Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 25 6 2006 Nacional 17 EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA Especialista en ayudar a negociar a los actores de un conflicto, el Centro para el Diálogo Humanitario ha salido a relucir en el entorno del alto el fuego como un posible facilitador en los contactos directos. Para ser neutrales sus responsables dicen que no pueden tener en cuenta las valoraciones morales o jurídicas y sostienen que las dos partes tendrán que ceder Los mediadores ciegos TEXTO: ENRIQUE SERBETO. ENVIADO ESPECIAL GINEBRA. Un chalé camuflado en un conocido parque de Ginebra. Frente al lago Leman, tras los cristales se reconoce la silueta de dos africanos sentados en lo que parece una sala de reuniones. ¿Quiénes pueden ser esas personas? La información oficial se acaba ahí. Nuestra política es no comentar ningún detalle sobre los asuntos en los que estamos trabajando Es decir, pueden ser sudaneses, chadianos, genocidas o representantes de un gobierno reconocido. En el Centro para el Diálogo Humanitario se dedican a intentar poner de acuerdo a aquellos que están en conflicto, pero no se preguntan cuál es la parte que tiene razón ni quién es el bueno o el malo El centro ha aparecido señalado como un posible mediador en el proceso de negociaciones entre el Gobierno y ETA: Nuestra política es no comentar ningún caso en el que estemos implicados responde al teléfono Andrew Andrea, el portavoz oficial, confirmando que, en efecto, el proceso de negociaciones entre la banda terrorista ETA y el Ejecutivo circula en los despachos de esta organización que dirige el británico Michael Aaronson, un veterano del trabajo internacional humanitario. ¿Qué clase de ONG es esta que elude las grandes dosis de publicidad que otras cultivan? El centro fue creado en el año 1990 a partir de una célula de la Cruz Roja y ahora es un organismo independiente que vive de los subsidios de varios gobiernos, principalmente de los de Suiza, Noruega y el bri- tánico, con los que reconocen que no tienen frecuentes relaciones Con las iniciales de Henry Dunandt, el fundador de la Cruz Roja, se creó este concepto de Humanitarian Dialog una fórmula que se proclama aséptica, neutral, pero también ciega ante los detalles del conflicto. Requeridos por una de las partes Sin mencionar en ningún momento la cuestión que ha hecho aparecer en España el nombre de la organización, David Petrasek, un canadiense que es su responsable político, sugiere que en toda su experiencia casi siempre han sido contactados por una de las partes. Normalmente somos requeridos para implicarnos en un determinado conflicto a través de un mecanismo en el que todo se hace muy discretamente Y el primer paso que dan es informarnos adecuadamente de la situación sobre el terreno, con varios viajes a la zona para estudiar las maneras de intervenir. Ellos empezaron en el conflicto de Ache, que después sería mundialmente conocido por ser la región más devastada por el tsunami, han trabajado en Darfur (Sudán) lo han intentado en Oriente Medio y, además del proceso que ha emprendido en España el Ejecutivo de Rodríguez Zapatero, analizan los conflictos en más de una docena de puntos del planeta para los gobiernos que les financian. Y su diagnóstico sobre el resultado del camino de la negociación de este tipo es absolutamente David Petrasek implacable: Puede que haya ejemplos en los que haya una parte que ceda y la otra no, pero, en general, se entiende que cuando se empieza una negociación las dos partes saben que tendrán que ceder Los analistas del centro no entran en los aspectos morales de los detalles del problema que se pretende resolver. Si quieres ser un mediador debes ser imparcial. Naturalmente, hay que tener en cuenta también las circunstancias concretas, si se producen abusos, violaciones de los derechos humanos, etcétera. Pero no es nuestra misión hacer un juicio público sobre las partes. Podemos tener ideas propias, pero no salen de aquí Parecería que sólo se ocupan de guerras perdidas en África, pero su abanico de intereses abarca también el Cáucaso o los Balcanes. Y tal vez de todos los temas que circulan en los archivos del centro (aunque no intervinieron directamente) el que creen que más se puede parecer al del País Vasco es el de Irlanda del Norte. En el caso irlandés se prueba claramente que los procesos de paz requieren mucho tiempo. Desde 1993 o 1994, cuando empezó, al alto el fuego de 1998, y aún sigue habiendo problemas para formar las instituciones autónomas ¿Cuáles son sus recomendaciones? En estos casos lo más importante- -responde Petrasek- es mantener a las dos partes firmemente comprometidas con el proceso porque durante este tiempo ha habido varios puntos de crisis que no se habrían superado de otro modo El caso norirlandés, por seguir con las similitudes, no ha sido en absoluto un proceso autóctono. Hubo claras intervenciones internacionales y de confirmarse la intervención del CHD en el proceso vasco, con todas sus ramificaciones, sería el paso más importante dado hasta ahora en la internacionalización de un conflicto en el que ningún Gobierno español había permitido la menor injerencia extranjera, a no ser por vía policial.