Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 26 6 2006 Deportes 111 TENIS HOY COMIENZA EL TORNEO DE WIMBLEDON Nadal intentará volver a estropear la cita de Federer con la leyenda El suizo podría hoy batir el récord de victorias sobre hierba de Borg DOMINGO PÉREZ Hoy comienza el torneo de Wimbledon y la primera impresión es que, pese a sus progresos sobre el césped, no parece que haya llegado la hora de ganar para Rafael Nadal. Se antoja que todavía es un poco pronto. El propio tenista se ha marcado un plazo algo más largo: Tal vez esté listo dentro de tres años; antes tengo que aprender a jugar mucho mejor en la hierba Sin embargo, algo habrá cuando los organizadores del evento londinense, que no suelen regalar nada y menos que nada los puestos de cabeza de serie a los españoles, le han adjudicado el número dos sin vacilar. Merced a ese reparto, el mallorquín y Roger Federer sólo se cruzarían en una hipotética final y en la misma Rafa dispondría de una nueva oportunidad para abortar otra cita del helvético con la leyenda. En Roland Garros, Nadal impidió que el suizo se convirtiera en el tercer hombre de la historia en sumar el Grand Slam -ganar los cuatro grandes de forma consecutiva- algo que sólo han logrado hasta ahora el británico Donald Budge (1938) y el australiano Rod Laver (1962 y 1969) Pero Federer tiene en Wimbledon varias oportunidades para compensar aquel disgusto parisino. Para empezar, hoy mismo. Si supera esta tarde (14.00) la primera ronda batirá el récord de triunfos consecutivos en hierba del mítico Bjorn Borg, elevando la marca a 42 partidos. Si llega a la final se convertirá en el primer jugador en alcanzar cinco consecutivas de Grand Slam desde que lo lograra Rod Laver (1961 62) Y si conquista el título el próximo 9 de julio acompañará en el olimpo tenístico a Pete Sampras (1997- 2000) como segundo jugador en ganar cuatro Wimbledon de una tacada y se quedará a uno de los cinco en cadena de Borg (1976- 1981) Cuarenta años del único triunfo masculino El próximo sábado, día 1, se cumplirá un longevo aniversario, los cuarenta años de un triunfo histórico, el de Manolo Santana en la Catedral un éxito que ningún otro tenista masculino español ha conseguido reeditar. Aquel 1 de julio de 1966 Santana derrotó a Dennis Ralston (6- 4, 11- 9, 6- 4) y penetró en la historia. Conquistaba el Grand Slam más clásico e importante, el torneo maldito, el que parecía que jamás podría ganar un español. Desde entonces, fugaces alegrías. Orantes ganó el torneo junior (1967) Gimeno (1970) y el propio Orantes (1972) accedieron a semifinales; Casal y Sánchez Vicario llegaron a la final de dobles (1987) pero en realidad sólo las chicas, pues Conchita fue campeona en 1994 (Navratilova) y Arantxa, finalista en 1995 y 1996 (ambas ante Graf) salvaron la honra del tenis español. En todo este tiempo jamás se le ha oído a Santana hablar de un posible sucesor, no lo veía y no lo había. Sin embargo, lleva un par de años ilusionado. Siente debilidad por Rafa Nadal y está convencido de que puede serlo: Ya va siendo hora de que alguien me acompañe en el palmarés de Wimbledon. Me siento muy solo, pero creo que va a durar poco, Rafa no va a tardar mucho en acompañarme, tal vez no sea este año, pero será pronto. En todo caso, en éste lo hará muy bien Federer se preparaba ayer en Wimbledon que ha sido capaz de derrotarle en hierba (2002) E incluso en semifinales le podría corresponder Nalbandian, antiguo finalista por estos céspedes. En cualquier caso, pese a las complicaciones, en Wimbledon para el día 9, el de la final, no se espera por la parte alta del cuadro a nadie más que al helvético. Por abajo, Nadal tiene sus posibilidades, bastantes más de las que él REUTERS Los españoles, hoy Tommy Robredo (8) -Greul (Ale. 85) Nicolás Almagro (42) -Ancic (Cro. 12) Albert Portas (110) -Clement (Fra. 56) F. Verdasco (32) -Spadea (EE. UU. 74) J. C. Ferrero (28) -F. Vicente (116) Rubén Ramírez (60) -Mirnyi (Bie. 52) V. Ruano (92) -Sromova (Che. 87) M. A Sánchez (75) -Vesnina (Rus. 61) mismo se otorga, aunque sería más lógico que fueran Roddick, Hewitt o incluso un Agassi que querrá despedirse a lo grande del torneo que le abrió las puertas de la fama allá por el lejano 1992. En categoría femenina la lista de favoritas es la habitual: Sharapova, Mauresmo, Henin, Clijsters y Venus Williams, que aquí se transforma. Camino minado para el suizo Pero antes de que pueda llegar Nadal ante él, a Federer le van a sobrar motivos para inquietarse. El sorteo le ha deparado un cuadro que parece un campo minado. Para empezar, el francés Richard Gasquet, un rival muy peligroso. El galo es un virtuoso de la hierba. Acaba de conquistar el torneo de Nottingham, antesala de Wimbledon. Si vence, al suizo le aguardaría muy probablemente el británico Tim Henman, un triple semifinalista en el All England Club y que es uno de los pocos tenistas que mantiene un balance favorable con él (6- 4) Si se aplica la lógica, luego se mediría con el alemán Tommy Haas, que ya le hizo sufrir mucho en Australia, y en los eventuales cuartos de final se enfrentaría a Mario Ancic, el croata heredero directo de Goran Ivanisevic y el último hombre LA CLAVE EN EL CÉSPED ES LA ACLIMATACIÓN FELICIANO LÓPEZ C ambia mucho el juego cuando se entra en una pista de hierba. Los puntos son mucho más cortos. Todo se desarrolla a una velocidad enorme. Cualquier despiste, por mínimo que sea, te puede costar el partido. El bote de la bola no se parece a nada de lo que experimentamos durante el resto de la temporada en tierra batida, rebound- ace moqueta o cemento. Tienes que jugar mucho más agachado que en cualquier otro sitio. Hay que variar la empuñadura. El saque es decisivo. El revés cortado ayuda mucho para subir a la red y volear. Además, Wimbledon es un torneo muy especial, porque es el que cualquier tenista sueña ganar, pero también por otras cuestiones. Por ejemplo, llueve bastante, por lo que hay que estar muy concentrado y no desesperarse por las interrupciones o por las largas esperas. Todo es tan diferente que se convierte en determinante la aclimatación. En este sen- tido, yo he jugado en Queen s y Nottingham y espero, si paso la primera ronda, en la que me ha tocado un hueso muy duro (Ljubicic) llegar lejos, al menos tanto como el año pasado (cuartos de final) y levantar cabeza en un año en el que no me van muy bien las cosas. Como sabréis, comparto casa en Wimbledon con Rafa Nadal- -de momento está ocupándose él de hacer la comida- por lo que estamos entrenándonos bastante juntos y os puedo decir que le veo muy bien. Se ha aclimatado de maravilla al césped y en Queen s jugó a un nivel muy alto. Puede mejorar bastante su tercera ronda del año pasado.