Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 SÁBADO 24 6 2006 ABC Mundial 2006 Del tedio ante Arabia al vértigo frente a Francia ENRIQUE ORTEGO No pareció un partido del Mundial. La intrascendencia del resultado y la inoperancia del rival contagió a la selección, que se limitó a hacer una faena de aliño ante Arabia que no acabó en goleada porque su portero salió bueno. El martes espera Francia en octavos los dos está en juego una plaza de titular de aquí en adelante. Siguen parejos. Los dos desaprovecharon la buena ocasión de marcar y tomar cierta ventaja. También estaba previsto que Xavi tuviera minutos para mantener su ritmo ascendente y que se marchara Cesc, que igualmente opta a la plaza de titular de Senna. Después de los dos últimos partidos, debería ser suya. La entrada de Torres con veinte minutos por delante también tenía su explicación. Luis le daba la oportunidad de marcar y mantenerse en la lucha por el Pichichi del campeonato. El delantero se alimenta del gol y cuanto más voraz sea, mejor. Tampoco pudo ser. Torres se enrocó en la dinámica descendente del equipo y se perdió en un par de escarceos sin más. El simulacro de partido concluyó- -no sin hacerse demasiado largo- -con los saudíes perdonando el empate en un remate a bocajarro, ante la absoluta relajación de los hombres de Luis Aragonés, que por la cara que tenía en el banquillo se aburrió tanto como los demás. Tampoco habrá que darle la mayor trascendencia, pero la verdad es que con su actuación de ayer, salvo Cesc, ningún otro jugador se reivindicó lo suficiente como para que Luis tenga dudas el martes. A lo peor, con todo ya hecho, tampoco era el día, pero también podían haber apretado un poco más. Arabia Saudí España 0 1 Arabia Saudí Zaid; Dokhi, Tukar, Al Montashari, Khathran; Noor, Kariri, Aziz (Al Temyat, m. 13) Sulimani (Massad, m. 80) Al Harthi y Al Jaber (Al Hawsawi, m. 68) España Cañizares; Salgado, Marchena, Juanito, Antonio López; Cesc (Xavi, m. 66) Albelda, Iniesta; Joaquín, Raúl (Villa, m. 46) y Reyes (Torres, m. 70) Árbitro Coffi Codjia (Benín) Amarilla a Al Jaber, Al Temyat, Albelda, Reyes y Marchena. Gol 0- 1, m. 36: Juanito. sumible once titular. Oscureció a Albelda y también a Iniesta y fue quien más buscó a los dos extremos con pases interiores (Joaquín) o en diagonal (Reyes) que los sevillanos disfrutaron para entrar por sus respectivas bandas. Sin prisa, a un ritmo justo- -era la hora de la siesta- España fue poniendo a prueba al portero saudí. Era bueno. O al menos ayer lo pareció. De no haber sido por él, su equipo ya se hubiera marchado al descanso con un saco y sólo se fue con uno. Cambios previstos y sin fruto Lo que no pudo hacer en jugada, y tuvo media docena de oportunidades, lo encontró España en otra acción de estrategia. Quinto gol a balón parado. Juanito cazó al vuelo el templadito centro de Reyes. No era ayer un día propicio para esas acciones. Arabia Saudí contrarrestaba la estrategia española con una fórmula muy brasileña- -Paquetá lo es- mandar tres jugadores arriba en córners y faltas laterales y así el contrario deja cuatro atrás. De esta forma, la selección sólo buscaba el remate con cuatro hombres dentro del área, cuando normalmente lo hace con seis. Aún así, Juanito tuvo la ocasión de tener ya una buena causa para haber jugado el partido. Todo era previsible ayer. Hasta los cambios. Luis los tenía milimetrados. Villa por Raúl en el descanso. Entre KAISERSLAUTERN. Trámite superado. Aunque más que un trámite fue un fastidio: las cuatro de la tarde, la chicharrera que caía y la escasa motivación que debe producir jugar ante el peor equipo del campeonato, como bien apuntó Schuster hace ya unos días. Cuando llega un partido de estos, que no vale absolutamente para nada, la duda es saber si más que un premio es un castigo para quienes lo juegan. Y más en este caso, que eran los considerados suplentes y que más de uno anda medio defraudado. Hay que ponerse en su pellejo, porque a todos nos pasa que hay días en los que apetece lo justo meterse en faena. Y eso fue. Más o menos eso le sucedió a la selección. Se sentía tan superior, servía de tan poco el resultado, que en cuanto se despistaba un poquito y se le iba la cabeza a un sitio mejor se contagiaba de la inoperancia de los árabes y tenía que hacer un ejercicio de concentración para volver al partido. A ratos lo hizo. Me quieren retirar desde el año 2000 dice Cañizares KAISERSLAUTERN. Fue un espectador más en la primera parte y sintió el aliento de las atacantes saudíes en la segunda parte. Santiago Cañizares volvió a disfrutar de la titularidad en un Campeonato del Mundo doce años después. Debutó en Estados Unidos con veinticuatro años y se reencontró con las mismas sensaciones ayer frente a Arabia Saudí. Feliz, contento, entusiasmado, pletórico, místico. Así descri- Cesc oscurece al resto En gran parte, también dependía que el equipo apareciese o desapareciese de que el balón estuviera cerca de los dominios de Cesc. Cuando el del Arsenal entraba en acción, todo era más sencillo. Juega como piensa. Y piensa rápido y bien. Pronto acaparó el protagonismo y fue sin duda el jugador que más hizo por lograr un hueco en el pre- bió el portero su estado al final del partido en la zona mixta. Estoy feliz porque siempre he defendido los colores de la selección con profesionalidad. Hoy me ha tocado jugar y me siento muy bien Le cambió el rictus cuando se le comentó que podría haber sido su último partido con España: Quieren retirar a Santiago Cañizares desde el final de la Eurocopa de 2000. Y no lo han conseguido ni lo van a conseguir. ¡Qué no me entierren tan pronto! Aún tengo cuerda. Trabajo muy duro todos los días y por ahí hay gente jugando con más años que yo. La próxima Eurocopa es dentro de dos años y por qué no puedo estar ahí Así de categórico se mostró después del deber bien cumplido.