Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23 6 2006 Madrid 41 Un kamikaze muerto y tres heridos en dos brutales accidentes ABC AYUNTAMIENTO MADRID. Un hombre de 36 años, de nacionalidad peruana, falleció a primera hora de ayer tras chocar con la furgoneta en que viajaba en sentido contrario contra un taxi en el kilómetro 5 de la A- 5 (autovía de Extremadura) sentido salida, informa Emergencias Madrid. Pese a que los Bomberos del Ayuntamiento y el personal del Samur- Protección Civil hicieron todo lo posible por salvar la vida del peruano, éste falleció en el mismo lugar de los hechos. Por otra parte, el conductor, de 23 años, de un camión cargado de chatarra resultó herido moderado tras volcar con las 25 toneladas de carga que llevaba en un enlace de la A- 3 (carretera de Valencia) con la M- 50. El joven sufre politraumatismos. El violador de Pozuelo condenado a 326 años de cárcel por 19 agresiones Las indemnizaciones superan los 420.000 euros b Pasará un máximo de 20 años entre rejas; eso sí, deberá seguir un tratamiento específico riguroso para agresores sexuales del modo que crean los especialistas CARLOS HIDALGO MADRID. Juvenilson Dias Da Silva, brasileño de 34 años y tristemente conocido como el violador de Pozuelo cumple ya su condena. La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Madrid emitió el pasado día 8 la sentencia que le condena a un total de 325 años, 11 meses y 29 días de cárcel, entre otras cuestiones, por 17 delitos de agresión sexual y otros dos en grado de tentativa entre los años 2000 y 2003. Además, las mujeres vejadas serán indemnizadas con un total de 420.997 euros. Cuatro de sus víctimas eran menores de edad en el momento en que se produjeron las violaciones. La decisión judicial, que fue conocida ayer, analizaba todos los casos de violación de los que se acusaba a este sujeto, que, hasta el momento de su detención, carecía de antecedentes. Por cada violación consumada, el tribunal le condena a 15 años de prisión, mientras que por las dos tentativas las penas son de 12 y 7 años. Además, también se consideran probados otros diez delitos de lesiones y ocho por robos con violencia e intimidación. La sentencia, con una extensión de 30 folios, recoge un relato minucioso de cada uno de los ataques contra mujeres cometidos por este sujeto. El primero de ellos tuvo lugar la noche del 1 de agosto de 2000 en la zona de Conde de Casal. Precisamente, ese barrio sería escenario de la mayoría de sus agresiones, lo mismo que el distrito de Carabanchel y la localidad de Pozuelo de Alarcón, de lo que le viene a Juvenilson su sobrenombre. Durante 2000 cometió otro delito similar; en 2001, uno; en 2002, seis, y en 2003, diez. El modus operandi del condenado era siempre muy similar: asaltaba a sus víctimas, siempre mujeres, bien por sorpresa o pidiéndoles un cigarro; utilizaba un arma blanca para intimidarlas y llevárselas a cualquier descampado cercano o a algún parque. Allí, las obligaba a quitarse la ropa, para después agredirlas sexualmente. Luego, las dejaba tiradas en el suelo Juvenilson, durante el inicio del juicio que se ha seguido contra él amenazándolas con volver y, tan cobarde como llegaba, huía del lugar para que nadie le pudiera identificar como el famoso violador de Pozuelo En algunos casos, como señala la sentencia, llegó incluso a robarle pequeñas cantidades de dinero a sus víctimas, además de algunos enseres, como una cámara de fotos. El tribunal, por tanto, considera que el condenado es el autor material de todos los hechos, como ha quedado acreditado por las pruebas, que tienen entidad bastante para desvirtuar el dere- JAIME GARCÍA Los beneficios penitenciarios, en principio, deberán ser aplicados a la suma de todas las penas cho a la presunción de inocencia Además, se destaca la plena admisión de hechos y reconocimiento de culpa efectuado por el procesado y los informes médicos emitidos en su día y no impugnados por parte alguna, que describen las lesiones padecidas por las distintas víctimas Asimismo, teniendo en cuenta la especial gravedad de los hechos se le imponen las penas en los límites máximos; eso sí, no podrán exceder los 20 años de cumplimiento. El tribunal recuerda que los permisos de salida, la clasificación en tercer grado y el cómputo de éste se refieran a la totalidad de las penas que se impongan, y no al máximo de cumplimiento Aun así, pone de manifiesto que no da portazo a la posibilidad de aplicar beneficios si se dieran circunstancias excepcionales motivadas por el tratamiento específico riguroso para agresores sexuales que deberá seguir según los patrones que detallen los especialistas.