Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 24 6 2006 Internacional 33 El que fuera ministro de Exteriores de Gerhard Schröder, Joschka Fischer, patriarca de los verdes alemanes, se despide de la política para irse a dar clases a Princeton Adiós al último rockero de la política GUILLEM SANS. SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. El próximo martes terminará la carrera política más espectacular de la República Federal de Alemania: la del ex ministro de Asuntos Exteriores Joschka Fischer. A sus 58 años, quien se definiera como el último rockero de la política entregará su acta de diputado y abandonará el grupo parlamentario verde con una discreta visita a la última reunión preveraniega de sus correligionarios en el Parlamento, informó ayer el diario Süddeutsche Zeitung. Nada de fiestas, ningún discurso de despedida en el pleno. Cuando los diputados verdes reanuden sus sesiones en septiembre, Fischer estará dando clases de política internacional en la Universidad de Princeton (EE. UU. El lugar del ex ministro de Exteriores será ocupado por Omid Nouripour, un alemán de 31 años nacido en Teherán. El rebelde taxista de Fráncfort que de joven no pisó universidad alguna y llegó a dirigir la diplomacia alemana se retirará de la política activa de puntillas, consecuente con el rol de discreto diputado que lleva ejerciendo en los últimos nueve meses tras años de omnipresencia mediática. Días después de las últimas elecciones, cuando Gerhard Schröder aún se resistía a reconocer su derrota, Fischer anunciaba su retiro de la primera línea de la política y su deseo de cambiar el poder por la libertad Veinte años después de su nombramiento como ministro de Medio Ambiente del Estado federado de Hesse, su primer cargo electo, Fischer se despedía del poder: Y ahora me voy a casa, adiós Joschka Fischer El rebelde taxista de Fráncfort que de joven no pisó universidad alguna y llegó a dirigir la diplomacia alemana La intervención de la OTAN en Kosovo le cosechó abucheos y hasta agresiones de sus correligionarios grito famoso, en 2003, tuvo que ver con la guerra de Irak, aquel I m not convinced! ¡No estoy convencido! que le espetó en la Conferencia de Seguridad de Múnich al secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld. Pero su abandono de la política parece más que nada lógico. De un tiempo a esta parte, Fischer viene dedicando la mayor parte de su actividad a escribir artículos sobre Oriente Medio y a dar conferencias. Acaba de hacerlo en Washington, Moscú y Estambul. De los tiempos del conflicto de Kosovo conserva una buena amistad con Madeleine Albright, secretaria de Estado de Bill Clinton, cosignatarios ambos de un manifiesto de seis ex ministros de Asuntos Exteriores a Bush para que descarte la opción militar en Irán. Ahora también dedicará más tiempo a la vida privada. Piensa mudarse con su compañera, una iraní llamada Minu Barati, a una villa de un barrio pudiente de Berlín. PROGRAMA ERASMUS FUNDACIÓN C FUNDACIÓN C te ofrece la posibilidad de continuar tus estudios universitarios en cualquier país de la Unión Europea, con una Beca Erasmus. FUNDACIÓN C INVIERTE EN EL PROGRAMA ERASMUS 2006 UN TOTAL DE 2.200.000 El caso de los servicios secretos El último intento de meter baza en la política de su partido fue su rechazo a la creación de una comisión de investigación sobre el escándalo de los servicios secretos alemanes, activos en la guerra de Irak mientras Schröder y Fischer lanzaban aldabonazos contra la invasión capitaneada por George W. Bush. Su actitud provocó un desencuentro con muchos compañeros de filas, partidarios de investigar el asunto. Fue un episodio más de un distanciamiento crónico del patriarca verde con su propio partido. En el pasado los hubo más sonados, sobre todo cuando el pacifista Fischer se vio en la tesitura de meter al Ejército alemán en su primer conflicto bélico después de la II Guerra Mundial. Fue en 1999, con ocasión de la intervención de la OTAN en Kosovo, cuando cosechó abucheos y hasta agresiones de sus correligionarios. Fischer organizó su defensa a grito pelado, con mucho pathos Su otro Tu futuro empieza hoy www. fundacioncajamadrid. es