Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional SÁBADO 24 6 2006 ABC ESTATUTOS EUROPEOS a UE y la OTAN ofrecen a España un corsé institucional y militar contra la balcanización; pero la proliferación de identidades nacionales (catalana, vasca, gallega, andaluza, etc. puede relativizar el peso del Estado en Europa, sin aumentar forzosamente la influencia de Cataluña, el País Vasco, Galicia o Andalucía en la toma de decisiones sensibles para la libertad y prosperidad de los ciudadanos. Catalanes, aragoneses, navarros, vascos, aspiran desde hace varias décadas a mejorar las infraestructuras de comunicación con Europa. ¿Conseguirán los presidentes autonómicos lo que no consiguieron Franco, JUAN PEDRO Adolfo Suárez, LeopolQUIÑONERO do Calvo Sotelo, Felipe González y José María Aznar? Zapatero ha intentado asociar a las autoridades regionales a las negociaciones hispanofrancesas que puedan tratar asuntos locales. Chirac respondió rebajando el nivel de tales encuentros, convertidos en reuniones de alto nivel París y Madrid estudian reactivar el Tratado de Bayona (1995 97) que debiera regir jurídicamente la cooperación transfronteriza. En términos prácticos, sin embargo, las competencias regionales vascas y catalanas suscitan la envidia en las regiones francesas y la más profunda desconfianza en París. Mitterrand lanzó hace veinticinco años la idea pronto abandonada de crear un departamento vasco- francés. Proyecto igualmente rechazado sin discusión por los sucesivos gobiernos franceses. El incremento de poder y responsabilidades nacionales en Barcelona o Vitoria tampoco suscita un entusiasmo totalmente frenético en París. En Londres, en Bruselas, en la Europa danubiana, la multiplicación de identidades nacionales españolas se contempla con inquietud apenas disimulada. Bélgica teme la implosión nacional. En Londres, los irredentismos irlandés o escocés sólo alimentan las reservas más sordas. ¿Cómo influirán los nuevos estatutos autonómicos españoles en el funcionamiento de la UE? Los tratados de Maastricht (1994) y Ámsterdam (1999) dieron al Comité de las regiones europeas (317 regiones reconocidas jurídicamente) ciertos poderes de consulta en materia de cohesión económica, redes de transportes, energía, telecomunicaciones, empleo, política social, medio ambiente. Poderes simbólicos pero reales, sin capacidad de ejecución pero con cierta capacidad de rechazo. La UE está en crisis institucional desde hace un año y en crisis larvada desde hace más de una década. La emergencia de nuevos poderes jurídicos y económicos de carácter regional, con influencia directa en algún Estado e influencia indirecta en la Comisión o el Consejo, no facilitará la toma de decisiones comunes, que ya es muy difícil tomar entre 25 Estados. Esa complejidad tendrá un coste económico y político alto, con una eficacia discutible. L Un periodista sueco es asesinado en una protesta islamista en Mogadiscio Martin Adler, de 47 años, recibió un tiro en la espalda a quemarropa la confusión desatada en la manifestación islamista para escapar, le disparó en el corazón y el informador murió en el acto ABC MOGADISCIO. El periodista sueco Martin Adler, de 47 años de edad, fue asesinado ayer en Mogadiscio de un disparo en la espalda mientras cubría una manifestación de partidarios de la Unión de los Tribunales Islámicos (UTI) Fotógrafo y camarógrafo freelance Adler murió en el acto mientras trabajaba al recibir un balazo a quemarropa y a la altura del corazón, por parte de un desconocido que logró darse a la fuga entre la confusión. Un grupo de milicianos de los Tribunales Islámicos acudieron de inmediato para proteger a los compañeros de Adler y a otros informadob El asesino, que aprovechó res extranjeros que estaban en el lugar. El periodista de Efe Abukar Albadri contó cómo los asistentes comenzaron a correr al oír el disparo, arrollándose unos a otros y abandonando tras de sí zapatos, ropa y otras pertenencias. El llanto de los niños y de las mujeres, algunos de ellos tumbados en el suelo aterrorizados sin poder moverse, junto a los gritos del tumulto, crearon una atmósfera de caos. Tropas extranjeras Varios vehículos de milicianos islamistas llegaron a los pocos minutos, mientras los líderes de la manifestación ordenaban el desalojo de los presentes. La marcha estaba convocada para protestar contra el envío de tropas extranjeras para la misión de paz en Somalia. Adler, que llevaba apenas una semana en el país, era un fotógrafo veterano que había cubierto numerosos conflictos- -Chechenia, Afga- nistán, Irak- -y que recibió en 2004 en su país el premio Rory Peck Trust. Había trabajado, entre otros, para el diario sueco Aftonbladet. A raíz de su muerte, gran número de periodistas extranjeros se disponían ayer a abandonar el país, toda vez que el asesinato de Adler parecía buscar un informador de la prensa internacional como víctima. No ocurría un incidente similar en Somalia desde que, en enero de 2005, la productora de la BBC Kate Peyton fuera asesinada de un disparo en Mogadiscio. El país vive sumido en una larga guerra civil desde enero de 1991, cuando los señores de la guerra derrocaron al dictador Mohamed Siad Barré. El Gobierno de Transición somalí y la UTI firmaron el jueves en Jartum un acuerdo de reconocimiento mutuo y el cese de las hostilidades militares, en un acto considerado por sus líderes como el comienzo del fin de la paz somalí Trabajar y morir con las cámaras al hombro Martin Adler, en compañía de media docena de periodistas extranjeros, cubría una manifestación de unos 4.000 islamistas en Mogadiscio. Alternaba la cámara fotográfica, como freelance con la cámara de televisión para la cadena británica Channel 4. Aprovechando el tumulto, alguien le disparó. En estas imágenes se le ve instantes antes y después de ser alcanzado por la bala que le mató