Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 JUEVES 22 6 2006 ABC Madrid El Ayuntamiento explotará por primera vez la publicidad en las vallas de las obras Ofrece, mediante concurso, estos espacios, los solares y el exterior de las instalaciones deportivas b Cinco empresas han presentado ofertas para ser adjudicatarias de este concurso millonario, que supondrá poner anuncios sobre más de 6.000 metros cuadrados SARA MEDIALDEA MADRID. Los cerramientos de las obras en la vía pública tendrán publicidad, y también los solares municipales que no se utilizan y el exterior de las instalaciones deportivas de la ciudad, junto con el mobiliario urbano de gran formato. El Gobierno municipal de Madrid ha convocado un concurso para la explotación publicitaria de estos espacios, por el que ya compiten algunas de las principales firmas dedicadas a este negocio. Entre solares municipales e instalaciones deportivas públicas de todo tipo- -desde polideportivos a las llamadas básicas el área de Medio Ambiente calcula más de 400 espacios susceptibles de recibir publicidad. En total, se ofrece una superficie de 6.432 metros cuadrados a explotar publicitariamente, una cifra en la que no se contemplan los cerramientos de obras. Las empresas que se han presentado al concurso son cinco: la española CEMUSA- -filial de FCC- unida a la americana Clear Chanel; JCDecaux- -propietario de los chirimbolos Zeta gestión de medios, S. A. ViacomOutdoor S. A. y la unión temporal de empresas formada por Instalaciones Especiales de Publicidad Exterior, S. A. e IMPURSA, S. A. En el área de Medio Ambiente, que dirige la concejal Paz González, abrieron ayer las ofertas económicas de las distintas empresas. En aproximadamente un mes podríamos tener la adjudicación señaló la edil. Las cinco compiten entre sí por llevarse la adjudicación de las tres zonas en que este concurso divide la ciudad: el interior del perímetro limitado por la M- 30, la zona entre la M- 30 y la M- 40, y el exterior del perímetro de la M- 40 hasta el límite del término municipal. Como es obvio, la zona más deseada es la central, con más paso de personas y, por tanto, donde la publicidad resultaría más rentable. Pero el pliego del concurso establece que en esa primera zona no podrán instalarse más del 70 por ciento del número total de los soportes ofertados Como contrapartida, la empresa o empresas que resulten adjudicatarias deberán abonar al Ayuntamiento un canon fijo y otro variable, en función de la superficie aprovechable Con este concurso, explicó la concejal Paz González, el Ayuntamiento aprovecha Las empresas adjudicatarias deberán abonar al Ayuntamiento dos tasas ese carácter de Madrid como gran escaparate y capta parte de ese potencial de ingresos generados por esta vía. La publicidad exterior- -añade- -ya se ha convertido en un elemento más del paisaje urbano De acuerdo con el pliego de condiciones, se ofertan como espacios publicitarios el exterior de instalaciones deportivas- -tanto polideportivos como campos de fútbol o las llamadas instalaciones de tipo elemental, como canchas en la calle- y también los solares o terrenos sin uso de titularidad municipal, en los que pueden instalarse vallas. Y los cerramientos de las obras- -y hay unas cuantas en Madrid... -Además, permiten la instalación de publicidad en el mobiliario urbano de gran formato que son aquellos grandes postes situados sobre terrenos municipales, principalmente en zonas exteriores de la ciudad su superficie publicitaria debe ser superior a los seis metros cuadrados e inferior a los doce. El adjudicatario del concurso podrá incluir su logotipo o razón social en cada soporte publicitario junto al logoti- YOLANDA CARDO po municipal, aunque siempre de tamaño inferior Cualquier emplazamiento de una publicidad deberá ser autorizado de forma individual por el Ayuntamiento antes de su instalación. El área de Medio Ambiente introduce en los pliegos varias cláusulas garantistas respecto a los materiales con los que se realicen los soportes: deberán cuidar la estética y evitar degradaciones y oxidaciones se utilizarán preferentemente vidrio laminado, acero inoxidable y otros como madera siempre que se ajuste a la certificación FSC -que Un mercado creciente del que todos quieren sacar tajada La explotación publicitaria de los elementos urbanos es uno de los mayores negocios que se presentan en la ciudad. No en vano, estos anuncios son vistos cada día por una población potencial de millones de personas. De ahí que la guerra comercial por resultar adjudicatario de estos concursos públicos sea especialmente dura. No hay que olvidar que se trata de un negocio muy boyante: en el año 2000, se cifraba en torno a los 60 millones de euros la facturación anual de las empresas que gestionaban los chirimbolos en Madrid. Una vez que se falle el concurso ahora en marcha, el Ayuntamiento de Madrid tendrá tres contratos diferentes para regular la publicidad que se exhibe en sus calles: por un lado, el del mobiliario urbano- -los chirimbolos que data de 1995 y cuya llegada desató una agria polémica por la invasión de parte del espacio público que supusieron estos elementos- Por otro, el de las marquesinas de los autobuses, más de 1.500 repartidas por toda la ciudad. El tercero será el que regule los anuncios sobre cerramientos de obras, solares municipales vacíos y diferentes instalaciones deportivas municipales. Más de 400 escenarios, más de 6.400 metros cuadrados de superficie- -sin contar los de las vallas de obras, que son variables- y muchos millones de euros en juego. Una vez conocidas- -ayer- -las ofertas económicas, el Gobierno local espera conocer las especificaciones técnicas que cada empresa presenta, antes de elegir.