Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22 6 2006 Opinión 7 TRIBUNA ABIERTA POR VLADIMIR PUTIN OCS, COOPERACIÓN EUROASIÁTICA Actualmente ya tenemos palancas eficaces para luchar conjuntamente, tal como dicen nuestros socios chinos, contra los tres males el terrorismo, el separatismo y el extremismo L 15 de junio la Organización de la Cooperación de Shangai (OCS) -una de las estructuras internacionales más jóvenes- -cumplió cinco años en los que ha cobrado rápidamente fuerza e influencia. Hoy en día el factor OCS es un elemento considerable en el vasto espacio euroasiático. No es casual que crezca el interés de parte de otros estados y asociaciones multilaterales por el trabajo corriente y los foros que genera nuestra organización. Recordaré que su fundación fue resultado de prolongados esfuerzos para consolidar la confianza mutua. Y si tenemos en cuenta que paralelamente teníamos que resolver otros problemas serios, podemos estar orgullosos de la insistencia, consecuencia y firmeza manifestadas por todos los participantes. Luego de negociaciones complicadas, las partes solucionaron los problemas de fronteras. Baste decir que en Asia no hubo ni hay precedentes de semejantes soluciones, tanto en lo que respecta a la longitud de las fronteras como en cuanto a la composición de los participantes. Ya entonces, en los años noventa del siglo pasado, cuando funcionaba el Quinteto de Shangai se hizo evidente la importancia de aunar los esfuerzos de nuestros países para contrarrestar los nuevos retos. Además, partíamos de que únicamente nosotros mismos, sobre la base de la colaboración multilateral, podemos garantizar la paz y el progreso económico en nuestra vasta región. Máxime porque la situación real exigía hacer esfuerzos inmediatos coordinados. Varios estados de Asia Central fueron atacados por el terrorismo internacional. Sus ideólogos intentaban atizar en la región focos nuevos del separatismo, el extremismo nacionalista y religioso. La creación de la coalición antiterrorista es relacionada con frecuencia con la reacción de la comunidad mundial a la tragedia del 11- S. Sí, fue un viraje singular, tanto en los cerebros de la gente como en la política mundial. Pero siendo objetivo, los estados que instituyeron la OCS no sólo hablaban, antes de esos sucesos dramáticos, de la importancia de la resistencia solidaria al terror, sino que se dedicaban de hecho a este trabajo. Actualmente ya tenemos palancas eficaces para luchar conjuntamente, tal como dicen nuestros socios chinos, contra los tres males el terrorismo, el separatismo y el extremismo. Fue el siguiente paso lógico el establecimiento de la colaboración para neutralizar el narcotráfico, y, por consiguiente, la estrecha cooperación entre los bloques de fuerza Los temas de la estabilidad en la región se encuentran constantemente en la zona de la atención más fija de los países partícipes de la organización. Y en este sentido también estamos abiertos para la colaboración más amplia. En opinión de la OCS, conviene orientarse a la coordinación de los esfuerzos y a la elaboración de enfoques acordados en materia de garantía de la seguridad en el espacio de Asia- Pacífico. E Semejante red de la colaboración permitirá evitar duplicidades y paralelismos innecesarios y actuar en beneficio común sin crear clubes exclusivos cerrados ni líneas divisorias. Quisiera destacar asimismo una nueva esfera para la OCS: la cooperación con los países observadores. En la actualidad comienzan a participar en estas labores, a través de la condición de observadores, la India, Pakistán, Irán y Mongolia. La organización instituyó el Grupo de Contacto con Afganistán. Sin duda, ello contribuirá al crecimiento del prestigio de la organización cuya población constituye casi la mitad de los habitantes de la Tierra. Repetiré: la OCS está abierta para el diálogo y está dispuesta a trabajar en común por el bien de la paz, la estabilidad y el desarrollo. Es obvio que sus actividades no se reducen a la política. La cooperación económica se está haciendo cada vez más importante y necesaria. En la región existen posibilidades colosales para una cooperación