas porEn las familias de cuatro generacioque padres, hijos, nietos y biznietos puenes que ya representan el 15 de todas den vivir juntos más años. las familias españolas (donde las de A comienzos del siglo, cuando las estres siguen siendo mayoritarias, 60 peranzas de vida de hombres y mujeres se establecen relaciones a tres niveles. eran reducidas, padres e hijos podían viLas de padres e hijos que conviven junvir juntos de 20 a 30 años y abuelos y tos (y revueltos) durante más tiempo nietos alrededor de 10. Los conflictos inque nunca. Debería establecerse el Día tergeneracionales duraban menos, los nacional del abandono del hogar famihijos heredaban antes y muchos nietos L liar en el que los padres con hijos que hubiesen convivido con ellos largos años, fuesen condecorados con la medalla al sufrimiento paterno- filial. La de abuelos- nietos que convierte a los primeros en cuidadores ocasionales o permanentes pero siempre útiles de un material escaso. Esos abuelos niñera realizan una actividad insustituible y no siempre gratificante. Son ya inactivos pero contribuyen al PIB de una forma decisiva al permitir con su trabajo impagado la actividad remunerada de sus hijos. Y por último las de los bisabuelos- biznietos de corta duración por el momento que la longevidad hará más intensas y prolongadas. La sombra de la familia es alargada y la diferencia de edad entre sus miembros extremos aumenta sin cesar. Eso alimenta nuevas formas de relación y una intensificación de los intercambios generacionales que a veces son de convivencia, otras de cuidados, a veces económicas y casi siempre de afecto. Catedrático de la UCM