Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 JUEVES 22 6 2006 ABC Sociedad Momento en el que el espermatozoide se introduce en el óvulo para fecundarlo AP Tres millones de niños en el mundo ya han sido concebidos por fecundación in vitro Una de cada seis parejas, como media, tiene problemas de fertilidad, según un informe b A pesar de lo abultado de la cifra, el balance sólo recoge datos de 52 países y de dos tercios de la actividad mundial de reproducción asistida. Asia y Africa quedan fuera NURIA RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Hace 28 años el nacimiento de un bebé provocó el asombro del mundo. Era Louise Brown, el primer niño concebido con técnicas de fecuncación in vitro Louise fue la demostración palpable de que los problemas de infertilidad no son una barrera para ser padres. Desde ese primer bebé probeta el número de niños nacidos gracias a técnicas de reproducción asistida no ha parado de crecer. Al menos tres millones de niños han sido concebidos en el laboratorio, según el último balance presentado en la reunión anual de la Sociedad Europea de Reproducción Asistida que se celebra en Praga. Un número que iguala al de los habitantes de una ciudad como Madrid o que supera casi en medio millón a los que viven en Roma. La cifra, además, podría ser aún más abultada, ya que el informe sólo recoge datos de 52 países y de los dos tercios de la actividad mundial de reproducción asistida. De hecho, no se incluye la información de la mayoría de países asiáticos y africanos, que son una auténtica incógnita. Las cifras son el resultado de un millón de tratamientos anuales de reproducción que conducen al alumbramiento de 200.000 bebés in vitro cada año, el 0,15 de todos los nacimientos anuales del mundo. Las técnicas de reproducción asistida han vivido una auténtica explosión para atender a los problemas de infertilidad que padecen una de cada seis parejas. El primer balance mundial para medir esta actividad se elaboró en 1989; entonces, sólo 30.000 bebés habían nacido gracias a estas técnicas, cien veces menos que en el último recuento. Estados Unidos, Alemania, Francia y Reino Unido, por este orden, encabezan la lista de los países que más tratamientos han realizado, casi el 50 de todos los practicados. Los embriones fecundados se conservan a bajas temperaturas embarazo tenga éxito y también de que la gestación sea múltiple. Si se compara el año 1998 con 2002 se observa una reducción significativa del número de embriones por tratamiento. Sin embargo, no ha provocado una caída de la tasa de gestación, excepto en Estados Unidos. Es una prueba de que la Medicina Reproductiva está mejorando explicó en Praga el doctor Jacques de Mouzon, miembro del comité internacional que ha elabora- EPA do el informe. En Europa la media de embriones implantados se ha reducido del 3,5 al 2,9 donde casi han desaparecido los embarazos triples. Niños sin anomalías Las dudas sobre su seguridad también se empiezan a despejar. En la reunión de Praga se ha presentado también un estudio que descarta problemas en el desarrollo de los niños concebidos con ICSI, una de las técnicas de reproducción asistida que más temores había despertado. El ICSI se utiliza en los casos más severos de infertilidad masculina, cuando se cuenta con escasos espermatozoides o éstos están muy deteriorados y no tienen la suficiente movilidad. Con el ICSI se introduce el espermatozoide directamente en el óvulo para fecundarlo. El deterioro inicial del que se parte hacía temer que la técnica forzara a la naturaleza a transmitir una enfermedad que nunca se hubiera heredado en una concepción natural. Algunas investigaciones habían observado un ligero aumento de malformaciones en los niños concebidos con ICSI. Pero en Menos embarazos gemelares En estos 28 años, la medicina reproductiva ha aumentado su actividad pero también ha aprendido a mejorar sus resultados y a producir menos efectos adversos. El último informe demuestra que el 25 de todos los tratamientos tienen éxito, aunque en algunos países la tasa de éxito asciende al 40,5 por encima de las concepciones naturales. Otra prueba de la mejora de las técnicas es la reducción del número de embriones transferidos a la madre. Cuantos más embriones se implantan en el útero, más posibilidades hay de que el Estados Unidos, Alemania, Francia y Reino Unido suman, casi el 50 de todos los tratamientos realizados El número de niños concebidos en el laboratorio es similar a la población de una ciudad como Madrid