Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad JUEVES 22 6 2006 ABC El Gobierno desmiente que la ley de Dependencia vaya a limitar las competencias autonómicas CiU, PNV y EA presentan hoy enmiendas a todo el proyecto, impuesto en una materia exclusiva las autonomías ultiman una carta de peticiones para el Ministerio, en la que la financiación es lo que más les preocupa ÉRIKA MONTAÑÉS SANTIAGO. El pleno del Congreso de los Diputados debatirá en su sesión de hoy el proyecto estrella del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales para esta legislatura: la ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia. Una iniciativa que, en espíritu, ha obtenido el respaldo de todas las fuerzas políticas sin excepción, pero que, en la forma, tendrá que encarar las más de 500 enmiendas parciales presentadas al proyecto, junto a tres a la totalidad con un planteamiento común: la ley invade competencias de las autonomías, que son las administraciones garantes de los servicios sociales. Ayer, el Gobierno reprobó esa manifestación- -encabezada por tres partidos nacionalistas, CiU, PNV y EA- -y aseguró que la iniciativa es garantista y respetuosa con las competencias exclusivas de las comunidades. b Responsables de todas Esas palabras, pronunciadas por la secretaria de Estado de Asuntos Sociales, Familias y Discapacidad, Amparo Valcarce, en Madrid, fueron recogidas como un testigo en Santiago de Compostela, donde tenía lugar la cuarta reunión de trabajo de las delegaciones autonómicas y el Ministerio sobre la ley. Para el anfitrión del encuentro, el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana- -responsable en Galicia de las políticas del Bienestar e Igualdad- -el Estado tiene la obligación de velar por la importante participación de las comunidades porque tenemos competencias exclusivas en esta materia y porque no habría cosa más injusta que tratar casos desiguales desde la misma perspectiva La receta que ofreció el líder del BNG ante los directores generales de Servicios Sociales en cada territorio español fue ser capaces de redactar una carta universal de servicios para los dependientes, con un reconocimiento explícito a las singularidades de cada región. El dirigente nacionalista concluyó exhortando al Gobierno central a forjar el sistema financiero más adecuado para la aplicación de la normativa desde el 1 de enero de 2007, a sabiendas de que- -agregó- por propia experien- Anxo Quintana, con responsables autonómicos de Asuntos Sociales cia, podemos decir que el reconocimiento de derechos puede quedar en papel mojado si no va acompañado de una financiación que lo haga efectivo. ABC Apoyo político por inversiones Del encuentro celebrado en la capital gallega, que finalizará hoy, los delegados alcanzarán una carta de conclusiones que trasladarán al Ministerio que tutela Jesús Caldera. La casualidad ha querido que la organización del evento corra a cargo de la vicepresidencia de la Xunta, en manos del Bloque, un partido que, junto a CiU, PNV y Eusko Alkartasuna, había anunciado a primeros de año su disposición a frenar el proyecto de ley con una enmienda a la totalidad por considerar que vulneraba las competencias autonómicas. Hoy, en el Congreso, el BNG será el partido que presente más enmiendas a la ley, 164, pero respetará el marco global del proyecto. ¿A qué obedece entonces el cambio de rasante? El 5 de junio el BNG sufragó su apoyo a la ley con los 60 millones de euros (el 70 a cargo de las arcas estatales) concedidos por Caldera para compensar la deuda histórica de Galicia en materia de servicios sociales, un trato privilegiado que suscitó airadas críticas por parte de autonomías como Castilla y León, que vieron en él un germen de discriminación. El resto de fuerzas nacionalistas no ha obtenido iguales réditos así que sostendrán en el hemiciclo que el Estado no puede definir un modelo específico de una materia exclusiva de la Generalitat -en la defensa de CiU- que el supuesto respeto a las comunidades se convierte en un dardo envenenado en su contra, obligadas a ejecutar una política pergeñada por el Estado, en la que poco pueden decir -criterio del PNV- o que el proyecto no nos permite que tengamos un modelo propio que tenga mayores garantías que el impuesto por el Estado -argumentará EA- Presumiblemente, el PSOE tumbará las tres enmiendas genéricas con los votos de IU y ERC.