Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 27 6 2006 Opinión 7 TRIBUNA ABIERTA POR JOSÉ LUIS ÁLVAREZ ESPAÑA Y EL PATRIMONIO CULTURAL EUROPEO Nuestra Europa, si quiere seguir siendo fiel a sí misma, debe dar un porvenir al pasado, y para ello nada mejor que actualizar en el presente los mejores valores heredados de aquél A entrega por la Reina Doña Sofía de los premios Unión Europea Europa Nostra de Patrimonio Cultural, en el Palacio del Pardo, es un acontecimiento que subraya una vez más la importancia que para la idea europea tiene la conservación de los testimonios de nuestro pasado. A menudo se ha citado la frase atribuida a Jean Monnet, a propósito de los fundamentos del ideal europeísta: Si tuviera que empezar de nuevo, lo haría por la cultura Y, en efecto, sólo la reafirmación de la herencia cultural que compartimos los europeos podría garantizar hoy la reactivación sobre bases sólidas de la comunidad jurídica, económica y política entre los estados de la Unión. Por idénticas razones, el Consejo de Europa, la primera institución creada para la integración europea tras la II Guerra Mundial, unió desde sus inicios las dos dimensiones principales de la civilización europea: los valores de la libertad, la dignidad y la igualdad de las personas y la herencia cultural común, de la que esos valores son parte esencial. Las iniciativas del Consejo de Europa para la protección del Patrimonio cultural han sido constantes, y es justodestacar la presencia y el trabajo de dos personalidades españolas, Marcelino Oreja y José María Ballester, en esa labor. Durante el último medio siglo, el Consejo ha configurado un imponente acervo jurídico y doctrinal en esta materia, sólo comparable al de la Unesco, que se expresa en Convenciones como la de Granada de 1985 sobre el Patrimonio arquitectónico, la de La Valetta de 1992 sobre el Patrimonio arqueológico y la de Florencia de 2000 sobre la protección del paisaje, y en múltiples Resoluciones y Recomendaciones. La acción del Consejo de Europa no se ha limitado a la esfera de los tratados y de la cooperación intergubernamental. Ha servido también de apoyo a las iniciativas cívicas de defensa del Patrimonio cultural a escala europea. No cabe olvidar la magnífica labor de lord Duncan Sandys, miembro de su Asamblea Parlamentaria, en la creación de la Federación Europa Nostra en 1963, que agrupa hoy a más de doscientas ONG en todo el continente. Años más tade, otro ex presidente de la Asamblea Parlamentaria, Hans de Koster, desempeñó con gran brillantez la presidenciade Europa Nostra, que hoy recae en el Príncipe consorte de Dinamarca. En 1975, el Consejo de Europa lanzó una gran campaña enpro de la conservación del Patrimonio arquitectónico europeo, que culminó en la Declaración de Amsterdam. Según ésta, el adecuado mantenimiento de los elementos integrantes de ese Patrimonio exige su integración en la vida de la sociedad actual. El concepto de conservación integrada presta especial atención a los aspectos económicos de la protección y a los nuevos usos de los testimonios arquitectónicos del pasado. Desde entonces ha inspirado la mayor parte de las políticas de rehabilitación emprendidas en toda Europa. Esta corriente de pensamiento llegó a España de la mano, entre otras entidades privadas, de la Asociación Hispania Nostra. Desde su creación en 1976 por un grupo de personalidades encabezado por Carmen Ortueta de Salas, Carmen Marañón Moya y el embajador Mar- L qués de Santa Cruz, esta Asociación ha servido de nexo de unión entre la Federación Europa Nostra y las organizaciones españolas dedicadas a la protección del Patrimonio cultural. La revalorización del Patrimonio cultural europeo ha tenido también, desde 1978, una destacada expresión en la convocatoria y concesión anual de los premios Europa Nostra a actuaciones, proyectos y estudios para la conservación de los bienes culturales. Son estos mismos premios los que Doña Sofía, como presidenta de honor de Hispania Nostra, entrega ahora a 34 realizaciones de 25 países en un acto de auténtico significado español y europeo. No debemos olvidar que la recepción en nuestro suelo de los grandes movimientos de la historia de Europa tiene su más cumplida expresión en la abundancia, variedad y calidad de nuestro Patrimonio cultural. El simple recorrido por los principales estilos arquitectónicos presentes en nuestra patria así lo refleja, sirviendo de testimonio inapelable de la profunda unidad cultural de la propia España en el seno de la civilización