Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid EXAMEN A LA M- 30 LA COMISIÓN EUROPEA VISITA LAS OBRAS MARTES 27 6 2006 ABC IU: Hacer ahora declaración de impacto no les libera de la responsabilidad de lo hecho (Viene de la página anterior) A medio comer, con un calor de infarto y tras más de seis horas de reuniones, a los eurodiputados les esperaba aún el impacto de ver las tripas de la M- 30 desde un piso 17 su juicio, el Gobierno Central no tiene necesidad de cambiar ninguna ley: ya traspuso en su momento y correctamente las normas medioambientales comunitarias. Inés Sabanés, promotora de la denuncia que ha traído a Madrid a los eurodiputados, aseguraba que lo de ayer era la crónica de una situación anunciada las prometidas DIA para las obras sin iniciar es justamente lo que solicitaba IU desde hace tiempo. No podían decir otra cosa con los inspectores aquí; pero es absolutamente insuficiente y no les libera de la responsabilidad de lo hecho hasta ahora Yo sólo pido que me dejen dormir TEXTO: SARA MEDIALDEA FOTOGRAFÍAS: JAIME GARCÍA Visita de obra Los eurodiputados y sus acompañantes visitaron, junto a los técnicos municipales, las obras en Príncipe Pío- -sin prensa cerca- -y después acudieron a la planta 17 de un bloque de viviendas al final de la calle Antonio López, justo en el epicentro de las obras. Y desde allí vieron y vivieron lo que la vecina que reside en esa casa aguanta desde hace más de un año: obras, polvo, ruido y muchas molestias. A la salida, no evitaban comentarios sobre el impacto ambiental de los trabajos que habían visto. Despacho de la ministra La siguiente parada en su viaje- -sin comer, aunque eran más de las cinco de la tarde- -fue el despacho de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. La ministra tampoco recibió con mucha alegría la noticia de los tres estudios de impacto futuros: lamentó que se hiciera este anuncio cuando una parte muy importante de la obra está prácticamente hecha Tras las explicaciones técnicas, las objeciones legales y las artimañas políticas de unos y otros, los eurodiputados se enfrentaron a la- -siempre más dura- -realidad: contemplar a sus pies, desde una altura de más de 45 metros, el meollo de las obras de la M- 30 para enterrar las calzadas a su paso por el río Manzanares, entre el puente de Praga y el de Toledo. Paula Fernández les abrió las puertas de su casa- -con mucho sentimiento de su perro, aterrorizado ante tal invasión- -para que pasaran ellos y los más de 40 periodistas que les siguieron durante todo el día, y vieran lo que ella ve, y escucha, jornada tras jornada y hora tras hora, sin tregua. Yo no soy política, y respeto todas las opiniones; sólo pido que me dejen dormir repetía. Hoy estamos muy tranquilos aseguraba; a diario cuento más de treinta máquinas trabajando. Y lo peor es que no paran ni por la noche. Desde hace un año tomo pastillas para dormir Su caso no es único, aunque reconoce que en su mismo bloque hay vecinos que están a favor de las obras. Yo sólo sé que antes veía coches, pero también árboles, algunos eran ya enormes cuando yo llegué aquí hace 32 años. En el futuro, no sé qué veré: tal vez unos palitos finos de esos que plantan ahora segunda parada fue en la Torre de Praga, piso 17. A 45 metros sobre lo que parece, a primera vista, el caos, pero que en el futuro será una zona ajardinada y peatonal que sustituya a los carriles de circulación que ahora atraviesan 250.000 vehículos al día. La idea loca del alcalde Los eurodiputados alucinaron: el socialista Proinsias de Rossa aseguraba: No soy abogado, pero creo que en Irlanda habríamos tomado algún tipo de medida medioambiental en una obra de estas dimensiones Su colega la danesa Margrete Auken, de Los Verdes, iba más allá: Esta idea loca del alcalde de enterrar los coches y agruparlos no va a suponer que haya menos tráfico, sino más Ambos coincidían en que lo que esta- ban viendo no podían imaginarlo cuando contemplaron el vídeo sobre el proyecto M- 30 que proyectaron las autoridades locales. Los periodistas seguían al autobús de los eurodiputados como auténticos La tortilla de Trini Los eurodiputados llegaban al borde de la extenuación: su jornada se inició a las diez de la mañana, llevaban cuatro reuniones y más de siete horas en pie, y lo único que habían comido eran unos pinchos de tortilla y empanada que les ofreció la concejal socialista, Trinidad Jiménez, cuando les visitaron en el edificio de los grupos de oposición, a ellos y a Inés Sabanés y su equipo. Su primer recorrido por las obras tuvo ciertas dificultades para arrancar: había sugerencias para cambiar la ruta prevista, y los responsables municipales insistían en que también se vieran las partes del proyecto terminadas, no sólo las que estaban a medio hacer. Con el autobús que les trasladaba lleno a rebosar- -hubo quien se quedó fuera y tuvo que seguirles en coche particular- finalmente hubo dos paradas. La primera fue en Príncipe Pío, con muchas más dificultades para la prensa de las que hubo cuando el Ayuntamiento enseñó las obras al alcalde socialista de Lyón, sin ir más lejos. La Con los vecinos El último encuentro de una apretadísima agenda que seguro que los eurodiputados no olvidarán fue con las asociaciones de vecinos afectados. A éstos se les pidió intervenciones de no más de un minuto para dar cuenta de los problemas producidos en sus vidas por las obras. El rosario fue casi interminable: patrimonio cultural perdido, despilfarro de agua potable, el polvo siempre presente, la pérdida de árboles, el ruido, los cambios en sus hábitos a que les han obligado los trabajos... Hoy, la delegación oficial continuará la visita. Hay reuniones previstas con representantes del Gobierno regional y con los diputados autonómicos. En el plazo aproximado de un mes, redactarán un informe. 12.00 h. El alcalde Ruiz- Gallardón recibe a los dos eurodiputados 16.00 h. Los diputados europeos contemplan los trabajos en Príncipe Pío.