Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22 6 2006 Nacional 23 La Iglesia rebaja el tono del debate sobre la unidad de España para evitar disensiones internas Los obispos intentan alcanzar un acuerdo de mínimos en la primera sesión de la Plenaria b La posición mayoritaria entre los obispos aboga por retrasar a una plenaria posterior la publicación de una instrucción pastoral sobre la unidad territorial JESÚS BASTANTE MADRID. La Conferencia Episcopal inició ayer los trabajos de la asamblea plenaria extraordinaria cuyo objetivo es profundizar en un análisis pastoral sobre la situación política, cultural y religiosa en España según apuntó en rueda de prensa el secretario general del Episcopado, Juan Antonio Martínez Camino. Durante el primero de los dos días que los ochenta obispos de nuestro país dedicarán a esta reflexión, la asamblea plenaria conoció el esquema de trabajo elaborado por una comisión de tres obispos, presidida por Fernando Sebastián. El guión del mismo, que según palabras del portavoz episcopal no es un borrador de documento, sino un cauce para orientar el diálogo de los obispos giró en torno a cuatro puntos, titulados Nueva situación: rasgos fundamentales Implicaciones sociopolíticas concretas Repercusiones pastorales y Respuesta pastoral Para Martínez Camino, los obispos desean hablar con sosiego sobre la situación actual, que tiene unos rasgos que exigen una reflexión especial han dejado caer la posibilidad de que no haya texto alguno, lo cierto es que la mayoría de los obispos consideran que hay que dar algún tipo de respuesta- -aunque sea de modo general- -ante la expectación que ha generado su reunión extraordinaria. Lo que sí parece claro es que la Conferencia Episcopal no se arriesgará a emitir cualquier tipo de documento que no cuente con el respaldo general Blázquez abraza a Cañizares en presencia del cardenal Amigo de los prelados. Las fuentes consultadas aseguran que se ha rebajado el tono del debate sobre la unidad de España para evitar que se manifiesten disensiones en el Episcopado. E. AGUDO A última hora de la tarde de ayer, ganaba enteros la opción de emitir una nota, de varias páginas, con un diagnóstico general sobre la situación política, territorial y social de España. La presión de un nutrido grupo de obispos podría forzar a un compromiso para elaborar, a su debido momento, una instrucción pastoral sobre España. Precisamente, Martínez Camino aprovechó la celebración de la rueda de prensa para presentar el volumen Moral Política que recoge los principales documentos episcopales sobre la situación sociopolítica española publicados entre 1972 y 2002. En su prólogo, el portavoz recuerda que en sus cuarenta años de historia, es la primera vez que la Conferencia Episcopal cree necesaria una convocatoria de este tipo para examinar una coyuntura eclesial y nacional que presenta muchos flancos complicados y preocupantes El Parlamento no es una autoridad moral Durante la comparecencia de prensa, al portavoz se le preguntó si la Iglesia puede inmiscuirse en cuestiones políticas y, sin embargo, criticar la intromisión del Estado en la esfera de las creencias. En este punto, Martínez Camino resaltó que la Iglesia no tiene una misión política aunque matizando que todas las cosas de la vida del hombre son objeto de su estudio No es nada nuevo que los obispos hablen de política desde criterios pastorales añadió Martínez Camino, quien dijo que el Parlamento no es una institución moral, sino política que tiene legitimidad para aprobar las leyes que deben ser acatadas, las leyes justas Acerca de las relaciones con el Gobierno socialista, el portavoz apuntó que son formalmente correctas aunque quiso dejar claro que hay graves desencuentros sobre el modo de proceder en cuestiones éticas fundamentales Unidad, ETA y familia Durante la primera jornada, según indicaron a este diario fuentes episcopales, el debate entró en profundidad en el segundo de los puntos. Dentro de las implicaciones sociopolíticas se incluyeron, entre otras, la cuestión de la unidad de España, la respuesta de la Iglesia frente al alto el fuego de ETA, la visita del Papa, las legislaciones sobre familia y matrimonio, la ley de Educación, los proyectos legislativos en materia de aborto, eutanasia o clonación y la financiación de la Iglesia. Martínez Camino reconoció antes que se van a tratar todos los temas que están en el tapete incluyendo en ellos de modo explícito la unidad de España y la legislación actual Alrededor de una veintena de prelados, moderados por monseñor Sebastián, mostraron su opinión sobre algunos de estos temas. La sensación generalizada es que los obispos están intentando alcanzar un acuerdo de mínimos para emitir una nota final donde se dé cuenta de las reflexiones de la plenaria. Aunque determinados sectores