Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 26 6 2006 Madrid 45 Los vecinos de Centro mantienen sus protestas hasta que exista una solución integral b Cientos de personas se suma- ron ayer al minuto de silencio por el asesinato de la prostituta ucraniana. La plaza de la Luna sigue vigilada y desierta M. J. ÁLVAREZ MADRID. Es la primera vez en cinco años que he podido dormir con las ventanas abiertas de par en par, dejando entrar el fresco, sin el griterío de las trifulcas y el follón habitual de la gente ebria, las prostitutas y los que consumen droga Así se lo explicaba ayer José Martín, un vecino de la conocida plaza de la Luna o Soledad Torres Acosta, a otro residente. Los habitantes del barrio de Universidad, enclavado en pleno distrito Centro, a espaldas de la Gran Vía, no salen de su asombro. El asesinato el pasado viernes de la prostituta ucraniana Victoriya Nouosu, de 29 años, a la que Manuel Córdoba, de 45, ex pareja, proxeneta y toxicómano le asestó catorce cuchilladas, ha dado un giro de 180 grados al deteriorado escenario. De un lado, la vigilancia policial de los dos Cuerpos policiales- -nacional y municipal- -se mantiene, y el lugar luce limpio como la patena. Me pregunto si en dos días las autoridades actúan de este modo, ¿por qué no convierten esta excepción en algo permanente? Así se explica Jordi Tomás. Acaban de guardar el minuto de silencio que la Asociación de Vecinos del Barrio de Universidad (Acibu) como muestra de rechazo al crimen de Vicky en la Plaza de la Villa (y no en la que ocurrieron los hechos, como estaba previsto) a la que se sumaron varios centenares de personas y que concluyó sobre las 13.30 horas. Con ese gesto terminó la manifestación convocada por distintas entidades en Callao bajo el lema: Por un Madrid habitable Que nos reciba el alcalde La convocatoria del Ayuntamiento de la Junta y del Consejo Local de Seguridad de Centro, prevista para mañana, no van a variar un ápice las protestas previstas por Acibu, ni su petición de mantener una entrevista con el alcalde de Madrid. A estas alturas no nos fiamos. Hasta que no veamos que se actúa y se da una solución global a la degradación, la inseguridad y al deterioro social de los inquilinos de ese espacio no cejaremos en nuestro empeño recalcó Isabel Rodríguez, presidenta de la asociación. Exigen un plan de actuación conjunto entre las tres administraciones y esta semana invitarán a PSOE e IU a que visiten su barrio. Jorge Dolado Simón Estado en que quedó el vehículo cisterna de los bomberos EFE Jorge Dolado, uno de los muertos, hacía esa noche su última guardia. Volvía a Cádiz como policía nacional El otro fallecido, Fernando García, el deportista era subcampeón del Torneo Nacional de Montaña Pocos admitían que sus compañeros no estuvieran hoy ya entre ellos. Para Jorge Dolado Simón, soltero, de 32 años, el servicio que acababan de realizar en Brea del Tajo (derribar un murete que amenazaba peligro) era, prácticamente, el último en el Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid. Llevaba seis años en dicho cuerpo pero había decidido reincorporarse a la Policía Nacional. Quería estar cerca del mar y acababa de obtener una plaza en Cádiz. Dicen sus amigos que ya tenía el uniforme preparado y las maletas hechas para trasladarse a la ciudad andaluza. García Herreros, también deja una huella imborrable entre sus familiares, amigos y compañeros. Tenía una hija menor de edad. Él era el deportista. Lo había ganado casi todo y pertenecía a la Agrupación Deportiva de Bomberos. En el Cuerpo, donde llevaba diecisiete años, todos le conocían como Tarzán por sus dotes atléticas, apelativo del que él se mostraba orgulloso. Se cuenta que en los últimos campeonatos europeos de bomberos había quedado, en varias ocasiones, como campeón de la modalidad de cross. La pasada semana fue subcampeón de España en el Torneo Nacional de Montaña, un certamen celebrado en Alicante. Fernando García Herreros mujer, que intentaba dar ánimos a los compañeros de su hijo, también dijo: Me gustaría que los periódicos dijeran que mi Fernando era un campeón en el deporte y que cumplió siempre su obligación Hoy, la incineración Los tres heridos en el accidente estaban ayer fuera de peligro. Se trata del jefe del grupo, Pedro Estebaranz, de 51 años, que sufrió politraumatismo y fue ingresado en el hospital Ramón y Cajal. También, Jorge Murillo Rodríguez, 31 años, que recibió un golpe en las vértebras, siendo evacuado al hospital Gregorio Marañón. El tercer herido es Francisco Cid García que recibió un fuerte golpe en la zona lumbar de la que se recupera en el hospital La Paz. Hoy se dará el último adiós a los compañeros muertos. Los dos bomberos fallecidos serán incinerados, por la mañana, en el tanatorio de La Paz. Un campeón en el deporte Fernando García Herreros también era donante universal. El llegó con vida al Hospital Clínico y allí murió poco después de su ingreso debido a la gravedad de sus heridas. Los médicos extrajeron gran parte de sus órganos que, de forma inmediata, fueron destinados a transplantes. La madre de Fernando, Isabel Herreros, comentó a Efe que la muerte viene cuando menos te lo esperas y, muchas veces, se lleva a los mejores La No pudo donar sus órganos Jorge Dolado era donante universal de órganos pero no fue posible su deseo de donarlos. Murió en el acto y, con el paso del tiempo, que no fue mucho hasta que llegaron los servicios de emergencia, sus órganos ya no estaban en disposición de ser trasplantados. El otro bombero fallecido, Fernando