eficiente y mutuamente ventajosa capaz de elevar sustancialmente los niveles de vida de la población convirtiendo Asia Central en una de las regiones del mundo más desarrolladas. Supongo que justamente los mecanismos de la integración regional permitirán plasmar eficazmente las ventajas naturales competitivas de los partícipes de la OCS. Ello concierne a la energía, la base de recursos, los flujos de transporte, el desarrollo de las industrias, ciencias y tecnologías tradicionales innovadoras. También está la dimensión humanitaria. Sin duda, este trabajo enriquecerá la organización llenándola con la energía creadora de lazos científicos, culturales, juveniles y humanos. Nuestra base de tal comunicación es sólida: los pueblos de nuestros países han creado civilizaciones singulares aportando muchísimo al tesoro cultural mundial. El interés por estudiar esas riquezas irá creciendo. Hemos acumulado una experiencia considerable de intercambios y contactos culturales y del diálogo de los académicos. Se están redactando los documentos dedicados a la colaboración en materia de educación. Es necesario transformar en forma multilateral los lazos bilaterales de los socios de la OCS en materia de turismo y deporte. Las tareas formuladas hace cinco años en Shangai se están cumpliendo. Ha sido creada una base sólida para que la OCS no sólo alcance los objetivos cualitativamente nuevos de la cooperación, sino que aumente considerablemente su aportación a la solución de los problemas globales de la época actual. Es garantía de ello la aspiración real de todos los partícipes de la organización al trabajo conjunto y las acciones solidarias. Presidente de la Federacion de Rusia REVISTA DE PRENSA POR JUAN PEDRO QUIÑONERO BURBUJAS REGIONALES EUROPEAS Para bien o para mal, los modelos españoles suscitan muchos debates, esperanzas e inquietud. En Londres, The Guardian afirma que el Reino Unido debiera rendir homenaje a Cataluña y seguir el modelo descentralizador español, reconociendo, por su parte, que el modelo irlandés ha sido víctima del primitivismo religioso y las banderías políticas. En París, Le Monde considera positiva la evolución española, aunque avanza ciertas reservas de método. Por su parte, el Herald Tribune centra los problemas de fondo, subrayando que el paso siguiente debe darse con separatistas mucho más peligrosos Desde una óptica europea, EUObserver publica un largo análisis temiendo que los nuevos poderes autonómicos catalanes puedan crear dificultades a la hora de tomar decisiones europeas EUObserver comenta: En la UE hay 254 regiones reconocidas. Ya es difícil tomar decisiones entre 25 estados miembros. Si las regiones comienzan a influir e interferirse en la toma de decisiones estatales, todo el mecanismo europeo se hará más lento y más caro Cita EUObserver a Carlos Buhigas, del European Policy Centre, insistiendo en sus reservas, ya que la participación del Gobierno catalán en la toma de decisiones españolas, en terrenos sensibles como agricultura o medio ambiente, plantea algunos problemas sobre el puesto de las regiones en Europa La redada contra los recaudadores y blanqueadores del impuesto revolucionario etarra suscita el mismo fuego de opiniones cruzadas. En Burdeos, Sud Ouest recuerda que Julen Madariaga ha sido detenido a los dos meses justos de haber pedido con insistencia la participación de Francia en el proceso En París, Le Figaro subraya los riesgos de exportación de la crisis, que destaca con esta declaración de un independentista vasco francés: Si París continúa negando la cuestión vasca, las armas terminarán hablando Por el contrario, nadie duda de los riesgos crecientes del boom y la burbuja inmobiliaria española. Bloomberg publica una columna de Mathew Lynn que recoge esta declaración de Angus Mc Crone, del Centre for Economics and Business Research: El crecimiento español es insostenible a medio plazo Charles Dumas, economista en jefe de Lombard Street Research, agrega: El boom inmobiliario español terminará cayéndose por su propio peso Mathew Lynn comenta, por su parte, que, cuando llegue, esa caída anunciada tendrá un costo muy duro, también para Europa.