Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 Economía DOMINGO 25 6 2006 ABC SUBSIDIOS EN LA CUMBRE a reciente reunión entre Estados Unidos y la Unión Europea, esa cita austrohúngara como la definió el canciller Wolfgang Schussel porque después de Viena el presidente George W. Bush se fue a Budapest, ha sido la constatación de que se han terminado las desconfianzas derivadas de la guerra de Irak que enrarecían el ambiente general de las relaciones transatlánticas. Washington y los 25 gobiernos europeos no hablan sólo de Irak y cuando lo hacen es en términos corteses para referirse a los esfuerzos conjuntos para apoyar la reconstrucción de este país martirizado por los terroristas. Ha habido acuerdo expreso sobre el dossier iraní y Enrique en la voluntad manifiesSerbeto ta de pararle los pies al régimen de los ayatollahs y sus planes de convertirse en una república islamo- atómica Nada que discutir sobre la necesidad de responder con firmeza ante la nueva fanfarronada militar de Corea del Norte; consenso absoluto sobre Oriente Próximo, a pesar de que las posibilidades de que se consiga un rato de paz en la zona son menores que las que tiene Arabia Saudí de ganar este Mundial... todo fueron sonrisas y apretones de manos, cordialidad y sintonía. En lo único en que se han quedado donde estaban, y en cierto modo también siguen estando de acuerdo, es en la coordinación de posiciones en las negociaciones de la Organización Mundial de Comercio (OMC) Mencionar la ronda de Doha y ¡con las subvenciones agrícolas hemos topado! Todo el mundo sabe que el gobernante que se atreva a decir la verdad sobre esto está condenado de antemano a ser crucificado en las urnas. Sabemos también que esta política de subsidios está siendo un lastre para nosotros (para todos los que no somos agricultores sobre todo) y, lo que es más grave, tiene efectos criminales para los campesinos pobres del Tercer Mundo. Los que en Europa se benefician de este maná se han vuelto adictos a las ayudas públicas y se dedican a producir, no siguiendo la lógica del mercado, sino de acuerdo con los criterios dictados desde Bruselas. Durante mucho tiempo es cierto que los subsidios han ayudado a sacar a las zonas rurales del agujero negro en que se habían metido. La despoblación rural, la falta de infraestructuras, el subdesarrollo eran esencialmente una injusticia clamorosa frente a los recursos que se habían dedicado generosamente a las ciudades. Pero ahora, las subvenciones discrecionales no hacen más que mantener al campo esclavizado en ciertas actividades que por su naturaleza no tienen futuro en un mundo globalizado y que tarde o temprano habrá que abandonar. El dinero de los subsidios agrícolas podría seguir beneficiando a los agricultores y a las zonas rurales, pero aplicándolo en políticas con futuro en vez de mantener a sus beneficiarios encadenados al pasado. eserbeto abc. es ALDO OLCESE Ex presidente del Instituto de Analistas Financieros y de la Fundación de Estudios Financieros L Hay que buscar alianzas para que España entre en el G- 8 El hasta la pasada semana presidente del Instituto de Analistas Financieros cree que el denominado código Conthe es un documento de consenso y equilibrado entre la información que demandan los inversores y lo que las empresas querían dar TEXTO: YOLANDA GÓMEZ MADRID. Tras cumplir un doble periodo de tres años, máximo permitido por los estatutos, Aldo Olcese deja la presidencia del Instituto Español de Analistas Financieros y de la Fundación de Estudios Financieros. -Tras seis años al frente de estas instituciones, ¿qué balance puede hacer de este periodo? -Ha sido un doble trabajo, al estar al frente del Instituto y de la Fundación, del que me he sentido muy orgulloso. Creo que han sido años difíciles en los que hemos tenido que combatir con los escándalos financieros, la crisis de la Bolsa por la burbuja tecnológica y todo el proceso de recuperación de la confianza de los inversores, de códigos de ética, buen gobierno para las sociedades cotizadas, hemos dedicado mucho tiempo. Me voy con la sensación del deber cumplido, de haber avanzado en nuestro objetivo de recuperar la confianza de los mercados y dar más credibilidad al tráfico financiero, así como ofrecer más formación. El balance que yo hago de este periodo es bastante positivo. -Desde un punto de vista legislativo, ¿qué avances destacaría en el mundo financiero en estos últimos seis años? -Ha habido dos avances importantes: la ley de transparencia, en época del PP, con Rodrigo Rato, y el código Conthe Dos hitos muy relevantes, muy positivos en ambos casos. La ley de transparencia y sus desarrollos han posibilitado Aldo Olcese ABC que las empresas asuman la obligación de dar información, y ha sido una buena combinación entre normas y códigos voluntarios. ¿También le parece positivo el código Conthe que tanta polémica ha suscitado? -He sido miembro de la comisión redactora del código y creo que al final ha quedado un documento equilibrado, de consenso, entre la información que demandan los inversores y lo que las empresas querían dar. Quienes invierten en Bolsa quieren saber no sólo los resultados de las compañías sino cómo se llega a ellos, como se adecúan a las prácticas y estándares de buen go- bierno. Se trata por tanto de un código oportuno y necesario y creo que al final se han rectificado cosas y ha quedado bien. -La semana pasada presentó usted la creación de un grupo en el que participarán Felipe González y José María Aznar, entre otros, para luchar por la incorporación de España en el G- 8. ¿Cree que será fácil? -Hemos hecho un observatorio de economía internacional, pero es difícil que entremos en el G- 8 porque aunque España cumple los requisitos objetivos, ahora tratan de convencernos de que nuestra representación debe de ser a través de la UE. Eso estaría muy bien si los otros cuatro países europeos miembros del G- 8 (Reino Unido, Francia, Alemania e Italia) también estuvieran representados a través de la UE, pero no es así. Hay que pelear y buscar alianzas con los grandes países para que reconozcan que tenemos derecho a estar ahí, o al menos en el G- 20, grupo en el que también está India, China, y Brasil, los grandes países emergentes. Una buena estrategia para estar en el G- 20 es intentar a toda costa estar en el G- 8, y para eso hay que hacer ruido. Vamos a apoyar al Gobierno y a movilizar a la sociedad civil para lograr este objetivo. ¿Y qué proyectos tiene para el futuro? -En el ámbito institucional en diciembre me nombraron presidente de la sección de Ciencias Empresariales y Financieras de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras. Mi objetivo es aplicar la academia a las realidades sociales, y ya he lanzado ya un programa de trabajo muy ambicioso de responsabilidad social corporativa, y queremos hacer una publicación con recomendaciones al respecto. -También desde el Instituto se han hecho varios estudios de responsabilidad corporativa. ¿Cómo está España en este aspecto? -Hemos avanzado varios puestos en ránkings internacionales. Ahora estamos entre el quinto y sexto puesto, y tras la aprobación del código Conthe podríamos situarnos en el tercer o cuarto puesto, sólo por detrás del Reino Unido, Suiza y Francia.