Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MARTES 27 6 2006 ABC AD LIBITUM POR OTRA PARTE MALA RELACIÓN CALIDAD PRECIO N estos días, finales del plazo reglamentario para la presentación de la Declaración de la Renta y su pago correspondiente, podemos advertir, mejor que en otros, lo tremendamente cara que nos resulta la condición de ciudadanos españoles. Si esta relación, en la que las personas físicas le entregamos nuestras entrañas al Ministerio de Hacienda escondido bajo el antifaz de Agencia Tributaria, la analizáramos con los criterios clásicos del mercado, podríamos decir con toda precisión que la relación calidad precio del ser español es mala. Al margen de valores morales y creaciones líricas, es mucho más lo que le damos al Estado que lo que de él recibimos. Para M. MARTÍN no abundar en datos y FERRAND pormenores, ese Estado tan elefantiásico y costoso ni tan siquiera es capaz de garantizarnos la seguridad, el mínimo que justificaría su existencia. Asegura Baura que la fiebre centrípeta que padecemos, la que anima a los grupos secesionistas que integran el paisaje y descomponen el orden constitucional, es consecuencia de la mala calidad de los servicios del Estado. Parece algo excesivo y, además, siendo escasos no son peores que los que, en sus límites, ofrecen las distintas autonomías. Aun así, no es para echar en saco roto la hipótesis de Baura. El desengaño ha convertido en resignación la aceptación de la situación, la fiscal incluida, que perfila la condición de nuestra ciudadanía. El Estado, por ejemplo, en fina concordancia entre los tres planos de su Administración, trata de enmendar la siniestralidad de la carretera- -creciente, dolosa- -echándonos a nosotros la culpa e instaurando un carné por puntos que, de hecho, convierte en árbitro de la situación- -al margen de los jueces- -a quien también es parte de ella. ¿Cuántos puntos pierde, en su carné sin límites, un a ministro de Fomento, o su equivalente autonómico, por cada accidente grave atribuible al estado de las carreteras? El director general de Tráfico ¿tiene un carné que puede destituirle, aritméticamente, en función de sus penseques e ilusiones? Sería estupendo que ser español resultara caro, en su complicado y plural precio fiscal, si el serlo fuese un lujo; pero, ¿alguien se atreve a defender esa hipótesis? Un Gobierno distante de la mayor parte de sus responsabilidades y concentrado en el disparate autonómico, una oposición dividida, confusa y monotemática y un mosaico regional con vocación separatista y en pleno fomento de cualquier circunstancia que contribuya a dividirnos convierten en abusiva cualquier tarifa fiscal. Y que no se nos olviden los ayuntamientos, más de lo mismo, pero con el agravante de la proximidad. Alguien debiera organizar la figura del objetor de conciencia fiscal porque, además del exceso, está la repugnancia que a algunos nos merecen las partidas del gasto a las que se aplican nuestras forzosas contribuciones. OASIS CATALAN, NAVAJEO MADRILEÑO E E o Valencia; a pesar de ser una obra retrasada respecto N su momento, estudios urbanísticos solventes a ciudades como Roma o París; con todo, y a pesar de señalaron que para los fastos de la Expo 92 nunser Madrid la Villa más denostada de España, porque ca en la historia conocida, ninguna ciudad del en apenas hace cien años ha pasado de ser una ciudad mundo recibió tanto dinero en tan poco tiempo como de funcionarios y marqueses (Josep Pla) a la actual Sevilla. Aunque eso ya no lo dicen los estudios, para cueva de famosos de la tele entreverados con especulamí tengo que la segunda agraciada fue Barcelona con dores histéricos, el PSOE e Izquierda Unida han exigiocasión de los Juegos Olímpicos, también del 92; y algo do, después de ver rechazadas todas sus demanmenos, pero también dinero a espuertas, llegó a das en los tribunales españoles, que se persone la Ciudad Condal para el Fórum 2004, extraordien Madrid una delegación del Parlamento Euronaria operación urbanística disfrazada de enpeo para que examine si el ruido momentáneo cuentro multicultural. de las tuneladoras y el tapón cotidiano de las Seguro que en tan magníficas rehabilitaciogrúas justifican el futuro bienestar- -o el menes urbanísticas no siempre se respetaron las nor malestar- -de los vecinos de Madrid. legislaciones a la sazón vigentes, pero sensibiliAlgunos madrileños pacíficos dicen que siendades tan diferentes como la andaluza y la cataJOSÉ MARÍA ten envidia del oasis catalán Desde las comilana comprendieron que esos proyectos eran GARCÍA- HOZ siones generalizadas del tres por ciento, a la exdel interés común y que la accidental e inevitatorsión que un consejero de la Generalidad sometía a ble rotura de una tubería, o corte de un árbol, o la casus funcionarios, pasando por el derrumbe de varias rraspera provocada por el polvo de las obras, no justifimanzanas de casas en el modesto barrio barcelonés del caban interrumpir o retrasar el proyecto. Reparadas Carmelo, los escándalos políticos trufados de dinero todas las averías y replantados más árboles que los danegro se han sucedido en la vida política reciente del ñados, hoy los sevillanos sienten más que nunca que Principado. A todos ellos la sociedad catalana ha dado Sevilla tiene un color especial y los barceloneses enfatiuna respuesta similar: los trapos sucios los lavamos zan como siempre la europeidad de la Ciudad Condal. nosotros, no hace falta ningún detergente exterior. Sin En comparación con las realizaciones pasadas- -y duda, esa es una respuesta inadecuada que, o se corrila que se están llevando a término en Valencia para ge de forma inmediata, o acabará por convertir el citarecibir como es debido la Copa América- la megaodo oasis catalán en un pudridero. bra de la M- 30 madrileña resulta minimalismo racioEn todo caso, debe de haber un punto intermedio nal en estado puro: conseguir que el creciente númeentre esa omertá practicada por la clase política y los ro de automóviles que circulan por Madrid pasen de medios de información de Cataluña y el navajeo traila superficie al subterráneo. Aunque quedan meses cionero del que no duda en apuñalar por la espalda al de padecimiento- -sobrellevados, por cierto, con contrincante político que se ejercita en la Villa y Corejemplar espíritu cívico por la inmensa mayoría del te. Si, como no puede ser de otra manera, los parlamenvecindario madrileño- -el esfuerzo y la paciencia altarios europeos prestan su conformidad a una obra canzarán dentro de unos meses su recompensa: Matan decisiva para Madrid, ¿qué harán Trinidad Jimédrid crece y cada vez habrá más coches, pero por lo nez e Inés Sabanés? ¿La ONU, tal vez? Nadie niega su menos ya no se verán. La misma satisfacción que sienderecho a dar patadas al alcalde Ruiz- Gallardón, pero ten los parisinos y romanos, que ya hace años enterraque no se las propinan en el culo de los madrileños, al ron en las orillas del Sena y del Tíber a los automoviprovocar que los vecinos europeos sospechen de las listas con prisas. ganas de mejora que siente Madrid. Con todo y a pesar de ser una obra comparativamenjosemaria garcia- hoz. com te más pequeña que las sucesivas de Barcelona, Sevilla -Derrotemos hoy a Francia, pero ya sabes, Luis: procurando que no haya vencedores ni vencidos.