Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Sociedad MARTES 20 6 2006 ABC Nueva técnica para diagnosticar enfermedades en embriones b El nuevo test genético, más sensible que el convencional, podría ser útil en la búsqueda de los embriones más compatibles para curar a un hermano enfermo N. R. C. MADRID. Las familias con más riesgo de tener un hijo con una enfermedad genética cuentan con una nueva técnica para diagnosticar trastornos hereditarios en los embriones concebidos por fecundación in vitro El test es más sensible que el diagnóstico genético preimplantacional (DGP) un sistema que toma una célula del embrión para su estudio genético antes de implantarse en la madre. Este sistema se utiliza en las clínicas de reproducción asistida en parejas que pueden transmitir una enfermedad hereditaria a su descendencia. El nuevo test, presentado en el congreso europeo de Medicina Reproductiva que se celebra en Praga, se basa en el mismo principio del diagnóstico genético preimplantacional. Toma una pequeña biopsia de los embriones, pero el DGH (Diagnóstico Genético de Haplotipos) amplifica todo el genoma a partir de una única célula, asegurando que hay suficiente muestra de ADN para su estudio. Si se compara la información genética con una biblioteca de libros, la amplificación es como si se pudiera trabajar con múltiples fotocopias de toda esa biblioteca. El análisis de embriones convencional sólo permite fotocopiar una región del capítulo de un libro. Tras la amplificación, se aplica la misma técnica que utilizan los laboratarios de criminalística para buscar el responsable de un crimen, pero para identificar los cromosomas que llevan el gen defectuoso. Los embriones enfermos se descartan antes de implantarlos. La obispo Jefferts saluda tras la votación del domingo, en la que se alzó como presidenta de la Iglesia Episcopal de EE. UU. AP Una mujer liderará por primera vez la Iglesia Episcopal de Estados Unidos La elección amenaza las relaciones con otras comunidades religiosas ordenada sacerdote en 1994, está casada y es madre de una niña. Antes que religiosa, esta mujer de 52 años fue oceanógrafa y piloto JOSÉ LUIS DE HARO. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. No es la primera vez que Catherine Jefferts Schori conquista sectores puramente masculinos. Primero fue la Oceanografía, después los aviones y finalmente, el más difícil y controvertido de todos, la Iglesia Episcopal estadounidense, brazo de la Comunión Anglicana. Por primera vez en la historia, una mujer ha sido nombrada obispo presidente y liderará las decisiones de la Iglesia episcopaliana en Estados Unidos. Tras una votación que tuvo lugar el pasado domingo, Jefferts Schori, de 52 años, ha desencadenado una polémica que podría dinamitar las relaciones con otras comunidades evangélicas fuera de las fronteras norteamericanas. b Catherine Jefferts Schori, Inminente ruptura en la Iglesia Anglicana Dentro de las primeras opiniones al respecto del nombramiento de Jeffers, destaca la del obispo de Rochester, Michael NazirAli, que admitió que en la actualidad existen dos religiones virtuales arropadas por el anglicanismo. Según el obispo, la ruptura entre el ala más conservadora de la Iglesia Anglicana y las partes más liberales es inevitable debido a las decisiones irreconciliables que ambos grupos están llevando a cabo. La ordenación de una líder femenina y el apoyo a los obispos homosexuales ha abierto una brecha difícil de cerrar entre los anglicanos. Cinco embarazos en Londres Uno de los pioneros en la utilización de este sistema es el Hospital Guy de Londres. El equipo británico presentó ayer los resultados para la detección de la fibrosis quística y la distrofia muscular en cinco embarazos en el congreso de Praga. El nuevo análisis será muy útil en uno de los tratamientos que la ley de reproducción asistida española acaba de autorizar: la selección de embriones sanos para curar a terceros. El DGH puede ser más sensible para seleccionar embriones compatibles, explicó ayer a ABC Julio Martín, experto del Instituto Valenciano de Infertilidad. La cuestión es si este análisis es necesario para todos los problemas. La fibrosis quística o la distrofia ya se diagnostica con una fiabilidad del 99 dijo. obispos homosexuales liderar comunidades religiosas. La situación es bastante complicada para Jefferts, pues muchos de los pastores a los que tendrá que convencer, no la tomarán en serio, ya que consideran que las mujeres no están capacitadas para liderar la organización. Sólo dos, Canadá y Nueva Zelanda, del total de 37 provincias episcopales dejan ordenar obispos que sean mujeres, aunque muchas de ellas sí pueden participar y ayudar en las celebraciones. Lograré construir buenas relaciones con los que no estén de acuerdo conmigo, como lo he hecho en el pasado declaraba ayer una contundente Jeffers. Nombramiento oficial en noviembre Jeffers, ordenada sacerdote en 1994, fue elegida siete años después líder de la diócesis del estado de Nevada. Casada y madre de una niña, es una piloto licenciada y habla español, una lengua que le ha permitido labrarse un especial cariño dentro de las comunidades hispanas. La nueva presidenta de la Iglesia Episcopal estadounidense será oficialmente nombrada en el cargo el próximo mes de noviembre, en una ceremonia que tendrá lugar en la Catedral Nacional de Washington. De momento, la reacción de la Comunión Anglicana no está del todo clara. La primera prueba para tantear el nombramiento de Jefferts tendrá lugar en el encuentro de Arzobispos anglicanos el próximo año en Tanzania. Continuos desafíos La Iglesia Episcopal estadounidense es conocida por los continuos desafíos a la comunidad internacional religiosa. Hace tres años, autorizó el arzobispado en New Hampshire de V. Gene Robinson, el primer pastor abiertamente homosexual. Una de las primeras tareas de la obispo Jefferts será explicar ante los líderes anglicanos la decisión de los episcopales de ordenar a Robin- son, al que la propia Jefferts apoyó fervientemente con anterioridad. Todos estos acontecimientos que tambalean la estabilidad de la Iglesia tienen lugar durante la celebración en Ohio de la Convención General Episcopaliana, una reunión nacional en la que Jefferts fue nombrada obispo presidente y que deberá decidir esta semana si accede a las propuestas de otros líderes de prohibir, de momento, a los