Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Sociedad LUNES 26 6 2006 ABC Evitar la transmisión antes de nacer Para las familias en las que el cáncer se hereda, generación tras generación, tener hijos se convierte en una difícil decisión. La fecundación in vitro y una técnica que permite detectar los embriones afectados empiezan a despejar esa duda. Esta semana un equipo de investigación francés anunció el nacimiento de un bebé, seleccionado genéticamente para burlar la herencia de un cáncer de colon. Y sólo es el primer paso. El diagnóstico genético preimplantacional puede también cortar la transmisión de otros tipos de cáncer, como lleva años haciéndolo con otras enfermedades genéticas graves. En España, el Instituto Valenciano de Infertilidad lleva un par de años utilizando esta técnica que permite seleccionar los embriones sin riesgo genético. De momento, no ha habido suerte. Dos embarazos para evitar el cáncer de colon hereditario no prosperaron y otro es tan incipiente que los médicos no se atreven a hablar aún de éxito. Más avanzada es la gestación de tres parejas a las que se les seleccionaron embriones para evitar la herencia de dos enfermedades que provocan la aparición de tumores en el sistema nervioso y endocrino. do el cáncer explica Pérez Segura. El nivel cultural también influye: Cuanto más culto, más activo es el paciente y prefiere no quedarse de brazos cruzados mientras evoluciona su enfermedad dice. La cirugía plástica también ayuda a tomar la decisión, cuando se trata de cáncer de mama hereditario. Prescindir de las dos mamas es una decisión muy dura cuando el cáncer ni siquiera ha asomado en el organismo. Más sencillo es optar por la extirpación o mastectomía si unas prótesis de silicona sustituyen el tejido natural. Cada vez son más comunes las operaciones en las que se extirpa y se colocan mamas de silicona al mismo tiempo. Los once miembros de la familia Slabaugh posan así de sonrientes año y medio después de quedarse sin estómago AP Ellos no se lo pensaron. Toda una familia, once primos de Estados Unidos decidieron extirpar su estómago para vivir sin la amenaza de un cáncer hereditario. No es una opción descabellada, cada vez más personas prefieren prescindir de un órgano antes de que sea tarde Cortar una herencia maldita TEXTO: NURIA RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Primero fue su abuela, después algunos de sus padres y tíos. Todos fueron cayendo víctimas de una rara variante hereditaria de cáncer gástrico. La familia Slabaugh vivía atemorizada con esa herencia maldita que pasaba de padres a hijos y ponía fin a sus vidas. Un análisis genético confirmó que once miembros de la familia tenían todas las probabilidades de desarrollar un tumor en la mucosa del estómago, y no se lo pensaron. La decisión fue unánime. Ninguno quiso arriesgarse a vivir con esa espada de Damocles que podía cercenar sus vidas en cualquier momento. Los once primos, todos de mediana edad, decidieron pasar por el quirófano y quitarse el estómago para no darle ninguna opción al cáncer. Es la primera vez que una familia tan numerosa decide someterse en bloque a una cirugía preventiva. te una rueda de prensa celebrada esta semana en el Centro Médico de la Universidad de Stanford, en California. Habían pasado 16 meses desde la operación. Todos aparecieron sonrientes y con aspecto saludable, pese a faltarles un órgano sin el cual parece difícil mantener una buena calidad de vida. Sus limitaciones, sin embargo, no son extraordinarias. Pueden comer, aunque muy pocas cantidades que deben repartir entre muchas tomas al día. Tampoco deben mezclar líquidos con sólidos y están atados a complicaciones médicas por vivir sin estómago. El caso Slabaugh es impactante, sólo por número. Cada vez es más frecuente que los pacientes de alto riesgo de cáncer decidan quitarse un órgano sano antes de enfermar. Los avances en genética permiten identificar a los portadores de esa mala herencia y cuantificar el peligro. En España casi todas Hemos elegido sobrevivir Su otra opción no era ni siquiera valorable porque el cáncer gástrico hereditario es uno de los tumores que juega al escondite. Sólo se puede tratar con éxito si se detecta de forma precoz, pero crece silenciosamente en el interior de la mucosa, donde se escapa a la visión de cualquier prueba médica. Cuando este tumor da la cara, casi siempre es demasiado tarde. La familia Slabaugh prefirió no arriesgarse y vive ahora tranquila, aunque sin casi la totalidad del estómago. Hemos elegido sobrevivir explicó Mike, el mayor de los primos, duran- Es la primera vez que una familia tan numerosa se somete, en bloque, a una cirugía preventiva del cáncer En España casi todas las autonomías tienen programas de consejo genético para identificar pacientes de alto riesgo las comunidades autónomas cuentan con unidades o programas de consejo genético del cáncer. Y en los próximos dos años, los programas deberán haberse ampliado a todo el territorio. Entre el 5 y el 10 de todos los tumores son hereditarios, pero los de mama, colon y ovario concentran el 90 de las consultas en España. A estas unidades acuden personas que ven cómo el cáncer toca poco a poco a sus allegados. Mujeres que han vivido los estragos del cáncer de mama en su madre y en sus hermanas, o familias donde los tumores aparecían a edades relativamente jóvenes, son quienes acuden a estas consultas para desentrañar su ADN. Pocos españoles optan por la cirugía preventiva, asegura Pedro Pérez Segura, coordinador de la Sección de Cáncer Hereditario de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) Cuando conocen su riesgo, la mayoría decide vigilarse al máximo y esperar, aunque hay síndromes hereditarios como la poliposis adenomatosa familiar en la que es casi obligatorio quitar el colon antes de cumplir los 30 años para eludir el cáncer. La incidencia de esta enfermedad es muy alta y los que poseen la mutación tienen casi un cien por cien de posibilidades de desarrollar tumores en el colon La decisión también está marcada por la experiencia vital de cada paciente. Quien ha visto cómo han muerto sus seres queridos no lo duda. Distinto es quien ha tenido familiares a los que se les ha tratado a tiempo y han supera- Cuándo pedir consejo genético Los pacientes europeos son más conservadores que los estadounidenses. Las coberturas sanitarias de Europa, con garantía de revisiones periódicas, llevan a médicos y pacientes a no decidirse tan pronto por la extirpación. Lo que no admite espera es el diagnóstico genético. Conocer la predisposición al cáncer es vital, aunque la cirugía no se valore, porque permite estar alerta. Personas con varios casos de cáncer en la familia que estén relacionados, o con familiares que hayan tenido tumores antes de los 60 años, o la presencia de cáncer de mama en varones... deberían al menos consultar con su médico si tienen que acudir a unidad de consejo genético recomienda Pérez Segura.