europea, unidad que late bajo la diversidad de manifestaciones lingüísticas y tradiciones históricas territoriales. Al cabo de casi treinta años de existencia de los premios Europa Nostra, ciento doce realizaciones españolas han sido galardonadas con ellos. En la edición de 2006, uno de los cinco premios especiales ha recaído sobre la restauración y puesta en valor del tramo extremeño de la romana Vía de la Plata; una de las doce medallas ha sido otorgada al estudio, restauración y montaje de las colecciones históricas de reproducciones en yeso de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando; y uno de los diecisiete diplomas ha distinguido la restauración de la cúpula de la Basílica de la Virgen de los Desamparados en Valencia. La importancia de los premios Europa Nostra ha hecho que los auspicie la UE desde el año 2002. Con este gesto, la Comisión Europea ha reconocido acertadamente la significación que para el proceso de integración continental tieneel Patrimonio cultural y su conocimiento, aprecio y disfrute por los ciudadanos. Continúa así la labor emprendida por el Consejo de Europa, cuyo acervo jurídico y doctrinal debería servir de inspiración a la futura actuación de las instituciones comunitarias en este terreno, más aún cuando la Unión no ha desarrollado aún en él una política consistente. Elplanteamiento de estapolítica requerirá el concurso de los estados miembros, pero también una fuerte conciencia de su común pertenencia a una civilización basada en el legado grecolatino, del cristianismo, de la revolución científicay de la Ilustración, lo cual no deberá impedir el reconocimiento de las influencias de otras culturas sobre los pueblos europeos, y la interacción de éstos con el resto del mundo. Nuestra Europa, si quiere seguir siendo fiel a sí misma, debe dar un porvenir al pasado conforme al lema de la Federación Europa Nostra, y para ello nada mejor que actualizar en el presente los mejores valores heredados de aquél. De la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando REVISTA DE PRENSA POR JUAN PEDRO QUIÑONERO INVERSIONES EN NEGRO Y ROSA El sol, las playas y el boom inmobiliario español no sólo interesan a los jubilados de la Europa rica, los tours operators y los expertos en política monetaria; también atraen a quienes estafan al Estado- providencia alemán e invierten parte del fruto de sus fraudes en inversiones más o menos legales en España. Financial Times publica un análisis de Bertrand Benoit que cuenta las desventuras del Estado- providencia alemán, descrito en penoso estado de casi bancarrota Entre los casos más peregrinos de fraude sistemático, Financial Times cita el caso de las redes de prostitución, capaces de hacerse pagar subsidios de paro para muchas prostitutas cuyas rentas, estatales y privadas, se han invertido en hoteles de las costas mediterráneas españolas. Le Monde considera mucho más negras las tramas del cobro del impuesto revolucionario a empresarios españoles perseguidos- -subraya el vespertino- -por temer las represalias mafiosas de ETA. Al mismo tiempo, Le Monde insiste en el diálogo de sordos entre las organizaciones de la periferia etarra y Francia, donde se considera impensable el diálogo exigido En Burdeos, Sud Ouest abandona por un día los negros nubarrones vascoetarras para publicar una crónica entusiasta de otra forma de diálogo de sordos, entre aragoneses y bearneses. Sud Ouest habla con simpatía de las iniciativas de las autoridades locales y regionales de Aragón y el Bearn, intentando fomentar el diálogo y la comunicación a través de los Pirineos, proyecto que sólo encuentra un obstáculo: hace décadas que París no consigue el dinero imprescindible para abrir las vías de comunicación reclamadas por los aragoneses. Por su parte, los analistas financieros siguen insistiendo en sus dudas inmobiliarias. Financial Times publica un comentario de Wolfgang Munchau, que afirma que son estimulantes las perspectivas de crecimiento en la zona euro si no estallan algunas tormentas veraniegas: ¿Qué ocurrirá si caen los precios inmobiliarios españoles? El español progresa en otros horizontes. Washington Times dice que las autoridades municipales de la capital norteamericana se disponen a invertir 500.000 dólares en cada una de las estaciones de Metro de la ciudad para enriquecerlas con publicidad e información en español. Entre el millón de inmigrantes ilegales que hay en Washington, el 40 por ciento son hispanos. Y la alcaldía considera indispensable ofrecerles nuevos servicios en español.