Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional LA CRISIS CATALANA LOS PARTIDOS JUEVES 22 6 2006 ABC PSC ICV Ciutadans de Catalunya Miquel Iceta agradece a Maragall los servicios prestados ABC. El portavoz del PSC, Miquel Iceta, expresó su respeto y gratitud a Pasqual Maragall, cuya trayectoria política ha estado marcada por el esfuerzo y el éxito tanto en Barcelona como en Cataluña. Según Iceta, Maragall pasará a la historia como el alcalde de los mejores Juegos Olímpicos y el presidente del nuevo Estatuto El PSC ya ha comenzado la elaboración de su programa electoral. Saura insta a Montilla a reeditar el tripartito de izquierdas ABC. El presidente de ICV, Joan Saura, instó al futuro candidato socialista, previsiblemente José Montilla, a apostar decididamente por la reedición del tripartito. El dirigente ecosocialista aseguró que su formación está preparada para afrontar las elecciones y, al margen de la retirada de Pasqual Maragall, consideró que lo más importante es que tenemos el horizonte electoral claro De Carreras relaciona el adiós con la baja participación en el referéndum ABC. El catedrático de Derecho Constitucional Frances de Carreras, miembro de la plataforma antinacionalista Ciutadans de Catalunya opinó que la renuncia del presidente de la Generalitat era una decisión esperada por muchos y la atribuyó a la baja participación registrada en el referéndum del Estatuto. Según De Carreras, el gran vencedor del proceso ha sido el líder de CiU, Artur Mas. El PP critica la herencia de Montilla y exige que su sucesor se ocupe de verdad del Ministerio Zapatero elude salir en defensa del ministro ante el ataque del primer grupo de la oposición de la situación al jefe del Ejecutivo, quien, a su juicio, utiliza Cataluña como moneda de cambio para sus cambalaches políticos J. L. LORENTE MADRID. El líder de la oposición, Mariano Rajoy, aprovechó el debate sobre la cumbre europea celebrado ayer en el Pleno del Congreso para hacerse eco del anuncio del presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, de no presentarse a la reelección. La estrategia del PP es ahora descalificar a toda costa a José Montilla, el más que previsible candidato socialista a la jefatura del Gobierno catalán. Montilla ha sido uno de los focos de crítica del PP en los dos años de legislatura. Ayer mismo, durante la sesión de control al Gobierno de la Cámara Baja, los populares sometieron al ministro de Industria a un duro acoso a cuenta del clima de tensión generado en la campaña del referéndum catalán. En su intervención inicial, Rajoy dio por hecho que Montilla abandonará pronto su puesto en el Consejo de Ministros. La herencia que nos deja- -señaló el presidente del PP- -es un lío descomunal: un sinfín de pleitos, un expediente de la Unión Europea, un sector eléctrico en permanente malestar y ninguna aportación importante de cara al futuro de la energía en España A renglón seguido, Rajoy quiso ir más allá y sostuvo que, aunque Montilla ha sido nombrado y, como es evidente, apoyado por el presidente del Gobierno, sería bueno que cuando se proceda a su destitución, se elija a un ministro que se ocupe del departamento, no se dedique a cosas diferentes y, por lo tanto, haga una apuesta, de verdad, sobre uno de los temas más importantes que tiene planteado España, que es el de la energía La expresión con la b Los populares culpan que Zapatero acogió las palabras de Rajoy no gustaron al líder de la oposición: Señor presidente del Gobierno, no se ría. Si hubiera tenido un ministro de Industria que le informara de estas cosas, supongo que no le haría tanta gracia lo que yo estoy diciendo La parte relativa a Montilla en el discurso de Rajoy fue improvisada. En el texto repartido a los medios de comunicación no figuraba ninguna mención al ministro de Industria. Horas más tarde, el líder del PP señaló en conversación con ABC que se le ocurrió hablar de Montilla cuando vio al ministro sentado en su escaño. El líder de Convergencia fue benevolente con la marcha de Maragall car la gestión de Zapatero en Cataluña. El portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, sentenció que el presidente de la Generalitat llevaba mucho tiempo más muerto que vivo y culpó de la actual situación a Zapatero, quien, a su juicio, utiliza Cataluña como laboratorio y como moneda de cambio para sus cambalaches políticos Primero se cargaron a ERC porque era más útil tener a CiU. Ahora se han cargado a Maragall y, después, terminarán con CiU vaticinó. Por su parte, el presidente del PP catalán, Josep Piqué, interpreta la renuncia de Maragall como el resultado de la presión para que renunciara que ha recibido de Zapatero. A juicio del dirigente popular, el presidente del gobierno se comprometió a ello con Artur Mas cuando ambos acordaron la reforma del Estatuto en La Moncloa. En la sesión de control, Acebes y Zaplana acusaron a Montilla de estar detrás de los ataques al PP durante la campaña del referéndum y de promover una estrategia de enfrentamiento y exclusión hacia los populares. Usted no da la talla ni como ministro, ni como candidato a la Presidencia del Gobierno de la Generalitat. No da la talla ni siquiera como demócrata le recriminó Acebes. En su respuesta, el ministro condenó cualquier acto de violencia física aunque, al mismo tiempo, denunció la violencia intelectual ejercida, a su juicio, por el PP. YOLANDA CARDO Cuando lleguen las elecciones Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, evitó en todo momento salir en defensa de Montilla. En su última réplica, Zapatero hizo una breve referencia al ataque del presidente del PP contra el ministro de Industria. Señor Rajoy- -le dijo- le noto una cierta afición por la política catalana. Esperemos que los acontecimientos lleguen de manera natural. Y cuando lleguen las elecciones en Cataluña, volveremos al debate sobre esta cuestión Horas antes, destacados dirigentes del PP salieron en tromba a descalifi- CiU cree que con su adiós, Maragall ha hecho un buen servicio al PSC M. J. C. BARCELONA. Artur Mas asegura que no hay adversario pequeño y que CiU está preparada para enfrentarse a cualquier contrincante. Tras elogiar la trayectoria política de su adversario en las últimas autonómicas, el presidente de los nacionalistas catalanes aseguró que, con su marcha, Pasqual Maragall ha hecho un buen servicio a su partido y a Cataluña pues de esta forma, permite dar paso al relevo generacional tal como hizo en su momento Jordi Pujol, al ceder el testigo del liderazgo de CiU al propio Mas. El líder nacionalista aludía a la crisis interna en el PSC que Maragall ha evitado con su renuncia. Mas insistió, en la línea de lo afirmado tras conocerse la victoria del sí en el referéndum del Estatuto, de que su formación trabajará para que Cataluña tenga una presidencia fuerte y con liderazgo ya que, con la despedida del dirigente socialista, se abre una página nueva Usted no da la talla ni siquiera como demócrata le dice Acebes a Montilla en el Congreso Zaplana sentencia que el presidente de la Generalitat de Cataluña llevaba tiempo más muerto que vivo