Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 VIERNES 23 6 2006 ABC Sociedad Benedicto XVI nombra secretario de Estado a Tarcisio Bertone, arzobispo de Génova El Papa revela que es escogido porque conjuga atención pastoral y preparación doctrinal b El cardenal Bertone desempeñó desde 1995 a 2002 el cargo de número dos de la Congregación para la Doctrina de la Fe, cuando la presidía el cardenal Ratzinger JUAN VICENTE BOO. CORRESPONSAL ROMA. El relevo en la Curia vaticana ha comenzado. Benedicto XVI anunció ayer que nombrará secretario de Estado al cardenal Tarcisio Bertone el próximo 15 de septiembre. Le ha escogido porque conjuga atención pastoral y preparación doctrinal y también por la confianza recíproca madurada durante los años en que hemos servido juntos en la Congregación para la Doctrina de la Fe Ese mismo día, el jefe de la diplomacia vaticana, Giovanni Lajolo, pasará a desempeñar la gobernación del Estado Vaticano. Como posible sucesor se menciona al actual nuncio en Francia, Fortunato Baldelli. Benedicto XVI sorprendió por el modo de hacer el relevo del número dos del Vaticano pues ayer tan sólo anunció sus intenciones, de modo que el cardenal Angelo Sodano, de 78 años, se mantiene a todos los efectos en el cargo hasta el 15 de septiembre. Ese día efectuará el nombramiento de Tarcisio Bertone y recibirá en audiencia a todo el personal de la secretaría de Estado para dar las gracias públicamente al cardenal Sodano, y para presentarles al nuevo secretario de Estado La segunda sorpresa fue que el Papa explicase personalmente los motivos del nombramiento en una carta a los fieles de la archidiócesis de Génova, que Bertone preside desde 2003 rodeado del afecto general. En su mensaje, Benedicto XVI reconoce que he pedido al cardenal Bertone un sacrificio grande, y no lo es menos para los fieles que tiene a su cargo El Papa revela que me han llevado a escogerlo para esta delicada tarea al El cardenal Bertone conversa con Angelo Sodano, en una imagen del pasado mes de marzo servicio de la Iglesia universal tanto su capacidad de conjugar atención pastoral y preparación doctrinal como la recíproca confianza madurada durante los años en que hemos servido juntos en la Congregación para la Doctrina de la Fe El Santo Padre les recuerda que he escogido para desempeñar mi ministerio el nombre del último Papa genovés Benedicto XV, quien se batió por la paz en los años de sangre de la Primera Guerra Mundial. El cardenal Bertone, de 71 años, es un salesiano jovial y optimista, con una enorme preparación cultural y académica como licenciado en Teología, doctor en Derecho Canónico y antiguo Rector de la Pontificia Universidad Salesiana. Pero no lo hace notar, pues se mantiene siempre muy cercano a las preocupaciones de los fieles de a pie y a las necesidades de los sacerdotes de la diócesis, a quienes ha visitado en sus casas viajando en un viejo Fiat Panda marrón que debería haber jubilado hace bastante tiempo. Tarcisio Bertone es el quinto de ocho hermanos de una familia campesina en un pueblecito de la provincia de Turín. Su padre, que era también AP organista de la iglesia local y tocaba muy bien el piano, le contagió el amor a la música, pero la verdadera pasión de Bertone es el fútbol. Aunque hace tiempo que ya no juega, es un tremendo tifoso de la Juventus e incluso retransmitió para la televisión local algunos partidos de fútbol de la Sampdoria y del Génova cuando llegó como arzobispo a esa ciudad. Cuando su antiguo jefe, Ratzinger, fue elegido Papa, Bertone le dedicó uno de sus mejores elogios comparándole a la gran estrella del fútbol alemán: Es un verdadero Beckenbauer