Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MARTES 27 6 2006 ABC Italia rechaza de forma masiva la reforma constitucional federalista El no en el referéndum venció también en el norte del país b El proyecto declaraba competen- Tercera victoria de Prodi sobre Berlusconi J. V. BOO ROMA. Por tercera vez consecutiva en sólo tres meses, los italianos dieron la victoria a Romano Prodi sobre Silvio Berlusconi, a pesar de que este último conserva su dominio del panorama informativo a base de bromas, desplantes e incluso insultos, pues esta vez llamó indignos de ser italianos a quienes pensaban votar no Prodi derrotó a Berlusconi en las elecciones generales de abril y las elecciones locales de mayo, que el Cavaliere había planteado como una revancha de su fracaso en las legislativas. El referéndum de ayer echó rotundamente por tierra su herencia como reformador de la Constitución, y limita las reformas logradas en su mandato a sólo una: anular la cláusula transitoria de la Carta Magna que impedía el regreso a Italia de los herederos varones de la Casa de Saboya. Si hoy se convocase un referéndum sobre ese cambio constitucional, los no llegarían a las estrellas, vista la catadura de Víctor Manuel de Saboya y el escaso valor humano de su hijo Manuel Filiberto. El único terreno en el que Silvio Berlusconi sigue dominando, aunque cada vez menos, es el mediático, pues sus frases son coloristas y contundentes, mientras que Romano Prodi es mucho más gris, lento e incluso triste, que en su anterior mandato como primer ministro de 1996 a 1998. Resultados provisionales cia de las regiones la sanidad, la enseñanza y la Policía local, pero entregaba el control de esas políticas al nuevo Senado federal JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. Italia dio ayer la gran patada en las urnas a la reforma constitucional federalista impuesta en el Parlamento por Silvio Berlusconi bajo el chantaje de la Liga Norte separatista. Los italianos rechazaron con un 61,5 por ciento de noes frente a un 38,5 por ciento de síes un engendro sin pies ni cabeza, pues declaraba competencia exclusiva de las regiones la sanidad, la enseñanza y la Policía local, pero entregaba el control de esas políticas al nuevo Senado federal en Roma y no transfería a las regiones ningún ingreso fiscal. Romano Prodi prometió salvar el aspecto más sensato de la reforma: el recorte del número de parlamentarios. En todo caso, el país vivió la jornada de ayer mucho más pendiente del partido Italia- Australia que del resultado del referéndum. El dato político más interesante es que el no a la reforma de un tercio de los artículos de la Constitución triunfó también en el Norte con el 52,6 por ciento de los votos, frente al 47,4 por ciento del sí La victoria del no fue, naturalmente, más marcada en el Centro (67,7 por ciento frente al 32,3) en el Sur (74,8 por ciento frente al 25,2) y en las Islas de Sicilia y Cerdeña (70,6 por ciento frente al 29,4 por ciento) Los italianos en el extranjero dieron un voto absolutamente igualado con la media nacional: 61,7 por ciento por el no y 38,3 por ciento por el sí La participación total llegó al 53,6 por ciento de los electores, un nivel que no había alcanzado ninguna de las 19 consultas a través de un referéndum de los últimos 10 años. El sí a la reforma Berlusconi- Bossi ganó solamente en Lombardía, con el 57 por ciento de los votos emitidos, y en el Véneto, con el 55 por ciento. Es decir, que se manifestaron a favor del mal llamado federalismo dos de las veinte regiones italianas. Y ni siquiera en ellas fue rotundo el triunfo del sí mientras que el no superó el 70 por ciento en todo el Sur. No 61,5 Sí 38,5 Participación: 53,6 Infografía ABC El sí a la propuesta del Cavaliere y Bossi ganó sólo en dos de las veinte regiones: en Lombardía y el Véneto asistir a los debates con voz pero sin voto a 42 representantes de las regiones y los ayuntamientos. Pero en Italia hay ya demasiados discursos pues el Parlamento se compone de 630 diputados y 315 senadores, un caso de elefantiasis que dificulta legislar y aumenta inútilmente los costes: los onorevoli son los mejor pagados de Europa. Aparte de la reducción de escaños del Parlamento a sólo 521 diputados y 252 senadores, los otros aspectos interesantes de la reforma consistían en dar al primer ministro la capacidad de nombrar y cesar ministros, que en la actualidad corresponde al presidente de la República, obligando al jefe del Gobierno a pedir su visto bueno para cualquier cambio en el Gabinete. Otra medida sensata era la cláusula antitransfuguismo según la cual, en el caso de un voto de confianza, ningún diputado o senador puede votar contra el líder de su formación política. No gustaba a casi nadie, en cambio, el hecho de que el líder de la coalición más votaba pasase automáticamente a ser jefe de Gobierno, sin necesidad de voto de investidura de las Cámaras. Era una especie de presidencialismo aplicado al primer ministro en un cuadro general que dejaba prácticamente sin ningún poder al jefe del Estado, que en Italia es elegido por el Parlamento y no cuenta con la autoridad moral que da el voto popular directo. En pantalón corto El ex ministro de Reformas Institucionales, Roberto Calderoli, de la Liga Norte- -famoso por enseñar sus camiseta interior estampada con las viñetas ofensivas a Mahoma- fue a votar en pantalón corto, pues confiaba en que me traiga fortuna Calderoli ingenió también la nueva ley electoral proporcional, aprobada en vísperas de las elecciones de abril para dificultar la victoria de Prodi y la gobernabilidad del país, ya que aumenta la capacidad de chantaje de los partidos menores. Y la coalición de Romano Prodi está compuesta por ocho, con un margen de mayoría muy débil en el Senado. Reducción de escaños Es difícil entender cómo se puede llamar federalismo a un sistema que no entrega la capacidad de legislar sobre sus tres únicas competencias- -sanidad, educación y Policía local- -a las regiones mismas sino a un Senado llamado federal simplemente porque el número de escaños se asigna por regiones. Si se asignase por provincias el resultado sería el mismo, pues la base de reparto es el peso demográfico. Es cierto que el Senado federal de 252 escaños se enriquecería permitiendo Umberto Bossi, dirigente de la Liga Norte, después de depositar su voto en Milán ayer, segunda jornada del referéndum EPA