Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
15- 15 S 6 LOS SÁBADOS DE El Campo de Marte fue la meta de la competición de los vehículos ecológicos. En la imagen, la llegada de un prototipo de un Citroën C 2 HDi con transmisión híbrida las mecánicas híbridas parecían estar destinadas sólo a turismos medios y grandes, pero ya existen los denominados microhíbridos, cuya representación la vimos en el Citroën C 2 y el Ford Fiesta presentados por Valeo. Hasta el modisto Courrèges presentó un modelo de coche ecológico, el Zooop, dentro de la categoría de vehículos con motores eléctricos. Aunque el mayor protagonismo fue acaparado por los coches de pila de combustible, en realidad una versión más avanzada del sistema híbrido, como los Mercedes Clase A, Opel Zafira, Ford Focus FCV e incluso un autobús, el Citaro, que ya ha recorrido más de un millón de kilómetros dentro del programa de transporte urbano europeo. Entre los prototipos con esta transmisión del futuro que utiliza el hidrógeno como combustible, destacaron el Hy. Light de Michelin y el Santana presentado por la Universidad China de Tongji, que puede convertirse en el futuro taxi de la capital asiática. Con esta competición Michelin promueve y apoya todas las iniciativas para enriquecer el debate de la movilidad sostenible Las pilas de combustible necesitarán una nueva red de estaciones de servicio para suministrar el hidrógeno como combustible INNOVACIÓN Los neumáticos verdes también son negros El primer neumático verde lanzado por Michelín en 1992 sigue siendo negro, pero se trata de un neumático de baja resistencia al rodamiento, del orden del 32 por ciento. El modelo Energy, la tercera generación de estos neumáticos ecológicos, que apareció en 2003, es ya referencia entre los de su tipo, y además es entre un 20 y un 40 por ciento más duradero que la media de sus principales rivales, lo que también supone que, al necesitar un vehículo menos cantidad de ruedas en su vida, haya muchos menos que reciclar. Este tipo de neumáticos verdes también se utiliza en los camiones, a los que permite reducir hasta el 6 por ciento de combustible, lo que supone un ahorro absoluto, si tenemos en cuenta que un camión de gran ruta consume por término medio 35 litros cada cien kilómetros. Esto, respecto a un camión de cabeza tractora y semirremolque, significa que cada año y medio el ahorro en este capítulo puede compensar el coste de todos los neumáticos de la cabeza tractora. Durante la Challenge también pudimos conocer las ventajas de nuevos neumáticos en pruebas de experimentación, con componentes de sílice para camiones, que aún mejoran las ventajas de los actuales Energy.