Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional LA CRISIS CATALANA SECUELAS EN ERC JUEVES 22 6 2006 ABC La marcha de Maragall eleva la presión sobre Carod, cuestionado en ERC El presidente republicano da prioridad a la reconciliación con su electorado de Maragall permite a Carod- Rovira ganar tiempo ante los sectores de su partido que exigen un relevo generacional similar al del PSC MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. La despedida de Pasqual Maragall refuerza los argumentos de los sectores de ERC que pugnan por el relevo generacional en su propio partido y presionan a Josep Lluís Carod- Rovira para renovar la dirección de partido, tras el fracaso del no defendido por los republicanos en el referéndum del Estatuto. El presidente de la formación republicana intenta ganar tiempo y aplazar el debate interno mientras analiza las consecuencias que la candidatura de José Montilla puede tener en las futuras alianzas postelectorales. De momento, hay varias conclusiones claras: la actual cúpula republicana debe reconciliarse con su electorado, abrirse a otros sectores sociales, más allá del independentismo que defiende esta formación, y liderar el nacionalismo de izquierdas catalán. Los republicanos han abierto un breve impás en sus guerras intestinas, pero no podrán evitar retomar la cuestión de la posible sucesión de Josep Lluís Carod- Rovira en un futuro inmediato, tal como ha propuesto el ex consejero de ERC Joan Carretero a través de un manifiesto. Ese relevo estaría encarnado en la figura del secretario general del partib El abandono do, Joan Puigcercós, quien probablemente hará tándem con Carod en las próximas elecciones autonómicas. La designación de Montilla complica la reedición del tripartito deseada por Maragall y Carod, pues el dirigente socialista congenia más con el sector del PSOE favorable a un futuro pacto con CiU. Y si hasta ahora Carod ha recibido duras críticas dentro de su propio partido por su seguidismo del PSC, los reproches al líder independentista podrían llegar a límites insospechados si pacta con el que está considerado como el hombre del PSOE en Cataluña. La reedición del tripartito depende de la voluntad del PSC de visualizar su soberanía frente a Ferraz y acallar las voces que atribuyen la marcha de Maragall a un plan ideado por el PSOE desde hace meses. Y es precisamente ese gesto de independencia el que exigió ayer el líder de ERC tras el mensaje de despedida del todavía president catalán. No quiero un presidente que tenga que pedir permiso en Madrid, que tenga que negociar los acuerdos que se tomen en Cataluña, que sea regañado en Madrid. En los últimos tiempos, el PSC lo ha regalado todo al PSOE dijo Carod en alusión a la posible candida- tura de Montilla y a la actuación de los socialistas catalanes en la tramitación del Estatuto. El dirigente independentista auguró que, en los próximos meses, los socialistas catalanes escenificarán esa autonomía respecto al PSOE, quizá con la formación de un grupo parlamentario propio en el Congreso. Un magnífico escenario Quizá veamos lo nunca visto dijo Carod, quien mostró su máximo respeto con la decisión personal y política que ha tomado Maragall. Tras cuestionar la futura catalanidad de la nueva etapa que se abre en el PSC y destacar que la derecha nacionalista en alusión a CiU, ya se ha decantado por el pacto con el PSOE, Carod se erigió en el único representante del catalanismo de izquierda de Cataluña y puso de manifiesto la necesidad de reconciliarse con su electorado. Según dijo, el adiós de Maragall dibuja para ERC un escenario magnífico. Ahora tenemos la oportunidad de liderar el catalanismo de izquierda de este país Pero, según dijo el dirigente republicano, ERC no aspira a ser el único referente del independentismo catalán, sino que está abierta a otros sectores que quieran hacer el camino, pero no hasta el final En este sentido, añadió que ningún partido como ERC ha defendido la idea de que Cataluña sólo puede ir adelante si hace un proyecto abierto El presidente de ERC se mostró reacio a hablar de futuros pactos poselectorales ya que, según dijo, el panorama está más abierto que nunca Josep Lluís Carod- Rovira EFE El sueño catalán permite que alguien como yo, de padre castellano, sea candidato a presidir la Generalitat Sobre el origen cordobés del que será su contrincante en las urnas, Carod dijo que con la candidatura de Montilla habremos cerrado una etapa de la historia catalana en la que la penúltima inmigración, aquella que llegó en los años 60 de otras partes del Estado, formaba parte del paisaje de Cataluña. Y añadió que, gracias al sueño catalán, personas como yo, de padre castellano, nos podamos presentar a unas elecciones. Cualquier demócrata debería estar contento