Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 6 2006 Nacional 25 LA LUCHA CONTRA LA INMIGRACIÓN ILEGAL Más de un centenar de indocumentados alcanzaron ayer las costas canarias E. CALVO LAS PALMAS. Gran Canaria y Fuerteventura volvieron a convertirse ayer en destino de la inmigración irregular. Más de un centenar de indocumentados alcanzaron estas islas a bordo de tres pateras; y lo hacían el mismo día que el ministro de Asuntos Exteriores viajaba al archipiélago antes de comenzar una gira por distintos países africanos para buscar soluciones al fenómeno de la inmigración. En su paso por las islas recibió las críticas de la alcaldesa de Las Palmas de Gran Canaria, la popular Josefa Luzardo, que le invitó a no hacer más experimentos legislativos al margen de la UE desde el Gobierno central. Luzardo se refería así al proceso de regularización acometido por el Ejecutivo de Zapatero, y que tan mal resultado nos ha dado valoró. Preguntado por los periodistas, Moratinos reconoció que se han reanudado las repatriaciones de inmigrantes a Senegal, como adelantó ABC el pasado martes; y aseguró que se está trabajando para conseguir nuevos acuerdos con otros países del entorno africano Moratinos, ayer durante su visita a Canarias, previa a la gira por tres países africanos que comienza hoy MIGUEL BARRETO La cumbre euroafricana de inmigración no será una conferencia de donantes El plan de acción aprobado en Dakar servirá de base de acuerdo b La conferencia contará con dele- gaciones de todos los países africanos concernidos excepto Argelia, al que Madrid sigue sin convencer para que asista LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. Europa y África llevan a cabo los contactos de última hora para cerrar la agenda y la lista de asistentes a la cumbre sobre inmigración que se celebrará en Rabat los días 10 y 11 de julio y a la que, de momento, no asistirá Argelia. Dakar acogió la primera semana de junio un encuentro previo en el que se perfiló el plan de acción que finalmente se aprobará en la capital marroquí. La llegada masiva de embarcaciones desde costas senegalesas en las últimas semanas a las islas Canarias ha aumentado el interés de ambas partes en la celebración del encuentro. España, sin embargo, quiere dejar claro que la cumbre no será una conferencia de donantes en la que se limiten a repartir fondos para que los países africanos impidan la salida de sus nacionales hacia Europa, como ha explicado el embajador español en Marruecos, Luis Planas. Según el plan diseñado en Dakar para los países de origen, tránsito y destino de los emigrantes los objetivos son mucho más ambiciosos. Se trata de diseñar campañas de información y sensibilización que intenten disuadir a la población local dispuesta a emigrar de forma clandestina. Esta medida iría acompañada de un reforzamiento de la capacidad de control fronterizo de esos países emisores y de tránsito así como una mejor dotación de sus Fuerzas de Seguridad. Se pretende que los países africanos cuenten con equipos similares a los que cuentan los europeos en cuanto a sistemas de alerta temprana para detectar los movimientos de personas y las actividades de las mafias. El documento se refiere también a la necesidad de desarrollar un mayor nivel de cooperación judicial y policial y la mejora de la cooperación económica que permita avanzar a sectores como la agricultura, la pesca, el comercio o el turismo con la creación de nuevos empleos. También está prevista la creación de un Observatorio Euroafricano de Migraciones que se encargue del estudio de los flujos. Argelia, la gran ausente La cumbre de Rabat se celebra a iniciativa de España y Marruecos. La idea nació en plena crisis de las vallas de Ceuta y Melilla, con la Reunión de Alto Nivel que ambos gobiernos celebraron en Sevilla la segunda semana de octubre. España, cuya delegación estará probablemente encabezada por la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, está volcada con la celebración de esta reunión. Pero los intensos contactos de Madrid, con la ayuda de París, no han logrado, por el momento, que Argel se sume a la iniciativa. Zapatero intentó en vano convencer el pasado 18 de mayo en Sevilla al presidente Buteflika. De esta forma, se puede decir que la cumbre nace coja pues el enorme país ma- grebí es el principal territorio de tránsito para los inmigrantes que suben desde el centro y el oeste de África hacia Marruecos o Libia. Todos los países invitados han recibido una carta como anfitrión del ministro de Exteriores marroquí, Mohamed Benaisa. Pero en el mapa que conforman los 27 países africanos- -30 por parte europea- -que tienen confirmada su asistencia el blanco de Argelia es una isla en medio del norte y el oeste del continente. Es el único país de todos los concernidos por la emigración clandestina que faltará a la cita. El portavoz del Gobierno marroquí, Nabil Benabdelá, lamentó el pasado jueves la ausencia del país vecino y añadió que el tratamiento de la emigración clandestina debe hacerse lejos de cualquier cálculo político Los que decidan no participar deberán asumir sus responsabilidades dijo. El Gobierno de Buteflika no esconde sus diferencias con Marruecos, país apadrinado por Madrid desde que ganaran los socialistas las elecciones en 2004. El hecho de que el evento se celebre en Rabat no gusta demasiado a los argelinos, que piden que la cumbre se celebre bajo el paraguas de la Unión Africana (UA) Pero Marruecos hace más de dos décadas que abandonó esta institución por acoger en su seno como miembro a la República Árabe Saharaui Democrática, apadrinada en este caso por Argelia. La presidencia de turno de la UA ha confirmado su asistencia como observador en la cumbre, pero esto no parece suficiente para evitar el veto argelino.